lunes 5 de diciembre de 2022
22.9ºc Comodoro Rivadavia

Experiencia en el Alvear Palace Hotel

domingo 27 de marzo de 2022
Experiencia en el Alvear Palace Hotel

Tuve la oportunidad -y gusto- de conocer el Alvear Palace Hotel y alojarme ahí en el 2013. A mi hermana y a mí nos habían invitado a un casamiento en Recoleta, así que empecé a buscar hoteles cerca para quedarnos esa noche -en ese momento mis hermanos vivían en La Plata, así que el resto de la estadía en Buenos Aires me quedaba con ellos-.

Cuando vi al Alvear Palace Hotel fue amor a primera vista, y con mucha razón. Es un hotel de lujo que combina la elegancia europea con un impecable servicio personalizado. Fue inaugurado en 1932, después de casi diez años de diseño y construcción, y declarado Patrimonio Arquitectónico e Histórico de la Ciudad de Buenos Aires en 2003. En 1993 fue designado miembro de The Leading Hotels of the World, organización que agrupa a los mejores hoteles del mundo. Las habitaciones, suites, lobby y áreas públicas están decoradas elegantemente en un estilo francés moderno, visible en sus muebles, candelabros de cristal, paredes decoradas con láminas de oro y obras de arte de renombrados artistas. Impresiona por donde se lo mire.

Es CARO, eso sí, pero conseguí un descuento importante gracias a mi jefe de ese momento, y por trabajar en un hotel. Una especie de “camaradería” hotelera. Recuerdo que quise darle una sorpresa a mi hermana, ella iba desde La Plata a Capital, y la idea era encontrarnos directamente en el hotel. Le pasé la dirección y el taxista le dijo “No, no debe ser la Av. Alvear, debe ser Marcelo T. de Alvear”. Por suerte no estaba lejos, pero hasta él se sorprendió. Fue una experiencia que todavía no podemos creer.

Desde el primer momento valió la pena. Pudimos hacer el check in antes del horario permitido como cortesía. Era una habitación grande, con dos camas de plaza y media, escritorio, zona de recibidor espejado y un baño enorme con ducha, bañera y televisor. Los detalles suman un montón también. Amenities de Hermès -shampoo, crema de enjuague, cremas y demás-, florero con rosas, frutas y agua en el cuarto de cortesía. Todo de lujo y todo lo mejor.

Durante nuestra corta estadía aprovechamos la pileta cubierta, el jacuzzi y el área wellness. Tienen probablemente el mejor desayuno que vi -y probé- en mi vida y el lugar donde se sirve, la vajilla, todo es hermoso. Se puede ir a desayunar, almorzar, merendar o cenar aunque no estés alojado. Es una buena opción para disfrutar de una experiencia distinta y conocer este increíble hotel.

En general cuando se trata de vacaciones o estadías largas busco economizar, con alojamientos que cumplan las 3B: bueno, bonito y barato. En primer lugar, porque si no no hay presupuesto que alcance, y en segundo lugar, porque tampoco se aprovecha. En la mayoría de los casos pasamos poco tiempo en el hotel. Volvemos para descansar, ducharnos y dormir. Entonces priorizo la ubicación y la conexión con los lugares que queremos conocer. En cambio, cuando son pocos días y el objetivo principal es disfrutar y descansar, me gusta buscar lugares distintos, donde el hotel sea una experiencia en sí.

 

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022