martes 28 de septiembre de 2021
9.9ºc Comodoro Rivadavia

Virus herpes Zoster… la famosa “culebrilla”

martes 14 de septiembre de 2021
Virus herpes Zoster… la famosa “culebrilla”

En el último tiempo he visto incrementados en la consulta casos de infección por Virus Herpes Zoster (VHZ).

Es curioso lo místico y popular que es este virus en nuestro medio. Por lo tanto, es mejor aclarar las dudas, comprender bien una infección es fundamental para un correcto tratamiento y mejor evolución.

El VHZ es el resultado de la reactivación del virus Varicela-Zoster latente en los ganglios sensoriales.

Es decir, en la infancia ingresa el virus varicela-Zoster desarrollando el cuadro de varicela, este virus se mantiene latente en los ganglios sensoriales y se manifiesta en los adultos como “Zoster”.

Es un padecimiento frecuente entre los 60-80 años aunque puede presentarse a cualquier edad.

Los factores de riesgo están relacionados con los cambios en el estado inmunitario, entre las más frecuentes encontramos artritis reumatoide, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad renal crónica, depresión, pacientes con cáncer, HIV, transplantados, también se asocian al estrés psicológico y traumatismo reciente.

En cuanto a la clínica los pacientes pueden referir dolor de cabeza, malestar general, rara vez fiebre.

Típicamente el VHZ se presenta con Dolor y una erupción de vesículas que siguen un trayecto que denominamos dermatoma que es la zona de la piel donde el nervio se distribuye.

Puede localizarse en cara, tronco o extremidades.

En los adultos mayores pueden aparecer erupciones atípicas, más extensas, hemorrágicas o necróticas.

Las lesiones pueden progresar de unos discretos parches de eritema hasta la agrupación de vesículas, posteriormente pústulas y costras de 7 a 10 días.

Pueden quedar cicatrices, cambios de pigmentación y dolor como secuelas de esta infección.

El dolor es el síntoma más común, suele ser profundo, punzante, o tipo toque eléctrico.

Las complicaciones a esta infección pueden ser sobre-infección bacteriana, hepatitis, artritis, miocarditis, meningitis, entre otras.

El compromiso ocular sucede cuando afecta el ramo Oftálmico del nervio Trigémino causando conjuntivitis, queratitis, inflamación ocular etc.

Un episodio de VHZ puede provocar descompensación de otras enfermedades del adulto mayor.

La neuralgia (es decir el dolor en zona de innervación) puede persistir en los pacientes luego del episodio de infección trayendo alteraciones en la calidad de vida, del sueño, etc.

El tratamiento se basa en antivirales que mejoran el cuadro, acortan el periodo de infección y evita complicaciones. Los corticoides se pueden utilizar en las primeras 72 hs.

Es fundamental acudir a un médico para el diagnóstico y tratamiento adecuado.

No está aprobado el uso de tinta china, brebajes, ni las prácticas no médicas, ya que extiende el periodo de la enfermedad y acentúa las complicaciones.

Es importante el tratamiento precoz para evitar el dolor luego del periodo infeccioso.

Para concluir, el VHZ es una reactivación viral, que en general afecta a los adultos, cuyo síntoma principal es el dolor y aparición de vesículas, acudir en forma inmediata asegura que el proceso se acorte y la evolución sea favorable.

Te puede interesar
Últimas noticias