miércoles 17 de julio de 2024
10.9ºc Comodoro Rivadavia

Día del Medio Ambiente

En Argentina, 576 especies de animales vertebrados se encuentran en peligro de extinción

En Patagonia se encuentran en riesgo los huemules (Chubut) y la rana patagónica (Neuquén). Entidades como la Fundación Temaikèn trabajan para resguardar las especies.
miércoles 05 de junio de 2024
En Argentina, 576 especies de animales vertebrados se encuentran en peligro de extinción
La rana patagónica, originaria de Neuquén, se encuentra en peligro crítico de extinción. La única población sana bajo cuidado humano profesional se encuentra resguardada por Fundación Temaikèn. Créditos: Fundación Temaikèn.
La rana patagónica, originaria de Neuquén, se encuentra en peligro crítico de extinción. La única población sana bajo cuidado humano profesional se encuentra resguardada por Fundación Temaikèn. Créditos: Fundación Temaikèn.

En Argentina hay 3.307 especies de animales vertebrados, entre ellos, al menos 576 se encuentran amenazados de extinción, esto representa un 18% del total. Entre el listado de afectados se encuentran aves como el cardenal amarillo y el loro maracaná, reptiles y anfibios como la tortuga de tierra y la rana patagónica, y mamíferos como el huemul. Otros grupos, como moluscos y plantas, también se ven afectados.

El último Informe Planeta Vivo del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), reveló que entre 1970 y 2018 hubo una disminución media mundial del 69% en las poblaciones de animales silvestres, con niveles alarmantes como un promedio de -94% en América Latina y el Caribe.

Sin embargo, en las últimas tres décadas, se han impulsado múltiples acciones de conservación que han logrado salvar al menos a 47 especies de mamíferos y aves de la extinción inminente.

Existen movimientos, organizaciones y fundaciones que trabajan arduamente para poder resguardar la vida de estas especies y revertir los riesgos de su desaparición. A nivel país Fundación Temaikèn trabaja en conjunto con diversas instituciones que desarrollan estas tareas.

En Chubut llevan adelante el Proyecto Huemul, junto a la Fundación Shoonem y la Dirección de Flora y Fauna de Chubut, para investigar y promover la rehabilitación y recría de los huemules conocidos como ciervos del sur. La especie se encuentra en peligro de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ya que se estima que en la patagonia argentina solo quedan entre 350 y 500 ejemplares, los cuales cuentan con serias problemáticas para su desarrollo.

Actualmente, también se encuentran trabajando en el cuidado de la rana patagónica, un anfibio originario de Neuquén que se encuentra en peligro crítico de extinción desde el 2019, debido a la degradación de las lagunas donde habitaba y la introducción de especies exóticas. La única población sana bajo cuidado humano profesional fue rescatada por la Administración de Parques Nacionales (APN) y CONICET y se las trasladó a Escobar, a la sede de Fundación Temaikèn, para conservarlas y reproducirlas.

Desde la Fundación, se encuentran trabajando en el marco del movimiento global “Revertir el Rojo” que tiene como objetivo la conservación de especies, tanto de flora como fauna; es un proyecto liderado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios (WAZA). En ese sentido, sostienen que los primeros indicios positivos ya pueden evidenciarse, ya que poco a poco comienzan a conocerse historias de éxito y avances sumamente valiosos.

Por ejemplo, en el caso de los huemules de Chubut se han logrado nuevos nacimientos en la primera Estación de Rehabilitación y Recría de la Argentina, que se encuentra en Alto Río Senguer. En solo dos años, ya nacieron cuatro crías y los especialistas están constantemente en campo recabando información científica para conocer las particularidades de la especie.

Asimismo, a nivel nacional se encuentra trabajando en la recuperación de otras especies como el Cardenal Amarillo, el Caracol de Apipé, el Guacamayo Rojo, el Aguará Guazú y Plantas Endémicas del Teyú Cuaré.

Los números claves para Argentina

Según detallan desde Fundación Temaikèn, considerando las 24 provincias de Argentina, más el Mar Argentino, hay 3.307 especies de vertebrados, de las cuales 576 están amenazadas. Entre ellas, 45 especies se encuentran en peligro crítico de extinción. Además, 454 especies aún no han sido evaluadas. Estos datos surgen a partir de las investigaciones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

En 2022, el 8° Informe del Estado del Ambiente, presentado en el Congreso de la Nación por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, suma mayores datos para comprender la situación de la flora y fauna nativa. Allí se destaca que en el país se encuentran bajo amenaza: el 24,8 % de los mamíferos, el 33,3% de los reptiles, el 29,14 % de los anfibios y el 10% de las especies de aves. Por ejemplo, en el caso de los reptiles, las serpientes y las lagartijas son las especies más amenazadas.

Entre las principales amenazas se encuentran la pérdida, la degradación y la fragmentación del hábitat; también atropellamientos en rutas, caza ilegal y tráfico, presencia de perros asilvestrados, incendios, interacción con especies exóticas invasoras, reducción de presas, enfermedades y pesca incidental en especies marinas.

Con respecto a las plantas, en la Argentina se conocen 10.254 especies. Pero a diferencia de lo que sucede con los animales, no se conoce cuál es el riesgo de extinción de muchas de ellas.

“Las cifras del estado de la biodiversidad son alarmantes, pero podemos marcar la diferencia”

Paula González Ciccia, directora de Conservación, Educación, Ciencia y Salud de Fundación Temaikén, explica que: “Las cifras del estado de la biodiversidad son alarmantes, pero a través de esfuerzos coordinados, mucho compromiso y dedicación, podemos marcar la diferencia. Revertir el Rojo está centrado en mejorar el estado de conservación de nuestra vida silvestre, llevándolo del rojo (señal de alerta) al verde (poblaciones sanas y sustentables)”.

En el mismo sentido, el presidente de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN, Jon Paul Rodríguez, detalla que “en el mundo, hay al menos 84 especies catalogadas como extintas en vida silvestre, es decir que solo quedan poblaciones en instituciones zoológicas, acuarios o similares”. En el caso de Argentina, especificó: “Es la situación del caracol de Apipé (Aylacostoma chloroticum) y Senecio leucopeplus, una planta endémica de la provincia de Buenos Aires; en Brasil, gracias a este tipo de iniciativas se ha avanzado en la conservación del guacamayo de Spix y el paují Mitu”, indica.

“La ubicación de Argentina hace que albergue las poblaciones más australes de especies icónicas, entre las que se incluyen plantas. Si dejan de existir en Argentina, se contrae su capacidad total de recuperar territorio natural”, agrega González Ciccia.

Teniendo en cuenta todo esto, la organización se encuentra trabajando activamente en distintos proyectos para el rescate y la rehabilitación de animales heridos o amenazados en la naturaleza, combatiendo los delitos contra la vida silvestre, conservando y restaurando ecosistemas; resaltando y concientizando que de perderse la biodiversidad por la extinción de especies, se podrían generar consecuencias negativas en distintos ámbitos, tanto a nivel ecosistema como social.

Te puede interesar
Últimas noticias