viernes 20 de mayo de 2022
1.9ºc Comodoro Rivadavia

El incremento fue de un 44,5% a un 47%, según estableció el BCRA

Suba de la tasa de plazos fijos: “La mayoría no va a estar contenta, porque esto no contiene la inflación”, dijo Herrera

martes 26 de abril de 2022
Suba de la tasa de plazos fijos: “La mayoría no va a estar contenta, porque esto no contiene la inflación”, dijo Herrera
César Herrera: “La gente que queda contenta con la suba de la tasa de plazos fijos, es la que tiene ahorros, pero los que hicieron compras con tarjetas de crédito y tienen que refinanciar, no están tan contentos” dijo el economista.
César Herrera: “La gente que queda contenta con la suba de la tasa de plazos fijos, es la que tiene ahorros, pero los que hicieron compras con tarjetas de crédito y tienen que refinanciar, no están tan contentos” dijo el economista.

El contador público César Herrera analizó la actualidad económica del país y se refirió a la suba de las tasas de interés que sufrieron los plazos fijos, una medida del gobierno nacional enfocada en contener la inflación. Además, habló sobre las perspectivas que hay para lo que resta del año, y en este sentido planteó que, desde su óptica, una hiperinflación es algo que todavía está muy lejos, pero es una posibilidad.

El 22 de febrero de este año, el Banco Central anunciaba que la tasa de interés de los plazos fijos subiría de un 42,5 por ciento a un 44,5. Ahora, con la última medición de inflación registrada en marzo, se decidió una nueva suba, de un 44,5 a un 47. La medida del gobierno busca contener la alta inflación que registra el país. En diálogo con Crónica, el contador público César Herrera analizó la decisión del gobierno y resaltó que, por una cuestión obvia, aquellos que tienen ahorros en los bancos estarán felices con el incremento en las tasas de interés, pero no sucede lo mismo con aquellos que tienen deudas con tarjetas de crédito.
“Esto es como si tuviéramos una fiebre muy alta y nosotros tomáramos una aspirina para bajarla. Si la tasa de interés estuviera en un 15 por ciento y el gobierno la elevara a un 40, estaría haciendo algo efectivo contra esa fiebre. Ahora bien, en el actual contexto, el análisis que hago es que nosotros no tenemos margen para aumentar la tasa de interés. La gente que queda contenta es la que tiene ahorros, ese conjunto de argentinos, podríamos decir que son los que están contentos, pero los que hicieron compras con tarjetas de crédito y tienen que refinanciar, no están tan contentos”.
Y agregó: “Este instrumento, que es bastante poderoso para contener la inflación, acá no se puede usar con ese poder, es algo mínimo lo que está haciendo el Banco Central. La mayoría de los argentinos no vamos a estar contentos, porque eso no va a contener la inflación, va a evitar que siga creciendo, pero no la va a contener”, sostuvo el economista.

 

Anclas nominales de la inflación

El entrevistado profundizó su análisis sobre el tema y explicó que, en economía, se dice que las tasas de interés actúan como “un ancla”. “Se llaman anclas nominales de la inflación, unas son las tasas de interés, por eso, aumentando las tasas se supone que controlás la inflación, algo que están haciendo todos los bancos centrales del mundo. Sucede que esta ancla está muy complicada y no resiste tanto, por eso no podemos aumentar tanto la tasa. La otra ancla que tenemos son las tarifas, pero están retrasadas, entonces tampoco funcionan. Los economistas dicen que el gobierno perdió las dos anclas nominales: no pueden aumentar mucho las tasas de interés y tampoco pueden seguir retrasando las tarifas”, resaltó.
“Otros que no van a estar contentos con el aumento de las tasas de interés son los pequeños y medianos empresarios. Si bien hay tasas reguladas por el banco para acceder a préstamos y créditos, realmente están muy altos, entonces a ese nivel de tasa, para pagar esos créditos y poder desarrollar su actividad, una persona tiene que tener un negocio extremadamente rentable”, continuó.


