martes 5 de marzo de 2024
14.9ºc Comodoro Rivadavia

Vandalismo turístico

martes 18 de julio de 2023
Vandalismo turístico

En la ciudad de Split, Croacia, hicimos una visita guiada donde nos explicaron que en la escuela y en las familias, se les enseña desde chicos a preservar su patrimonio histórico. Existe un código común de que lo antiguo se debe cuidar. Nos sorprendimos de ver las paredes del Palacio Diocleciano, Patrimonio Cultural de la Humanidad, sin una calcomanía ni graffiti, a diferencia de las puertas y vidrios modernos.

Por otro lado, existen personas que donde ven un monumento increíblemente antiguo y único, consideran que su nombre es suficientemente importante como para dejarlo inmortalizado en una pared. Estos son hechos de vandalismo turístico, y lamentablemente, no son pocos. Uno de los más recientes fue el caso de un turista búlgaro y su novia, que decidieron registrar su nombre en, nada más ni nada menos, que el Coliseo Romano, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1980 y reconocido en 2007 como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno. Pidieron disculpas y aseguraron que “desconocían la antigüedad del monumento”. Sus actos pueden tener una pena de dos a cinco años de prisión y una multa de entre 2.500 y 15.000 euros. Y no es la primera vez que sucede. El Coliseo ya sufrió varios casos de vandalismo. En 2014, por ejemplo, un turista ruso fue sancionado con una multa de 20.000 euros y condenado a cuatro años de cárcel en suspenso.

Muchos de estos hechos se dan a conocer incluso porque los mismos responsables se encargan de grabarlo y subirlo a las redes sociales. Algunos ejemplos en nuestro país. Un turista se filma realizando pintadas en el Parque Nacional Talampaya, en La Rioja, y lo sube a TikTok explicando: "Estoy dejando jeroglíficos para que sepan mis sucesores que yo estuve acá, crean que lo hice por algo específicamente y que tienen un significado". Otro turista es fotografiado ignorando los carteles de seguridad y saltando una cerca para acercarse más al borde frente al Glaciar Perito Moreno, en Santa Cruz, poniendo en riesgo su vida. Un grupo de turistas causa daños en el Campo de Piedra Pómez, en Catamarca, por circular a bordo de una 4x4, haciendo caso omiso a la cartelería de señalización que prohíbe transitar en vehículos en esa zona. Quizás uno de los casos más comunes, son los incendios forestales, ocasionados por colillas de cigarrillo mal apagadas, en sectores o temporadas donde está prohibido fumar o hacer fuego.

La falta de respeto por los monumentos, las normas y la imprudencia por parte de algunos turistas, terminan perjudicando a sí mismos y a todos. El turismo tiene la capacidad de generar muchos impactos positivos en las comunidades, o de degradar el patrimonio natural, cultural e histórico y lograr rechazo y miedo por parte de los locales. Antes de viajar es necesario informarnos para poder disfrutar, sin dañar, y que otros también puedan hacerlo en el futuro.

Te puede interesar
Últimas noticias