martes 6 de diciembre de 2022
20.9ºc Comodoro Rivadavia

El duelo de envejecer

miércoles 31 de agosto de 2022
El duelo de envejecer

 

Se suelen idealizar la vejez y la jubilación con términos como " etapa para disfrutar y descansar", " se ha adquirido mayor experiencia y sabiduría", " hay más tranquilidad", etc. 

Se me ocurre una simple encuesta: " te gusta ser viejo?". Solo piensen que responderían.

Hablar solo de las supuestas ganancias que se obtienen al alcanzar esta etapa de la vida es negar los duelos que es necesario procesar para llegar a disfrutarla.

Las despedidas son tristes y duelen. Despedirse de la juventud y sus beneficios duele. Duele el alma y también duele el cuerpo que va perdiendo belleza, flexibilidad y fortaleza.

En la antigua Grecia los ancianos eran respetados y existía un " Consejo de ancianos" a los que se consultaba y su opinión era muy tenida en cuenta. Esto no ocurre en la actualidad. Por el contrario, los jóvenes suelen descalificar a los ancianos que " no entienden nada del mundo actual."

No todos los mayores son sabios, pero no todos son tontos o ignorantes.

Jubilarse puede ser grato si se han generado proyectos creativos que reemplacen la actividad laboral y se le da un sentido al tiempo libre. De otro modo la vida pierde interés y las enfermedades ocupan el vacío que horas de televisión no alcanzan a llenar.

Los hijos ya crecidos tienen su propia vida y ocupaciones, y probablemente han formado familia. Aceptar que los padres no ocupan el lugar de cuando eran niños y tolerar no ser el centro de su interés, es otro duelo tan costoso como necesario. Los nietos son el premio consuelo ante este dolor.

En esta etapa se incrementan también los temores, a enfermar gravemente, a perder funciones corporales, a la soledad, a la falta de amor y cuidados, al Alzheimer...

Las relaciones de amistad y la vida social son los soportes que sirven de acompañamiento y endulzan los duelos. Ser escuchados y compartir alegrías y tristezas con personas de la propia generación es importante y necesario. Y si no alcanza no hay que tener prejuicios en recurrir a la psicoterapia para procesar lo que solos no podemos.

De cómo hayamos vivido dependerá que lleguemos a la vejez " en forma", entendiendo que cada etapa tiene su " buena forma" propia. Que en cada etapa, también, es necesario hacer duelos y despedidas y que si los evitamos no desaparecen y los arrastraremos como una pesada carga que ira arruinando nuestro buen vivir.

Entendamos que de eso. Se trata " llegar en forma" , de haber duelado- llorado todos los tropiezos que fuimos pasando, de curar los resentimientos que envenenan el alma y de perdonar y perdonarnos el ser imperfectos seres humanos.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022