Plazos fijos: las diferencias entre el gobierno de Macri y el de Fernández

Mientras Mauricio Macri gobernó Argentina, la tasa de interés de los plazos fijos fue significativamente mayor a las que hay actualmente. En ese entonces, tener pesos en un plazo fijo era algo rentable. Nadie dice que hoy no lo sea, pero por una cuestión obvia, al ser menor la tasa, los intereses que se cobran mes a mes (en el caso de tener un plazo fijo a treinta días) son menores. César Herrera se refirió a este tema y planteó que “durante el gobierno de Macri, los plazos fijos tenían una tasa de interés real, que resultaba positiva, se superaba la inflación y había unos puntos de interés. En este momento, lo que se busca es un equilibrio, ir hacia una tasa equilibrada, perder poco contra la inflación. Son políticas distintas, la política de Macri era más financiera, buscaba evitar que los pesos se vayan al dólar, que no corran a comprar divisas extranjeras. Macri era más financiarista, hoy, en cambio, el sesgo es más productivista, pero con complicaciones, porque Macri dejó la economía bastante comprometida, y la pandemia la agravó todavía más”.

 

“La era de las desigualdades”
La crisis económica de Argentina: ¿Mito o realidad?

Muchos quizá piensen que esta es una buena pregunta para hacer: ¿hay realmente una crisis económica en Argentina, o simplemente nos quejamos de lleno? Juega la Selección en la Bombonera y las entradas se agotan. Termina el fin de semana largo por Semana Santa y se difunden datos oficiales que afirman que, durante apenas cuatro días, más de cinco millones de personas viajaron por el país y gastaron más de 45.000 millones de pesos. Se lanza la venta de entradas para el mundial de Qatar, y, para sorpresa de muchos, Argentina es el segundo país que más entradas pidió. Entonces, ¿hay o no crisis económica? César Herrera se refirió a este tema:
“Creo que la salida de la pandemia va a profundizar las desigualdades sociales. Tenemos una Argentina con muchos grises, es como si tuviéramos dos países: un país en donde la gente puede escaparse unos días durante un fin de semana largo, donde pueden viajar a Qatar a ver el mundial, y otro país en donde hay un cuarenta, cincuenta por ciento de personas que están sumidas en la economía informal. Esta es la era de las desigualdades. Esto trae consecuencias, una de ellas, es la desaparición de la clase media. Ahora, o te podés ir de vacaciones o estás sumido en la pobreza. Hoy por hoy, como diría un autor europeo, la clase media, que históricamente estuvo en el medio de todo, es decir, no estaba hacia abajo con respecto a la pobreza, ni tampoco hacia arriba con respecto a la riqueza, está desapareciendo, y esto es algo que pasa en todo el mundo”.

 

“Milei está generando un movimiento antipolítico y,
años atrás, ¿quién detentaba este mismo movimiento?”

En otro tramo de la entrevista, César Herrera ante la consulta opinó sobre Javier Milei, el polémico economista que está en boca de todos por sus ideas, si se quiere revolucionarias, para la economía argentina. El contador público local dio una opinión sobre el líder libertario enfocada desde la economía y también desde la política, y afirmó que Milei no tiene malas ideas, pero que comete un error: “le falta una visión más amplia de la sociedad”.
“Para mí, Javier Milei es un economista que sabe sobre economía, pero de una parte de los libros, teniendo la libertad como eje central, la no existencia del Estado tal cual lo conocemos. Ese conjunto de ideas, a mi juicio, suenan muy bien, por eso él está en alza. Lo que sucede es que Milei ahora no tiene un rol de economista, ahora tiene un rol político, entonces le falta una visión más amplia de la sociedad. Lo que hace es trabajar sobre el discurso económico como visión amplia de la sociedad, y para mí, eso es bastante restrictivo. Él es un muy buen economista, pero solo del lado A de la economía, porque también hay un lado B. Milei dice que aquellos que están del lado B son unos burros”, expresó Herrera.

Patria, tradición y familia

El contador público retrocedió algunas décadas en el tiempo y comparó el fenómeno Milei con otro muy conocido en la Argentina: las dictaduras militares. “Milei está rodeándose de un conjunto de personas, está generando un movimiento antipolítico, y años atrás, ¿quién detentaba este mismo movimiento? Se hablaba de patria, tradición y familia. En ese entonces, también había un grupo de personas que decían que los políticos eran todos unos corruptos, ellos eran la reserva moral de Argentina, que antes estaba dada por los militares. El tema, es que a partir del crecimiento de la deuda externa, desde 1975 a 1983, la derrota en la Guerra de las Malvinas en 1982, y además, la corrupción en ese gobierno militar, ese eje fuerte que tenían se perdió. Ahora sucede lo mismo, pero con otros protagonistas”.

Te puede interesar
Últimas noticias