miércoles 22 de mayo de 2024
8.9ºc Comodoro Rivadavia

Después de un reclamo público, hoy la Escuela Especial 519 sería fumigada para mitigar la presencia de roedores

martes 14 de mayo de 2024
Después de un reclamo público, hoy la Escuela Especial 519 sería fumigada para mitigar la presencia de roedores
La Escuela Especial N° 519 se encuentra sin clases desde el 3 de mayo por presencia de roedores. Después del reclamo público, se obtuvieron respuestas.
La Escuela Especial N° 519 se encuentra sin clases desde el 3 de mayo por presencia de roedores. Después del reclamo público, se obtuvieron respuestas.

En la mañana de ayer familias de la Escuela Especial N° 519 se presentaron en Supervisión de Escuelas para dejar asentado un reclamo ante la demora de un pedido de fumigación por presencia de ratas. La solicitud se había realizado el 3 de mayo al notar el problema y hasta esta semana solo habían recibido como respuesta que “no se contaba con el presupuesto” para realizar la fumigación.

Luego de este reclamo, fueron informadas que hoy, a las 11:30, se presentará un equipo para realizar las tareas de saneamiento en el edificio, al igual que una cuadrilla para identificar por dónde ingresan los roedores de modo que se pueda prevenir que se repita la situación.

Johanna Curin, madre de un alumno de la institución a la que asisten entre 30 y 40 estudiantes con diferentes discapacidades, conversó con Crónica sobre el malestar de las familias: “¿Por qué nosotros como padres de niños con discapacidad tenemos que llegar a estas instancias?”, lamentó.

Johanna Curin, madre de un alumno de la Escuela Especial N° 519.

Sin clases desde el 3 de mayo

Según detalló la madre, las clases se encuentran suspendidas desde el viernes 3 de mayo, media hora después del ingreso de clases. “Nos avisaron por un grupo de difusión que los alumnos debían regresar a sus domicilios porque no estaban dadas las condiciones de saneamiento. Al principio los padres no entendíamos bien a qué se referían porque la semana previa ya habían estado suspendidas las clases porque habían encontrado chinches, pulgas y garrapatas, entonces ya se había hecho un saneamiento”, recordó.

Luego, se les confirmó que se debía a la presencia de roedores. “La escuela está ubicada frente al mar, a mano derecha del Hospital Alvear, en donde hay movimiento de suelo porque se está haciendo el muro de contención y se sobreentiende que la institución está expuesta a la presencia de roedores, pero nuestro enojo como padres viene porque van a hacer dos semanas que las clases están suspendidas por esto”, reclamó.

Las familias resaltan que el equipo directivo siempre mantuvo un diálogo constante para poder mantenerlos al tanto de cómo se encontraba el trámite para poder contar con la fumigación. “La directora hizo todo lo que le correspondía pero siempre la respuesta fue que no había presupuesto, la respuesta siempre fue la misma. Por eso nos organizamos para ir a Supervisión hoy (por ayer) con otra mamá”.

El desgaste de tener que reclamar para obtener respuestas: “Lo único que pedimos es que se nos escuche”

En relación a esta problemática, la madre reclamó que la educación es un derecho que debe garantizarse teniendo en cuentas las particularidades de la población que asiste a la institución. “Van chicos con síndrome de down, con autismo, chicos no videntes que tienen autismo. La escuela es sumamente importante, tanto como contención para la familia, como espacio para ellos que les permite mantener una rutina. Si para un chico que no tiene ninguna condición es difícil estar tantos días sin clases, imaginate para ellos”, explicó.

Y agregó que el enojo es por las circunstancias que los llevan a tener que hacer los reclamos de manera pública para obtener una solución. “Si bien ahora este problema estaría solucionado, porque ya colocaron un líquido y mañana (por hoy) irían nuevamente a la escuela, nos encontramos preguntándonos por qué nosotros tenemos que llegar a estas instancias”, cuestionó.

“Nosotros todos los días de nuestra vida convivimos con una discapacidad, que solo el padre que lo vive puede entender. Uno no está cansado de su hijo, yo amo a mi hijo, es más, yo hice este reclamo por él porque lo necesita, pero ¿por qué tenemos que llegar a esto? Todos nosotros vivimos dentro de la burocracia, por ejemplo, con las obras sociales”, dijo Curin.

“A principio de año ya tuvimos que reclamar por el Asistente de Cambiado, supuestamente no había para poder cubrir, nosotras armamos una carpa al frente de la escuela para que nos den una respuesta y tuvimos que ir a Supervisión de Escuelas. Al otro día teníamos a alguien cubriendo el cargo, entonces para nosotros es una falta de respeto que tengamos que llegar a esto para que nos escuchen, es desgastante”, sostuvo.

Finalmente, remarcó que “el enojo de parte de los padres es por el abandono que hay de parte del Estado hacia la escuela y la institución, porque no es solo el edificio, sino también los recursos y las herramientas para trabajar”.

“Nuestros hijos tienen derecho a ser escolarizados como cualquier persona, lo único que pedimos es que se nos escuche y que esté lo necesario para que puedan tener clases”, concluyó.

Te puede interesar
Últimas noticias