miércoles 24 de abril de 2024
8.9ºc Comodoro Rivadavia

La frustración en los niños

(Primera entrega)
domingo 17 de septiembre de 2023
La frustración en los niños

 

En primer lugar, habría que aclarar qué es la frustración, ya que la experimentamos todas las personas en algún momento, y aprendemos a manejarla.

Son los sentimientos que tenemos cuando una experiencia, proyecto, ilusión o expectativa, no se cumple, y las reacciones son diversas: tristeza, cólera y ansiedad, entre otras.

El aprendizaje de vida nos proporciona herramientas a las personas para soportar la frustración, y no manifestarla con estas reacciones que nos provoca.

Pero ¿Qué sucede con los niños, en pleno desarrollo, cuando experimentan la frustración? y ¿Cómo ayudarlos a "elaborarla" y no estallar?, cosa común que sucede con ellos. De eso se trata este artículo.

Los niños que se sienten frustrados, tienen la sensación de pérdida del control, ya que buscan la inmediatez en la realización de sus deseos y necesidades. Se llenan de furia, agresión, ansiedad y realizan rabietas. Son impulsivos e impacientes y lloran por todo. No pueden manejar sus emociones.

 

Tips que pueden ser muy útiles

Difícil tarea la de ayudar a los niños a tolerar la frustración. En primer lugar, podría escribir algunos ejemplos de cómo comportarnos como adultos frente a ellos:

-Dar el ejemplo como adultos.

-Demostrarles que las cosas requieren esfuerzo, no "darles todo servido", o "todo hecho".

-Recordar que los Límites son amor y no ceder a sus rabietas, porque pensarán que todo se consigue "explotando".

-Mantener una organización clara en el hogar, marcando objetivos diarios, actividades obligatorias más allá de la escuela y actividades extraescolares. Si se logra esto, se les enseñará a ser perseverantes y pacientes.

-Por último, si logramos todo esto y además les enseñamos a ser seres Independientes, podemos convertir la frustración en aprendizaje.

 

Depende la edad

No en todas las edades aparecen los mismos comportamientos, por lo que creo necesario diferenciar por etapas etarias lo que los niños sienten, para ayudar a comprenderlos y saber de qué manera actuar.

-Los niños de entre 3 a 6 años, suelen tener conductas consideradas egocéntricas o egoístas. A esta edad se consideran "el centro del universo", y es por eso que no tienen la capacidad empática desarrollada

- Los niños de entre 6 a 7 años, empiezan a desarrollar la capacidad de poder ver las cosas desde la perspectiva del otro, que sería lo que llamamos la empatía cognoscitiva.

-Los niños de entre 10 a 12 años recién pueden desarrollar la empatía, ponerse en el lugar del otro, escuchar las perspectivas del otro y tolerar.

De acuerdo a esta información aportada es que debemos manejarnos, teniendo en cuenta el desarrollo y la maduración, para poder actuar y enseñarles la Tolerancia a la Frustración.

Esto no quiere decir que no empecemos desde pequeños a enfrentar de manera adecuada, y dentro de sus posibilidades, los diferentes Retos que la vida nos impone.

En la próxima entrega, escribiré sobre las señales de alarma que nos van a indicar el bajo nivel de tolerancia a la Frustración en los niños.

Te puede interesar
Últimas noticias