sábado 24 de septiembre de 2022
2.9ºc Comodoro Rivadavia

Tae kwon Do ITF

Llegó a Comodoro el campeón del mundo Hugo Reinoso

martes 09 de agosto de 2022
Llegó a Comodoro el campeón del mundo Hugo Reinoso

El IV Dan Hugo Reinoso, campeón del mundo en la categoría Senior hasta 64kg. en Ámsterdam, arribó la noche del lunes a Comodoro Rivadavia y contó sensaciones tras el 1-2 de la escuela local Tae Kwon Do Asociación Austral dirigida por el VI Dan Sergio Oyarzo. El II Dan Leandro Esperón, subcampeón, llega esta noche a la ciudad. “Estábamos contentos porque sabíamos que el Mundial se venía para Comodoro”, sostuvo Reinoso.

La noche del lunes 8 de agosto Hugo Reinoso, IV Dan de Tae Kwon Do ITF, arribó a Comodoro Rivadavia luego de conseguir hace casi dos semanas el campeonato mundial en Ámsterdam, en la categoría Senior hasta 64kg. Lo hizo venciendo en la final a su compañero de equipo, el II Dan Leandro Esperón, ambos conducidos técnicamente por el VI Dan Sergio Oyarzo, director de la escuela Tae Kwon Do Asociación Austral.

Reinoso, de 38 años, volverá a la rutina este miércoles, luego de recibir esta noche al subcampeón mundial, su compañero de equipo Leandro Esperón.

“Fue todo nuevo haber ido a Ámsterdam, no conocíamos nada, pero íbamos con las mejores expectativas, dejar al país lo mejor representado”, comentó Hugo Reinoso, respecto al sueño que comenzó a gestarse a mediados del 2021, con la confirmación de fechas de selectivos.

Comienzos en la disciplina

Reinoso arrancó en el Tae Kwon Do a los 8 años, en la Unión Vecinal del barrio Próspero Palazzo con el instructor Gustavo Oyarzo, hermano de Sergio. Llegó a ser cinturón negro con 15 años, y si bien dio clases algunos años, hizo especial hincapié en la competencia desde esos años hasta casi los treinta.

Con 18 años, fue campeón mundial juvenil en Argentina 2002, en modalidad técnicas y habilidades (roturas), y también compitió en los Mundiales Corea 2004 (quinto en lucha) y Corea 2010 (pierde en octavos ante el que sería campeón del mundo).

“Después tuvimos viajes internacionales, pero era mucho gasto, así que le aflojé a la competencia. Ahora, 20 años después volvimos a competir”, explicó.

El inicio del sueño

“Voy a ser sincero, yo decía que era mucha plata, que no vayamos. Mis compañeros empezaron a insistir. Yo pensaba más en llevar alumnos y acompañar a mi instructor como profe. Decía ‘vamos a clasificar, pero son 4 mil dólares, es una animalada’. Yo lo veía de ese lado. Nos fue bien en los selectivos, y una vez que arrancamos yo decía que no, que no, pero ya sabía que había que ir, era imposible no ir en búsqueda del sueño”, expresó.

Con la mentalidad de traer una medalla, el instructor Sergio Oyarzo junto a Esperón y Reinoso, embarcaron hacia la ilusión mundialista. “Desde los resultados que obtuvimos en los selectivos sabíamos que estábamos para ir a hacer podio. Se puede dar, como te poder levantar mal y que ese día no te salgan las cosas. Íbamos con la mentalidad de traer una medalla”, sostuvo.

La competencia

“Abrí la competencia contra un irlandés, campeón europeo. Salieron las cosas bien, pero fue un competidor muy duro, gente que va muy al frente. Gente que les pegas y siguen yendo para adelante. Fue una pelea muy linda. La semifinal fu contra un chico correntino que era el favorito, había ganado los últimos tres mundiales. Empatamos dos rounds, también empate en round de alargue, y fuimos al punto decisivo, como el gol de oro en el fútbol”, relató Reinoso, quien además vivía y sufría cada combate de su compañero de equipo, Leandro Esperón.

