lunes 5 de diciembre de 2022
20.9ºc Comodoro Rivadavia

Muerte de una niña por hantavirus

miércoles 03 de agosto de 2022
Muerte de una niña por hantavirus

La noticia impactó: una niña de 8 años, residente en la comuna rural de Cerro Centinela, en el Noroeste de nuestra Provincia, falleció en el Hospital de Esquel como consecuencia de haber padecido Hantavirus.

Este virus tomó entidad en el conocimiento local (y también a nivel nacional) cuando, a fines de 2018, un brote epidémico contabilizó 34 casos teniendo como epicentro a la localidad de Epuyen y dejó como secuela 11 muertes, entre ellas 3 menores de edad.

 

Zona endémica

La variedad Andes del Hantavirus es portada por el ratón colilargo quien actúa como “huésped intermediario”.  El animal deposita el virus en distintos lugares del Bosque Andino-patagónico (que incluye a Argentina y Chile) y esto puede incluir tanto el área rural como la suburbana o urbana.  Las provincias de nuestro país incluyen a Neuquén, Rio Negro, Chubut y Santa Cruz

Obviamente que uno de los lugares de mayor riego es el propio ámbito del bosque y por eso están expuestos los cosechadores, recolectores de leña, acampantes, turistas, etc. Pero la variedad Andes tiene una particularidad que no tienen otras variedades en nuestro país: se puede transmitir de persona a persona. Esto fue lo que ocurrió en 2018 en Epuyen (contagios después de un festejo familiar)

 

La muerte de la niña

Que una niña de 8 años haya fallecido por un cuadro terminal de Hantavirus y resida en la comuna rural de Cerro Centinela abre todo una serie de interrogantes.

El lugar de contacto de la menor con el virus seguramente ha sido en el propio domicilio o en los alrededores del mismo. Es difícil imaginar, en plena cordillera, en época invernal, que la niña haya podido interactuar con zonas de malezas, arbustos o el propio bosque

Otro aspecto es lo referente al rol del sistema de salud. Se infiere que no han bastado las medidas de prevención y de alertas después de lo sucedido en Epuyen. Y otro aspecto preocupante es que no se haya pensado en hantavirus cuando aparecieron los primeros síntomas

Luego de comprobarse, hace unos 20 años, que la variedad Andes podría transmitirse de persona a persona se encendieron las luces de alerta y se activan toda una serie de medidas cuando el caso sospechoso resida o haya visitado el área del bosque andino-patagónico. Eso es lo que sucedió hace unos años en EEUU cuando una mujer presentó síntomas y tenía el antecedente de haber visitado como turista una zona endémica de Chile. Eso bastó para que interviniera el CDC (Centro del Control de Enfermedades) y se investigara a todos los contactos, incluidos pasajeros del avión.

 

La mirada local

Las hermosas  zonas de nuestra cordillera son objetivo frecuente como destino de vacaciones, de campamentos o viajes de estudio. A la luz de todo lo conocido es oportuno remarcar y recordar las medidas de prevención que  permitan no entrar en contacto con el virus. Esto incluye tanto el lugar de acampar como la forma de limpiar una cabaña  o los cuidados al hacer una caminata.

En cuanto al sistema de salud hay que remarcar que a todo nivel se debe tener en cuenta: si un chico (o un adulto obvio) comienza con síntomas gripales y estuvo semanas anteriores en área endémica… pensar en Hantavirus

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022