sábado 2 de marzo de 2024
17.9ºc Comodoro Rivadavia

Consejos para sobrevivir viajes largos

domingo 11 de febrero de 2024
Consejos para sobrevivir viajes largos

En colectivo, auto o avión. A veces no hay otra opción que enfrentarnos a un viaje de muchas horas. ¿Cómo sobrevivir y hacer que sea algo parecido a “placentero”?

Hidratate. Muchas veces evitamos tomar agua por la dificultad en algunos tramos de encontrar estaciones de servicio donde ir al baño o para evitar usar el de nuestro medio de transporte. Pero es muy importante, especialmente en el avión, que tiene bajos niveles de humedad en cabina, y esta deshidratación puede afectar la calidad del sueño. En un viaje largo puede aumentar el riesgo de jetlag y perjudicar la recuperación post viaje. El truco es tomar agua cada vez que puedas y limitar o evitar el alcohol y las bebidas gaseosas.

Organizá tu equipaje de mano. Algunas cosas pequeñas que pueden cambiar totalmente la experiencia de un viaje largo. Puede ser una almohada inflable, abrigo extra, algo de ropa, por si te manchas o tu equipaje se pierde, pañuelos, cremas hidratantes, cepillo de dientes, toallitas húmedas, medicación en caso de que estés tomando. Todo lo que puedas necesitar tener a mano en las siguientes horas y ante distintas situaciones.

Hacé paradas y caminá. Es importante levantarse, estirarse y caminar con cierta regularidad. Estar sentado durante mucho tiempo puede traer dolor de espalda, de piernas y problemas de circulación. Aprovechá cualquier oportunidad para moverte un poco, elevar las piernas y activar tu circulación. También podés considerar las medias de compresión, para prevenir la hinchazón, hormigueo y dolor en las extremidades inferiores.

Entretenimiento. Puede ser que en el caso del avión haya entretenimiento a bordo decente, pero si viajás en la misma aerolínea tanto de ida como de vuelta, en algún momento pueden escasear las opciones. Prepará tus propias fuentes de entretenimiento, que también pueden servir si tenés que esperar mucho en las escalas. Música, libros, películas y la mejor opción para descansar la vista o para el auto si estás manejando: los podcasts.

Preparar comida y snacks. Esta ya es una costumbre en nuestro caso. Desde que éramos chicos y viajábamos por ruta en la Patagonia, llevábamos comida y snacks para el viaje porque no siempre hay estaciones de servicio, restaurantes o un quiosco donde comprar algo para comer. Además, te asegurás de comer lo que querés y no pagar una fortuna como suele pasar en los aeropuertos.

No te quedes sin batería. Cargá tu celular, computadora y cargador portátil antes de salir, y llevá los cargadores de tus dispositivos a mano. A veces no hay suficientes enchufes en los aeropuertos o terminales, pero generalmente hay puertos USB en los aviones, colectivos y el auto, para mantener cargado por lo menos tu celular. Muy útil para comunicarte con tus seres queridos o resolver cualquier duda o necesidad.
Esperamos que estos consejos hagan la diferencia entre un viaje para el olvido y una experiencia placentera o por lo menos, llevadera. ¡A ponerlos en práctica y disfrutar del viaje!

Te puede interesar
Últimas noticias