miércoles 1 de febrero de 2023
20.9ºc Comodoro Rivadavia

Mary Poppins con cámara fotográfica

martes 26 de octubre de 2021
Mary Poppins con cámara fotográfica

Estimados: una semana más me encuentran abocada a la noble tarea de orientar a aquellos que están necesitados de una guía, de un faro luminoso en la noche de sus inquietudes. Recientemente he recibido la consulta de Abuela Loly, quien me cuenta acerca de su nieta Macarena y su apego al teléfono celular. La nieta de nuestra consultante tiene 14 años y, según relata Abuela Loly, pasa gran parte del día (y de la noche) pendiente del “bendito telefonito”, con el cual le toma fotos a todo y a todos. Y, además, me cuenta que Macarena se saca cantidades de selfies, es decir fotos de ella misma: frente al espejo del baño, en la cocina, en pijama, con disfraces, con pelucas, maquillada o a cara lavada. Abuela Loly, que se reconoce enemiga de la tecnología y mucho más de las redes sociales, quiere saber si Agalina tiene algún consejo para que Macarena deje un rato el celular y haga alguna actividad que no lo incluya.

Mi estimada Abuela Loly, con todo gusto, y como es mi costumbre, le voy a contar una historia que me vino a la memoria cuando leí su consulta, y que creo que puede aportarnos luz en su caso. La protagonista es una mujer anónima y famosa al mismo tiempo. ¿Cómo puede ser tal cosa? Ya mismo se lo cuento.

Vivian Dorothy Maier nació en Nueva York en 1926. De madre francesa y padre austro-húngaro, vivió durante su niñez en Francia. Luego regresó a Estados Unidos y la mayor parte de su vida transcurrió en Chicago, donde trabajó como niñera para diferentes familias, con las que sucesivamente se alojaba mientras cumplía su labor. Vivian combinaba el cuidado de los niños a su cargo, con su pasión por la fotografía, ya que mientras los acompañaba, llevaba siempre su cámara colgada del cuello. Así, durante años, tanto en las horas laborales como en sus días de descanso, se dedicó a captar escenas de las calles, rostros de las personas que cruzaba, mujeres elegantes, niños jugando, mendigos, trabajadores, personas mayores… siempre había una imagen que le despertara interés. Además, uno de los sujetos preferidos para fotografiar era ella misma, Vivian se hizo infinidad de autorretratos frente a vidrieras, espejos, y toda superficie que la reflejara. Sin formación comprobada en el arte de la fotografía, la niñera tomó miles de fotos, aunque la mayoría de ellas no llegó a revelarlas, seguramente por falta de dinero, o porque solo le interesaba el momento de capturar la imagen. Así es que acumuló una enorme cantidad de negativos y como no tenía residencia fija, ni lugar donde guardarlos en las casas donde vivía y trabajaba, alquiló un depósito para conservarlos.

Al jubilarse, la ex niñera, sin familia y sin dinero, no pudo seguir solventando el alquiler del depósito donde tenía los más de 100.000 negativos que incansablemente había tomado. Por esa razón, fueron a subasta y el trabajo de toda una vida se vendió por menos de 400 dólares a John Maloof, quien buscaba información para un libro sobre la historia de Chicago. El comprador comenzó a revelar los negativos y descubrió el impresionante material que contenían: fragmentos de memoria urbana, décadas condensadas en imágenes de una calidad asombrosa. Quiso averiguar quién era la autora de las fotos y conocerla, pero no alcanzó a localizarla a tiempo. Vivian falleció en 2009, a sus 83 años, producto de un accidente en la calle al caerse y golpearse en el hielo. Lamentablemente, la “Mary Poppins con cámara” no llegó a saber que sus magníficas fotos serían exhibidas en museos, galerías y centros culturales de todo el mundo.

Abuela Loly querida, no la quiero aburrir con la descripción de las fotos de Vivian Maier, le sugiero que las busque con su nieta y las vean juntas, realmente valen la pena, es muy fácil encontrarlas en Internet, Macarena va a saber cómo. Por otro lado, para alejarla un poco del celular, puede invitarla a pasear, a tomar un helado, o puede regalarle una buena cámara de fotos. Digo yo.

Con cariño, me despido hasta la próxima.Agalina

Agalina Catarrate. Maestra ciruela, consejera sentimental. ¿Problemas amorosos? ¿Conflictos que te quitan el sueño? ¿Dudas existenciales? Podés escribirle a [email protected] y ella, con mucho gusto, responderá en próximas ediciones.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con la actualidad del fútbol mundial