sábado 21 de mayo de 2022
11.8ºc Comodoro Rivadavia

Síndrome de apnea obstructiva de sueño

miércoles 11 de mayo de 2022
Síndrome de apnea obstructiva de sueño

Quería referirme en este artículo a muchos pacientes quienes a veces al preguntarle porque vinieron al consultorio responden en general "mi mujer me sacó el turno".

A veces vienen acompañados por la esposa que cuenta todo lo que sucede durante el sueño, el paciente ronca de noche, hace interrupciones en el sueño (apneas), transpira, se mueve mucho en la cama. Al preguntarle al roncador, a muchos les parece que duermen bien, pero otros refieren haberse despertado en el transcurso de la noche asustados por la sensación de ahogo. Otros refieren, si trabajan en petróleo, que deben compartir una habitación con otros compañeros, viajar horas hasta su lugar de trabajo, que también sus compañeros "lo padecen".

Aunque el paciente viviera solo y no despertara a nadie con sus ronquidos y apneas (segundos en los que deja de respirar), no es saludable. Síndrome en medicina significa síntomas y signos, síntomas es lo que el paciente refiere:

Sentirse cansado, tener problemas de atención, puede dormirse en un sillón a cualquier hora, sentirse irritable, etc, y signos es lo que se observa, transpira en la noche, se mueve constantemente en la cama, mueve las piernas, etc. El sueño se divide en dos etapas que están dadas los movimientos de los ojos, si se mueven rápido o lento. Para no complicar con términos médicos, hay una fase de movimientos rápidos de los ojos y otra fase de movimientos lentos. Estos ciclos de sueño es importante que se cumplan para tener un sueño reparador, nos despertamos y sentimos que hemos dormido bien, eso permite afrontar todas las actividades diarias. Aquellos que padecen este síndrome tienen un sueño fragmentado por esas apneas en que deja de fluir aire por la nariz y la boca. Al bajar la saturación de oxígeno en sangre se producen estos microdespertares, en los que el roncador se mueve, cambia de posición en la cama. Hay muchas causas que favorecen esta situación, el sobrepeso, la forma de la boca, tamaño de la lengua y amígdalas, posición de la mandíbula, tabique nasal desviado, alergias, etc. En un próximo artículo me ocuparé de cómo encaramos el diagnóstico y tratamiento del paciente que padece esta patología.

Te puede interesar
Últimas noticias