“Leandro iba perdiendo la primera pelea. En el segundo round cambió el chip y fue superior. Hasta yo me relajé. Porque se sufre. Si yo pierdo, él tiene que ganar, y si yo gano, él también tiene que ganar. No es que uno va pensando únicamente en uno mismo. Él llegó a la final antes que yo, así que me puso la presión a mí. Fue muy lindo verlo como desarrolló las peleas, como se desenvolvió y me puse muy contento de verlo llegar antes a la final”, contó el campeón del mundo sobre Esperón, que batió a un coreano y un inglés para estar en la finalísima.

“La final la disfruté mucho. Pudimos hacer una pelea muy linda, nos pegamos, hicimos buenas técnicas, buenos puntos, disfrutando también sabiendo que no habría maldad ni golpe al límite. Estaba súper contento de tener a mi compañero, que haya llegado hasta ahí. Calculo que lo disfruté igual o más que él. Ya estábamos contentos porque sabíamos que el Mundial se venía para Comodoro”, agregó Reinoso.

Agradecimientos

Además de los agradecimientos de rigor, Reinoso tuvo algunas palabras para su instructor, Sergio Oyarzo, a quien conoce hace mucho tiempo.

“Cuando arrancamos Sergio Oyarzo era mi compañero de entrenamiento. Nos conocemos hace 30 años. Es una persona excelente, nos reta cuando nos tiene que retar, está siempre buscando lo mejor. En los entrenamientos nos exige al máximo, nos hace de goma. Termina el entrenamiento y se disfruta, se charla. Pero entrenando, parece otra persona. Nada más que palabras de agradecimiento. Se preocupa un montón, como estamos nosotros, como vamos con el peso. Está súper involucrado, buscando siempre un horario para que podamos entrenar. Mañana, tarde, noche, los sábados, coordinando. Es un equipo. Y a la hora de entrenar no negociamos nada, con la idea de sufrir el entrenamiento para disfrutar la competencia”, aseguró.

“Quiero agradecer en primer lugar a Comodoro Deportes que colaboró, al Concejo que nos ayudó con parte del viaje a Buenos Aires. A mi instructor, a Luciana mi masajista personal, a mi alumna Agustina que se encargó de las clases en este tiempo que estuvimos viajando. A Jano Mellado, que me ayudó mucho en la parte física”, comenzó Reinoso con los saludos y agradecimientos.

“A mi familia, a mi mamá que en un principio no le gustaba para nada el Tae Kwon Do cuando arranqué. A todo el grupo de alumnos y padres que conformamos la que llamamos Familia TAA, que hicieron lo imposible para que pudiéramos juntar la plata para los tres. Sin el apoyo de todos los alumnos y padres de la escuela esto hubiese sido complicado”, añadió.

Panorama a futuro

La escuela Tae Kwon Do Asociación Austral continúa trabajando, y ya sabe respecto al calendario, que tendrá tres años de preparación para el Mundial 2025 que sería en Uruguay. En este sentido, Hugo Reinoso, adelantó: “A partir del año que viene tenemos que ver qué chicos llegan, y ya se empieza a trabajar en ese sentido. También tendremos un campeonato europeo en Alemania, un Sudamericano en Chile en 2024. Así que estamos pensando en eso, más allá que en octubre tenemos el Sudamericano en Salta, el regional, y en diciembre el campeonato nacional. Estamos enfocados en eso, pero sabiendo que tenemos dos años de trabajo para el campeonato mundial, donde los chicos se tienen ir preparando para seguir logrando objetivos”.

“Yo veré si puedo, si los chicos siguen haciendo el aguante, creo que un Mundial más voy a probar. Es algo que nos gusta, que lo hacemos con profesionalismo, y aunque tengamos que invertir mucha plata es un dinero bien invertido”, cerró Hugo Reinoso.

Te puede interesar
Últimas noticias