jueves 23 de mayo de 2024
2.9ºc Comodoro Rivadavia

Sobrepoblación de perros en la ciudad: un tema pendiente

Proteccionistas reúnen fondos para comprar una jaula trampa para atrapar perros asilvestrados

Debido a la proliferación de canes y la conformación de una jauría en la zona del Industrial, proteccionistas reúnen donaciones para adquirir una jaula trampa, para evitar que continúe creciendo el número de animales.
lunes 13 de mayo de 2024
Proteccionistas reúnen fondos para comprar una jaula trampa para atrapar perros asilvestrados

La problemática por la cantidad de perros en la calle, la proliferación de jaurías, y como consecuencias las mordeduras, accidentes y la situación sanitaria, sigue siendo un tema sin resolver en la ciudad y nuevamente, proteccionistas, trabajan en busca de resolver este panorama mientras siguen exigiendo al estado que actúe como corresponde.

Así, debido a la presencia de una jauría de perros asilvestrados en la zona del barrio Industrial, están reuniendo fondos para adquirir una jaula trampa para poder castrarlos y evitar que continúe creciendo el número de canes.

Al respecto, Virginia Paredes, proteccionista, en diálogo con Crónica explicó que “estamos tratando de juntar plata para comprar una jaula trampa al menos, porque en la zona del barrio Industrial, en la zona donde hay chatarrerías y en el camino Juan Domingo Perón, se están formando jaurías muy grandes de perros, que son muy salvajes y agresivos. Hay accidentes, personas mordidas, es una situación grave, entonces una persona quiere laburar ahí con este tema”.

En este sentido, señaló que se trata de animales asilvestrados, entonces es imposible llegar a ellos, por eso con las jaulas trampa se puede atrapar a los mismos, para comenzar a esterilizarlos y ver su situación.

“Con la jaula es la única manera de atraparlos porque tiene un sistema de pedal, donde ponés la comida en el fondo de la jaula, el perro entra, se activa el pedal y se cierra la compuerta” detalló y añadió que “llevarlos a castrar es una forma de poder controlar esta jauría y disminuir los nacimientos; lamentablemente los perros en las calles no viven más de 4 o 5 años bajo estas condiciones, además en el sector es constante el abandono de cachorros en cajas, que se los terminan comiendo estos animales, es terrible”.

Sobre la colecta, expresó que es una forma de que los proteccionistas nuevamente se hagan cargo de estas situaciones porque desde el Municipio hoy no está sucediendo; “tengo jaulas de gato que compramos y están a disposición de cualquier persona que las pida, se les alcanza, se enseña cómo se usa y después la devuelven. Yo siempre digo que la gente salva a la gente, porque la verdad es que no podemos esperar del Municipio, nosotros mandamos notas al intendente, al vice, a la Dirección de Veterinaria pidiendo la adquisición de las jaulas pero no tuvimos respuestas así que lo hacemos nosotros porque esas jaurías mientras tanto se siguen reproduciendo” expuso Paredes.

“Lo peor es que esto está teniendo consecuencias en los humanos, mordeduras, personas que tienen largos tiempos de recuperación después de esto, entonces es necesario actuar” puntualizó.

Enfermedades zoonóticas

Sumado a ello, la proteccionista remarcó que la sobrepoblación canina en la ciudad es un problema de salud pública y debe atenderse como tal; “hay dos estudios que realizó la bioquímica Claudia Torrecillas, donde colaboró la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y la Secretaría de Salud, con apoyo del Municipio. El primero fue en Stella Maris y el segundo en Stella Maris y Caleta Córdova, donde se recolectó materia fecal de perros en espacios verdes y espacios urbanos de estos barrios y se llegó a la conclusión que más del 80% de las muestras levantadas estaban parasitadas, por parásitos que vienen de los perros y más del 65% estaban parasitadas por dos géneros parasitarios o más, entonces esto también es un problema grave porque los que usan los espacios verdes, las plazas son los niños y los niños se están parasitando, más del 50% de ellos” comentó.

“Nosotros decimos que la sobrepoblación es un problema de salud pública, que afecta al ambiente, a los humanos, a los animales y como dice la Organización Mundial de la Salud, la salud es una sola, por ello siempre reclamamos que la Dirección de Veterinaria no depende de Control Urbano porque no es un problema de la calle es un tema de salud, entonces debería depender de la Secretaría de Salud y trabajar en conjunto” advirtió Paredes.

Asimismo, aseguró que “por estos parásitos los humanos tienen consecuencias como la alteración del desarrollo físico, cognitivo, por deshidratación o gastroenteritis, anemias, un montón de enfermedades que traen los parásitos” y deslizó que “con la rabia pasa lo mismo, es una enfermedad mortal y hay una ley nacional que no se cumple donde el 80% de la población animal debe estar vacunada, lo hicieron el Día del Animal y la última vez que habían vacunado fue el 16 de marzo, entonces estuvieron un mes sin vacunar y los antiparasitarios tampoco los están entregando asiduamente, cuando hay que castrar, vacunar y desparasitar en el mismo momento”.

Siguen sin cumplir

En sintonía con todo ello, Paredes manifestó que la ordenanza vigente y la ley provincial vigente, respecto al equilibrio poblacional no se está cumpliendo, de ser así, disminuirían los nacimientos y comenzarían a solucionar la problemática; “esta es una decisión política que la debe tomar el intendente, con los recursos y la orden a las áreas para que cumpla, porque esto es un problema gravísimo que ninguna gestión pudo resolver, hace 40 años se intentó resolver pero hoy estamos sufriendo las consecuencias” aseguró.

Para concluir destacó que el trabajo del proteccionista es una gota en el mar dado que no cuentan con los recursos físicos, humanos o económicos para resolver la problemática, sino que el Estado tiene las herramientas, por ello indicó que “hacemos lo que podemos con lo que tenemos, por eso ahora estamos con esta colecta de donaciones para las trampas, que pueden ser utilizadas quienes las necesiten. El municipio tiene una para gatos pero no la promocionan, entonces la gente no sabe ni la pide. Nosotros tenemos lista de espera para usar las que tenemos para gatos y la gente lo agradece, pero en todo esto falta decisión política”.

Para colaborar

La jaula tiene un valor de $198.000 + $19.000 de envío. Y para colaborar pueden sumar su donación a través de la plataforma “cafecito” en el link https://cafecito.app/virginianimalista.

Te puede interesar
Últimas noticias