sábado 10 de diciembre de 2022
13.9ºc Comodoro Rivadavia

La Aeroposta Argentina en cielos patagónicos

martes 23 de agosto de 2022
La Aeroposta Argentina en cielos patagónicos
Los "modernos" Junkers de la Aeroposta son incorporados en 1937 a la flota de la empresa. Foto: Héctor Freile
Los "modernos" Junkers de la Aeroposta son incorporados en 1937 a la flota de la empresa. Foto: Héctor Freile

La región, con sus amplias distancias y las pocas vías de comunicación, es el escenario ideal para los primeros aleteos de la aerolínea civil de bandera nacional. El 1 de noviembre de 1929 la Aeroposta Argentina inaugura sus servicios justamente en la Patagonia, con un vuelo inicial entre Bahía Blanca y Comodoro Rivadavia.

Este antecedente de la aviación argentina se produce con los aviones Late 25, aparatos monomotores con capacidad para cuatro pasajeros. Estas aeronaves son las primeras en desafiar los vientos y las distancias de la región, pese a su escasa potencia.

La Empresa Francesa Compagnie Generale Aeropostale que, poco tiempo atrás, había también inaugurado el tramo Buenos Aires-Asunción del Paraguay, es la responsable técnica de estos primeros vuelos. Antoine de Saint Exupéry, célebre autor francés de “El Principito” es uno de sus pilotos durante algún tiempo.

Lo acompañan Próspero Palazzo y otros hombres que acceden así a una experiencia única. La línea cuenta con un plantel de pilotos excepcionales, quienes hacen famosa la línea aérea más austral del mundo.

El joven ingeniero e inspector de minas Armando Ulled se convierte en el primer pasajero de un vuelo comercial en la Argentina, al viajar desde Comodoro Rivadavia hacia Trelew en un avión Late 25, ese frágil aeroplano forrado en tela. El piloto es Saint Exupéry.

 

Leer también: Pietrobelli: La fuerza de un pionero

 

En 1930, los servicios son ampliados hasta Río Gallegos, con escalas en Puerto Deseado, San Julián y Santa Cruz. Se reducen a unas cuantas horas de vuelo los viajes que en los vapores tardan diez días.

Pese a lo auspicioso del servicio especialmente para los pobladores patagónicos, el margen de déficit hace que en marzo de 1931, la compañía francesa quiera abandonarlo.

Como alternativa, el director de Aeronáutica Civil de la Nación, Mundin Schaffer, se hace cargo de la compañía durante diez meses. En ese lapso, rediseña una forma de evitar que el servicio deje de prestarse. Para asegurar su continuidad, otorga una subvención fija mensual a la empresa francesa.

Como resultado de las gestiones de Schaffer, las empresas petroleras de Comodoro Rivadavia, con Y.P.F. a la cabeza, se comprometen a entregar a la Aeroposta sin cargo alguno, la provisión de toda la nafta que necesitara el funcionamiento de los aviones de la línea. Esto se mantendrá aún cuando la empresa se transforme en Aerolíneas Argentinas y será el acuerdo a partir del cual la petrolera acceda a pasajes que luego repartirá entre su personal.

En 1935, se señala la necesidad de modernizar la flota, para dotarla no sólo de mayor capacidad, sino también de seguridad.

Los aviones Late escriben la página inicial de la historia de la aviación argentina. Foto: Vito Palazzo

Se adquieren dos Late-28 a la compañía Air France. Son monomotores, de ocho plazas y de segunda mano, pero aún así constituyeron un adelanto para la vía aérea del sur.

Un año después, la empresa se enfrenta a una crisis de la que se sale con la conformación de una sociedad anónima compuesta de capitales nacionales. El 1º de febrero de 1937 entra en vigor el convenio con el Estado.

En octubre de ese año, se incorporan al servicio los modernos Junkers-52 de 17 asientos, manejados por primera vez en forma científica con piloto, radiotelegrafista y mecánicos navegantes, previamente instruidos y entrenados por instructores de la fábrica proveedora de aviones.

Después, en 1949, desaparecerá la Sociedad Mixta Aeroposta Argentina, al hacerse cargo de ella el Ministerio de Transportes de la Nación. Quedarán sus historias, entre la osadía de los pilotos y el cariño con que el servicio es recibido en numerosos pueblos, pero la empresa ahora se llama Aerolíneas Argentinas.

Extraído del libro "Crónicas del Centenario" editado por Diario Crónica en 2001

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022