martes 18 de enero de 2022
17.9ºc Comodoro Rivadavia

Violencia en menores

jueves 09 de diciembre de 2021
Violencia en menores

En últimos días ocurrieron hechos terribles que ocuparon portadas de medios de comunicación : un menor de 17 años asesinado por balas policiales ( o sea violencia institucional ) y un chico de 5 años muerto en un marco de violencia familiar.

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP )mantiene una actitud activa y preventiva en su mirada hacia todo tipo de violencia que afecte a niños, niñas y adolescentes.

En estos días el Comité de Familia y Salud Mental emitió un comunicado que resume la postura de la SAP y si bien se enfoca en “Violencia Familiar” su texto es extensivo a otros campos de la comunidad

LO QUE NO QUEREMOS VER

“No lo queremos ver. Nos incomoda mucho. Si lo llegamos a ver nos cuesta mucho ponerle nombre. Y si lo hacemos es difícil intervenir, tomar decisiones, porque las mismas implican a una familia. Pero es vital. Porque el maltrato infantil , la violencia familiar, mata”…Asi remarca el comunicado la importancia de tomar conciencia de esa violencia

Señala que la gran mayoría de las familias cuidan adecuadamente a sus hijos pero algunas ejercen tal grado de violencia que termina con la vida de aquellos que se esperaba pudieran cuidar y ayudar a crecer. Es muy difícil pensar que esa familia quiera hacer daño a su hijo pero no hay que desestimar esa posibilidad. ”Si no lo podemos pensar no lo vamos a poder ver “

LAS RESPONSABILIDADES

Dice la SAP : “Se necesita de toda la sociedad para evitar la muerte de los niños, niñas y adolescentes por violencia . Todos y todas : padres, madres, cuidadores, abuelos, familiares, docentes, policías ,médicos de guardia, pediatras, psicólogos, profesionales de los organismos de protección de derechos, los juzgados. Con distintos grados de responsabilidad pero todos necesarios. Y articulados de manera adecuada”

Obviamente que la crianza es un proceso difícil. El advenimiento de la pandemia trastocó escenarios y entornos de convivencia con los menores. Se agregó la falta de presencialidad en las escuelas e incluso de personal en los organismos de justicia y de protección de derechos de niños, niñas y adolescentes . Todo se sumó como dificultad para detectar la violencia.

El comunicado termina: “Ellos necesitan de todos nosotros para salir de ese sufrimiento. A veces su vida depende de eso”

 

Te puede interesar
Últimas noticias