martes 6 de diciembre de 2022
19.9ºc Comodoro Rivadavia

Hot Beach Olimpia: Nuestra primera experiencia en un parque acuático

lunes 15 de agosto de 2022
Hot Beach Olimpia: Nuestra primera experiencia en un parque acuático

El fin de semana pasado nuestro plan de domingo era muy tranquilo, ir a merendar o pasear un poco, hasta que unos amigos nos invitaron a un parque acuático. De donde vivimos -Franca- queda a 160 kilómetros, en Olimpia, el interior del estado de São Paulo. La ciudad es conocida como la Capital del Folclore pero también como el paraíso de las aguas calientes por estar localizada sobre el Acuífero Guaraní, con temperaturas entre los 28ºC y 32ºC. Olimpia tiene 55 mil habitantes pero recibe un promedio de 3 millones de visitantes al año. Por los parques acuáticos y temáticos y la oferta de entretenimiento es considerada el “Orlando” brasilero. Los dos más conocidos son Thermas dos Laranjais y Hot Beach Olimpia.
Nunca habíamos ido a un parque acuático pero nos pareció un plan original. Elegimos el Hot Beach Olimpia, catalogado como uno de los 10 más grandes de Latinoamérica. Se puede ir a pasar el día o quedarse en el resort. La entrada al parque cuesta 120 reales -alrededor de 23 dólares- y los gastos adicionales que se pueden sumar son el estacionamiento, alquiler de toallas si no llevás, los casilleros -para guardar mochilas u objetos de valor- y las comidas. No se puede ingresar con comidas o bebidas.
El parque cuenta con sectores para toda la familia: áreas infantiles para diferentes edades, atracciones más radicales y otras más moderadas, sauna, canchas de voley, beach voley, además de bares acuáticos y una playa artificial con olas. La oferta gastronómica es muy variada: açaí, helado, cerveza tirada, agua de coco, licuados y jugos, restaurantes de mariscos y pescado, hamburguesas, tenedor libre, choripanes y asado.
Nosotros fuimos con una pareja amiga que tiene un hijo de 3 años así que aprovechamos mucho las piletas para nenes de agua caliente. También turnándonos fuimos a tirarnos de dos toboganes -toboáguas-, uno con inflable y otro sin. No soy muy amante de la adrenalina, pero me animé. Creo que sin no lo repetiría, iba muy rápido y apenas podía abrir los ojos en el agua. El que era con inflable era más llevadero, había gente que cuando caía ni siquiera se mojaba. Nuestra pareja amiga fue a una atracción que era de a dos, para tirarse en un inflable por una rampa en forma de U, pero era demasiado inclinado así que no nos animamos. El que más disfrutamos fue el Río Ebaaa, un río que recorre gran parte del parque, se puede hacer con o sin inflable. Fue relajante y divertido a la vez.
El parque es grande pero con un buen tamaño para recorrer en un día, sin volverse repetitivo ni cansarse de caminar. Tiene espacios bien diferenciados para cambiar y pasar un tiempo en cada uno dependiendo lo que tengamos ganas de hacer. Definitivamente repetiríamos la experiencia, en el mismo parque o volveríamos a Olimpia para conocer Thermas dos Laranjais o alguna de las otras actividades que se pueden hacer en la ciudad. Es un buen plan para ir en familia, en pareja o con amigos, en plan relax o en busca de aventura.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022