domingo 19 de mayo de 2024
9.9ºc Comodoro Rivadavia

Hipotiroidismo

jueves 06 de julio de 2023
Hipotiroidismo

 

Se denomina así al déficit de hormona tiroidea producido en nuestro organismo. Es decir que la glándula es incapaz de producir suficientes hormonas tiroideas para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Se presenta más en mujeres que en varones.

En el hipotiroidismo existe una dificultad para quemar las grasas, una tendencia al almacenamiento de las mismas y una disminución del gasto energético, lo cual se asocia al sobrepeso.

La glándula tiroides se encuentra en la parte antero inferior del cuello, delante de la laringe (nuez o manzana de Adán) y por encima del esternón.

Las hormonas tiroideas son sustancias químicas producidas por la glándula tiroides y se denominan T3 o triyodotironina y T4 o tiroxina.

 

Funciones de las hormonas T3 y T4:

  • Estimular el crecimiento, desarrollo y diferenciación de los tejidos.
  • Regular la temperatura corporal.
  • Regular el metabolismo y la utilización de la energía corporal.
  • Controlar el adecuado funcionamiento del sistema circulatorio.
  • Favorecer el consumo de oxígeno por parte de las células.
  • Facilitar la captación de glucosa a nivel intestinal, muscular y del tejido adiposo, potenciando el efecto de la insulina.
  • Dar la vitalidad al organismo.
  • Participar en la síntesis y degradación de las grasas.
  • Facilitar la excreción de colesterol.
  • Intervenir en el desarrollo del sistema nervioso.
  • Estimular la síntesis y degradación de proteínas.
  • Intervenir en la formación de vitaminas, especialmente la vitamina "A", a partir de los carotenos.

 

Síntomas de hipotiroidismo:

  • Fatiga (muy frecuente).
  • Inapetencia.
  • Intolerancia y falta de adaptación al frío (el síntoma más frecuente, tener frío de manera permanente, mientras los demás sienten calor).
  • Lentitud en la frecuencia cardíaca.
  • Aumento de peso.
  • Menstruaciones dolorosas.
  • Debilidad muscular y calambres.
  • Sequedad y descamación de la piel.
  • Coloración amarillenta de la piel (palma de las manos).
  • Caída del cabello.
  • Bocio (agrandamiento de la glándula tiroides).
  • Ojos hinchados.
  • Lentitud y falta de concentración.

 

Diagnóstico

El médico prescribirá análisis de sangre para encontrar niveles anormales de las hormonas. Una prueba es la de la hormona TSH, hormona estimulante de la tiroides, la cual es muy sensible para detectar hipotiroidismo.

 

Hipotiroidismo y peso corporal

La glándula tiroidea es quien regula la temperatura corporal a través de la secreción de dos hormonas, que controlan la rapidez con la cual el organismo quema calorías y utiliza la energía.

Estas hormonas son indispensables para la vitalidad en general, ya que favorecen el consumo de oxígeno y glucosa por parte de todas las células.

Cuando se presenta un déficit de las hormonas tiroideas o un hipotiroidismo, se ralentizan todas las funciones vitales, se produce de esta manera un descenso del metabolismo del organismo y una tendencia a retener líquidos.

La mayoría de las personas que padecen esta enfermedad, tienden a aumentar el peso corporal. Dicha consecuencia no es por de comer en demasía, sino que es por esa incapacidad de quemar las calorías, utilizar correctamente la energía corporal y al agua retenida en los tejidos.

En el hipotiroidismo existe una dificultad para quemar las grasas, una tendencia al almacenamiento de las mismas y una disminución del gasto energético lo cual se asocia al sobrepeso.

El colesterol está aumentado, por esa incapacidad que tiene el organismo en oxidar las grasas, por lo cual quedan acumuladas en el torrente sanguíneo.

Es importante aclarar la existencia de personas hipotiroideas y delgadas, pero son la minoría.

 

Tratamiento

Su tratamiento consiste específicamente en la administración de medicación y alimentación adecuada Una vez recibido el tratamiento adecuado, el metabolismo se normaliza y se ajustan los alimentos adecuadamente a cada necesidad.

No obstante recomendamos siempre que es importantísimo adecuar el desayuno para que la medicación sea efectiva, ya que la interacción con alimentos puede hacer que se afecte la absorción la bio-disponibilidad, mantener una alimentación sana y equilibrada (baja en grasas o hipograso), moderada. Estos dos pilares junto con la adecuada medicación, lograrán que una persona hipotiroidea mantenga sus funciones vitales normalizadas y un adecuado peso corporal

Buscar algunos minerales como el zinc, selenio y cobre, nutrientes esenciales que apoyan el buen funcionamiento de la glándula tiroides.

Te puede interesar
Últimas noticias