miércoles 1 de febrero de 2023
18.9ºc Comodoro Rivadavia

Luxación de hombro

martes 13 de diciembre de 2022
Luxación de hombro

El hombro es un complejo articular, que se encuentra formado por varias articulaciones y la resultante de ello es lo que hace posible que por su correcto accionar posicionemos nuestra mano en diferentes planos, permitiéndonos desarrollar las actividades de nuestra vida diaria, desde el aseo, alimentación y vestimenta, hasta actividades deportivas extremas como escalar una montaña, gimnasia de destreza o trabajos como el petróleo y la construcción que requieren mucha fuerza, etc.

La cabeza humeral se asemeja a una esfera en parte superior y se apoya en una cavidad de un tamaño reducido que es la Cavidad Glenoidea de la Escapula, la cual para ampliar su superficie de contacto le da continuidad un anillo fibroso denominado Labrum con cuál le da mayor estabilidad y junto con los ligamentos, la cápsula y los músculos la convierten en la articulación con mayor rango de movimiento de nuestro cuerpo y así mismo la más propensa a sufrir inestabilidades, ocupa el 45% de todas las luxaciones.

Cuando la articulación es llevada más allá de sus límites fisiológicos normales o recibe una fuerza de violencia excesiva que estas estructuras no pueden mantenerlas unidas y producirse una luxación donde puede ir la cabeza humeral en diferentes direcciones y la más frecuente es la anteroinferior ocupando el 95% de las luxaciones del hombro.

La persona que lo sufre presenta un dolor intenso e inmediato que le impide movilizarlo y el aspecto del hombro cambia perdiendo su forma redondeada.

Ante esta situación se debe concurrir a una guardia de emergencias donde los médicos realizarán una valoración vascular y neurológica de la lesión, y mediante un estudio radiológico para descartar posibles fracturas.

De ser necesario se reduce bajo anestesia y se controla por radiología luego de la reducción, para luego inmovilizar en general en posición neutra para evitar las recidivas.

El uso del cabestrillo en general es de tres semanas para permitir una correcta cicatrización del labrum, la cápsula y los ligamentos y la recuperación a cargo de su kinesiólogo dependerá del tipo de luxación, la cual será suave y progresiva, potenciando los ejercicios que brinden una estabilidad articular, le enseñará los movimientos prohibidos que puedan provocar una nueva luxación.

En aquellas personas que sufren varios eventos o recidivas son candidatos a reparaciones quirúrgicas teniendo en cuenta las características de esa persona como por ejemplo su edad, actividades que desarrolla, si existe o no lesión ósea, para luego realizar una rehabilitación con un kinesiólogo donde son recuperaciones donde hay que respetar los tiempos de inmovilización, con una correcta reeducación muscular para tener una adecuada recuperación y retorno a las actividades deportivas y laborales.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con la actualidad del fútbol mundial