sábado 27 de noviembre de 2021
16.8ºc Comodoro Rivadavia

Sindrome de friccion posterior del tobillo

jueves 25 de noviembre de 2021
Sindrome de friccion posterior del tobillo

El Síndrome de Fricción Posterior del Tobillo se refiere a las dolencias que por atrapamiento, traumatismos o sobrecargas que producen dolor y limitación para realizar deportes e incluso en algunos casos, las actividades cotidianas como, por ejemplo, subir una escalera, etc.

La causal que puede estar desencadenando dolor suele ser multifactorial, con afectación del hueso y de los tejidos blandos adyacentes, que se ven lesionadas en general por acciones repetitivas donde se lleva la punta de pie hacia abajo, como ponerse en puntas de pie al realizar la acción de salto.

En la región posterior del tobillo se encuentran estructuras Oseas como el hueso Astrágalo el cual puede presentar alteraciones como una prolongaciones que cuando es mayor de 1 cm se denomina Apófisis de Stieda, lo cual puede ser causal de dolor, así como hay Ligamentos encargados de dar estabilidad y al estar debilitados y por lesiones previas, generar un tobillo inestable y afectar a los sacos sinoviales encargados de evitar fricciones y presentarse inflamados, en la región posterior también se encuentra atrás un tendón muy importante como el Flexor Largo del Primer Dedo (dedo gordo) que en muchas ocasiones se encuentra atrapado.

En algunas ocasiones puede ser agudo luego de un traumatismo como cuando jugando al futbol pateamos la tierra o el pie de otro jugador produciendo una pequeña fractura.

Pero en general el dolor tiene un origen crónico de personas que sienten como un pinchazo o calambrazo en la parte posterior del tobillo, sin presentar necesariamente hinchazón donde duele al realizar una actividad y cede con el descanso.

El diagnóstico lo realizara el médico mediante maniobras específicas, estudios radiológicos, resonancia magnética.

En ocasiones requiere la inmovilización con una férula tipo Walker y con rehabilitación mediante fisioterapia, crioterapia y ejercicios de reeducación de la fuerza, estabilizadores del tobillo, elongaciones musculares y de cadenas faciales, se buscará la movilidad y recuperar la función del tobillo hasta lograr la vuelta al deporte y trabajar el correcto gesto deportivo en el caso fuera una causa lesional.

En algunos casos en que el dolor sea persistente y afecte la calidad de vida de la persona, y después de realizar un tratamiento conservador, durante un periodo razonable es una indicación para realizar un planteamiento quirúrgico el cual hoy en día puede ser mediante artroscopia de acuerdo al criterio de su Traumatólogo.

Debiendo realizar una recuperación del rango de movimiento y agilidad del tobillo, con un programa especifico de ejercicios guiado por su kinesiólogo de confianza.

Te puede interesar
Últimas noticias