sábado 10 de diciembre de 2022
14.9ºc Comodoro Rivadavia

Arbustok, la lucha por el agua

Por Marcelo Melo / Un compilado que surgió de la lucha por el líquido vital. Proyecto Arbustok nos convoca a recordar las masivas movilizaciones de 2020/22, que concluyeron con la edición de “Cancionero sin Cianuro”. Se reanudarán en febrero 2023.
domingo 02 de octubre de 2022
Arbustok,  la lucha por el agua

Si la memoria no falla, el 24 de febrero de 2020 cayó un lunes. Por la tarde se realizaron múltiples y simultáneas movilizaciones y concentraciones, en diferentes localidades de Chubut, Mendoza, y la Ciudad de Buenos Aires. Tuvieron como argumento central aglutinador, marchar contra el avance de la megaminería, el fracking y las políticas extractivistas en todo el país; en defensa de la autonomía, la tierra y el agua.

En la provincia que nos alberga, hubo movilizaciones en nuestra Comodoro Rivadavia, Esquel, Trelew, hasta en Chacay Oeste (aldea escolar con alrededor de 50 habitantes, en el cruce de la ruta 40 y el paralelo 42). Al mismo tiempo: hubo un festival artístico en Puerto Madryn. Pues, nos hemos convocado para recordar esta puesta en escena, para destacar el aporte artístico de aquella noble búsqueda, en la que se defendió la vida, y surgiera el compilado “Cancionero sin Cianuro”. La experiencia volvió a repetirse en 2022.

Por su parte, en Mendoza hubo movilización en la que primó la solidaridad con la lucha chubutense, en defensa de la provincial Ley 5001 -que actualmente prohíbe la minería a cielo abierto y la que usufructúa cianuro-, fue uno de los ejes más importantes. Finalmente, en la Ciudad de Buenos Aires, con las consignas centrales “Fuera megamineras de América Latina” y “El agua vale más que el oro”; asambleas ambientalistas junto a organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos; se movilizaron desde el Obelisco porteño a las oficinas de la empresa minera canadiense Pan American Silver Corp, que opera en territorio patagónico, para culminar en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Demián Morassi, integrante del grupo organizador, desde la Ciudad de las Ballenas narró a elbuenvivir.net que “el proyecto Arbustock surgió en 2020, luego de las movilizaciones masivas de 2019 realizadas en Mendoza y Chubut, mucha gente -y varios artistas- fueron protagonistas de peñas antimineras. Entonces, dijimos vamos a hacer un recital grande, bien organizado, con buen escenario, mejor sonido. Fue al regreso de las reuniones tras el paso de la pandemia. Nació en febrero de 2020 y se replicó en 2022. Surgió, además, la idea de acompañarlo con un disco, ‘Cancionero sin Cianuro’, con los artistas y repertorio sobre la cuestión del agua, el medioambiente, la incidencia de la megaminería, la acción de gobiernos y empresas”.

La convocatoria ya cerró, “pero el 4 y 5 de febrero de 2023 se realizará la tercera edición del Arbustok, para la cual ya cerraron su participación alrededor de 25 bandas, entre solistas y grupos, de procedencias diversas, como Esquel, Comodoro Rivadavia, El Maiten, Trelew, Madryn, Epuyen, Lago Puelo y Rawson” agregó.

¿Cómo se conformó la grilla de participantes inicial? ¿Y la actual?

En 2020 fue la temática la que agrupó a la grilla, la que se armó con 22 creadores, para dos días de realización, conformada por bandas, solistas, murgas, poetas, fueron los que tomaron parte. En tanto para el Arbustok de este año, el hincapié fue centrar en mejorar las anteriores puestas en escena, la idea fue la realización de una mejor convocatoria, ya más elaborada, con mejor sonido e iluminación.

Y, en cuanto al aspecto artístico, tuvo que ver con aspectos que se reunieron en la diversidad, en la paridad de géneros musicales, darles prioridad a las bandas grandes, que los solistas tuvieran media hora en el escenario, y las bandas 40 minutos. Abarcamos un montón, el abanico artístico fue mayor, desde folklores diversos a murgas de estilo uruguayo, a otras de trash metal, ska; de ahí a la poesía, para darnos una idea. Fueron recitales acompañados de ferias, artistas convertidos en protagonistas, como así también participación de estatuas vivientes, pintores, comercios de producción popular, etc. Muy variado.

¿Algunos puntos claves que nos destaques?

Nosotros no convocamos, los participantes se convocan por una movida que se da entre los músicos, que van tomando lugar en las peñas que se van organizando a lo largo del año. Es muy autosuficiente, independiente.

