domingo 19 de mayo de 2024
9.9ºc Comodoro Rivadavia

La crisis se hace notar: cayó el consumo del pan en Río Gallegos

Como consecuencia de la abrupta caída del poder adquisitivo, se ha denotado una merma en el consumo de pan y productos de panadería en la capital provincial.
domingo 21 de abril de 2024
La crisis se hace notar: cayó el consumo del pan en Río Gallegos

La crisis económica se ha trasladado al bolsillo del trabajador y, en los últimos meses, se ha evidenciado una abrupta caída en el consumo del pan en Río Gallegos como así también en aquellos productos elaborados en las panaderías. Si bien se tratan de productos que se consumen de manera regular en los hogares, su compra se ha visto notoriamente limitada. Dicha merma se debe, en mayor medida, a la notable disminución del poder adquisitivo en los trabajadores y los masivos despidos en los diferentes ámbitos estatales y privados.

En este marco, TiempoSur visitó una panadería local y dialogó con Alejandro, quien es un panadero encargado de la elaboración de productos de panadería y se refirió a la drástica baja en las ventas: “En lo que respecta al tema de la elaboración, el consumo ha bajado bastante. La gente se fija más en lo que va a llevar, ya que antes llevaban un poco más y ahora han reducido el consumo. Por ejemplo, antes elegían llevar una docena de facturas y ahora llevan media y bizcochos”, indicó.

Al ser consultado por este medio sobre si ha notado una merma en la producción, Alejandro señaló que la misma “ha bajado bastante; no al punto de decir que va a cerrar la panadería, pero si se ha reducido considerablemente. Nosotros tenemos nuestros clientes de antes y eso nos ayuda un montón y sabemos que nos eligen porque llevamos muchos años acá”, puntualizó.

“Sabemos que los clientes no van a llevar lo que solían consumir antes, ya que como todos están tratando de “cuidar el mango”, agregó y prosiguió: “Nosotros, anteriormente, solíamos utilizar doce bolsas de harina por día y ahora utilizamos ocho. Si bien no se ha reducido a la mitad, se redujeron ya que bajaron algunas cosas y subieron otras y la gente se va amoldando a sus bolsillos”, resaltó. 

Alejandro, panadero hace 17 años en Río Gallegos. 

“El pan se va a llevar siempre, pero ya no es como antes que se compraban uno o dos kilos, sino que se va a comprar lo que les da el bolsillo”, añadió.

Sin embargo, la crisis económica que atraviesa al país no solo afecta al consumidor final sino también a las panaderías, quienes deben abonar de forma mensual grandes cantidades de dinero en concepto de servicios debido al alto consumo en luz y gas que la fabricación de productos de panadería requiere: “Son hornos que consumen mucho gas y mucha electricidad porque son hornos rotativos que usan luz y gas, de las dos cosas. Es una herramienta que está prendida todo el día para mantener la temperatura y todo el día se está cocinando, por lo que siempre debe estar encendido y funcionando”, detalló Alejandro a este medio. 

Por otro lado, el panadero se refirió al aumento constante en los precios de la materia prima: “El aumento de los precios depende de los proveedores, ya que a él le aumentan los insumos y a nosotros también, como así también influye el aumento de la nafta tanto para ellos como para nosotros que hacemos los repartos”, indicó. 

Alejandro lleva trabajando en la industria panadera desde hace 17 años e indicó que si bien ha atravesado varias crisis económicas, ninguna ha golpeado tanto el consumo como esta: “A esta situación la he vivido anteriormente pero no en esta escala, yo creo que esto pegó más fuerte ahora y se ve en el rubro. Hemos pasado por diversas crisis en Argentina, pero ahora es como que es algo general y la gente cuida mucho la plata y en gastar”, cerró. (TiempoSur)

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias