miércoles 1 de febrero de 2023
18.9ºc Comodoro Rivadavia

Sequedad vaginal. Un problema frecuente después de la menopausia y posibles tratamientos.

martes 13 de diciembre de 2022
Sequedad vaginal. Un problema frecuente después  de la menopausia y posibles tratamientos.

 

Muchas veces tenemos como motivo de consulta que una paciente nos refiere dolor en las relaciones sexuales. Se llama dispareumnia.

Y un gran porcentaje de casos se debe a sequedad vaginal.

Esta patología es muy frecuente después de la menopausia, donde caen las hormonas y los tejidos comienzan a perder colágeno. Eso disminuye la elasticidad y el grosor del epitelio. También hay una menor secreción de las glándulas que lubrican la vagina porque las hormonas femeninas son las promotoras del buen funcionamiento de las mismas.

Si hablamos de dispareumnia, también debemos mencionar casos de vaginismo. Este dolor se produce por una constricción de las paredes vaginales que forman como un anillo y dificulta la penetración. Estos casos son muy comunes en pacientes que han sido sometidas alguna vez a alguna violación o que han tenido un comienzo sexual problemático. En estos casos, donde la psiquis juega un rol importantísimo, debemos acudir a psicoterapias orientadas a resolver este trauma. También puede ser por tratamientos de radioterapia.

Pero lo más importante que debemos saber es que existen en el mercado medicamentos que ayudan a solucionar estos problemas de sequedad vaginal, ya sea con geles lubricantes que se aplican en el momento de la relación o con cremas que contienen hormonas y que se colocan 2 o 3 veces por semana y ayudan a que esas glándulas vaginales vuelvan a secretar la mucosidad que se necesita para tener una buena lubricación y estabilización del tejido.

Los geles acuosos son de venta libre, por lo que pueden adquirirse en el mercado farmacéutico sin receta. Distintos son los medicamentos con drogas activas como los estrógenos, que requieren de una prescripción médica ya que en algunos casos se encuentran contraindicadas. Sería el caso de las pacientes que hubieran tenido cáncer de mama, de endometrio, de ovario o cualquier cáncer hormonodependiente.

También pueden utilizarse unos anillos vaginales que contienen estrógenos en bajas dosis. En el caso de las mujeres en período de menopausia solo se aplican para tener un nivel hormonal que proteja el epitelio vaginal.

También están contraindicados en los casos de antecedentes de cáncer ginecológico.

Una mención especial es recalcar que NO deben utilizarse derivados de hidrocarburos, como la vaselina, ya sea sólida o líquida, porque van tapando aún más los orificios glandulares, no dejando salir la escasa secreción que se genera en su interior.

Si la sequedad vaginal persiste durante mucho tiempo, puede llevar a la atrofia vaginal, patología que se hace bastante difícil de recuperar si no se la toma a tiempo.

Por todo esto, si Ud. nota una disminución en el flujo vaginal, dolor en las relaciones sexuales, ardor, prurito o inflamación de la vulva, es conveniente que consulte con su ginecólogo a los fines de encontrar el tratamiento adecuado.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con la actualidad del fútbol mundial