También, el apoyo de la secretaría del Municipio (de Puerto Madryn) fue muy importante, ya que nos facilitó parte del escenario. Después, todo es por fuera de la Comuna. Si mencionamos a las bandas, primero hablemos del nombre: Arbustok.

Me lleva, de movida, a describirlo con un proyecto emergente con la naturaleza (arbusto) y un famoso festival hippie, el Woodstock norteamericano de fines de los ‘60.

En 2020 hubo dos bandas de Trelew: Liyah y Mateo Ferrer, y una de Río Grande: Hit and Jáforas, todas las demás, las que figuraron en el afiche, eran de Puerto Madryn.

Nos manejamos sin dinero, todo fue colaboración de la gente, por ahí se da que solventamos con fondos que juntamos con la asamblea, tanto para el sonido, como para otros aspectos que necesitamos resolver, organizamos rifas y otras movidas para generar tales fondos.

Por el vital líquido elemento

La propuesta surgió desde la Asamblea en Defensa del Territorio de Puerto Madryn en 2020, a partir de la masividad de las movilizaciones por el agua que a fines de 2019 se generaron en Chubut (y en Mendoza al mismo tiempo).

En nuestra provincia hubo movilizaciones en varios puntos de la provincia patagónica. En la localidad de Comodoro Rivadavia, organizaciones ambientalistas se movilizaron hasta el frente del municipio. Allí, Zulma Uzqueda del Foro Ambiental y Social de la Patagonia, planteó la postura de las asambleas y exigió al vice intendente Othar Macharashvili y el Secretario de gobierno Maximiliano Sampaoli, que manifiestan que personalmente están en contra de la megaminería, pero que el tema requiere de investigación y trabajos “serios”, que si no hay licencia social no se podrá implementar la megaminería.

Los y las vecinas plantearon los problemas de falta de agua en los barrios y remarcaron que -en algunos sectores- llevan años esperando por la red de agua. En el marco de la protesta se acordó una reunión de vecinos, vecinas y funcionarias de la Oficina de Derechos y Garantías. En tanto, en el cruce de la ruta 40 y el paralelo 42, entre las localidades de El Bolsón y El Hoyo, vecinos y vecinas realizaron una asamblea abierta.

En Esquel se concentraron alrededor de mil habitantes, esta vez bajo la consigna: “la 5001 no se toca” (recordamos que la Ley 5001 prohíbe la minería a cielo abierto, y la que hace uso de cianuro), fue uno de los ejes más importantes. En Plaza San Martín se habían concentrado para marchar esta vez vecinos y vecinas de Esquel y Trevelín, como así también turistas, que quisieron apoyar la lucha por el NO a la megaminería. Durante la concentración se leyó un documento conjunto.

“Desde hace casi 18 años todos los vecinos comprometidos en esta lucha hemos sido guardianes de la montaña que sigue en pie – sostuvieron en el comunicado –. Ante cada arremetida de las empresas mineras en connivencia con el gobierno provincial y nacional hemos salido a las calles a exigir que respeten la voluntad del pueblo de Chubut que no quiere megaminería. Pero el compromiso de las comunidades chubutenses fue más allá y en el año 2013 comenzaba ‘la otra campaña’ y se juntaban más de 13 mil firmas en la conocida Iniciativa Popular. La misma se trataría en noviembre de 2014 donde la mayoría de los legisladores modificaron la ley por indicaciones de la empresa minera, abriendo la puerta a la actividad en la provincia. La ley modificada se derogaría, aunque no así la funesta sesión”.

En esa línea, remarcaron: “desde esa traición al pueblo chubutense hemos sufrido uno tras otros innumerables intentos por instalar la actividad en la provincia, y ante cada embate estamos y estaremos en la calle. Marcharemos, cantaremos, nadaremos, actuaremos, bailaremos, patinaremos o pedaleáremos; y seguiremos haciéndolo siempre con la alegría que nos brinda la convicción de que queremos vivir en un ambiente sano, queremos actividades verdaderamente sustentables como las energías renovables, agroecología, turismo. Nuestros bienes comunes como el agua, la tierra, el aire son derechos inalienables por lo cual no pueden ser propiedad de nadie en particular y continuaremos exigiendo que así los traten. Sabemos de sus intenciones de extraer el oro, la plata y el uranio de las entrañas de nuestro territorio, por eso siempre nos encontrarán acá, de pie”, sostuvieron. Además, se informó que sumaron su apoyo a la provincia, ciudades como Bariloche, Mendoza y Capital Federal.

En tanto, en Trelew, la asamblea ambiental de la zona se convocó en la peatonal Luís Gazín, bajo la consigna “Contra la megaminería y el ajuste”, en una convocatoria que reunió -en una marcha- unas mil personas.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022