sábado 2 de marzo de 2024
17.9ºc Comodoro Rivadavia

Guillermo Moreno: “El peronismo tiene que reorganizarse con su doctrina”

lunes 11 de diciembre de 2023
Guillermo Moreno: “El peronismo tiene que reorganizarse con su doctrina”

APU RADIO conversó con el ex secretario de comercio y economista Guillermo Moreno, sobre el plan económico de Javier Milei y la reorganización del peronismo.

Agencia Paco Urondo: ¿Cómo pensás que va a ser el gobierno de Javier Milei?
Guillermo Moreno: Ahora estamos con algunas dudas sobre quién es Javier Milei. Es el muchacho que escribió de puño y letra su discurso el día que ganó las Paso y que escribió su discurso cuando ganó el ballotage. El pensamiento profundo de Milei está expresado ahí. Yo lo conocí en el 2016 y desde ahí mantuvimos permanentes debates, él con su revolución anarco-capitalista y yo con la inconclusa revolución peronista. Nos respetamos, es un hombre que respeto intelectualmente, es honesto. No es Carlos Melconian, que es un chanta que escribe de acuerdo a quién le paga.

Milei, como todo anarquista, quiere destruir el estatus quo y el Estado. Si es anarquista, es anarquista. Es de esa tradición donde las mujeres hacían pintadas que decían “Sin patrón, sin Dios y sin marido”. Todavía están dando vueltas por ahí. Está bien, hay que dejarlas, porque son graciosas y, además, es parte de la historia argentina. Eso es Milei. A su vez, es capitalista, porque da la vida por la propiedad privada. No es como los viejos anarquistas, en ese aspecto más consistente. Sin Estado no hay propiedad privada, porque no hay quien te la pueda registrar y aparte la naturaleza creó para todos. Esta es una variante, por eso se llama anarco-capitalismo. Si hubiésemos explicado esto con precisión, los generales no lo hubiesen votado, porque esto no es la derecha.

APU: ¿A quién te referís con los generales?
GM: Los generales de las fuerzas armadas, los generales del ejército, los almirantes de las fuerzas armadas o los brigadieres, los comisarios. No lo hubiesen votado. Las fuerzas armadas, que su rol es defender la soberanía argentina sobre su territorio y su mar, es obvio que no lo hubiesen votado, porque Milei es una apátrida, pero como todo anarquista, no es que es un adjetivo calificativo, es una descripción.

Ahora, acá se dibujó otro Milei, uno que era Martínez de Hoz, cuando Martínez de Hoz lo que hizo fue agrandar el Estado, achicó el sector privado, pero agrandó el Estado. En eso parecería ser que Martínez de Hoz es más socialdemócrata. Esta es la verdad histórica, al que hizo pedazos fue al sector privado. Por eso el peronismo lo peleó. No privatizó nada Martínez de Hoz. Le hacía submarinos nucleares a Massera, le hacía misiles de largo alcance a la aeronáutica y al ejército. Hizo la fábrica de tanque argentino mediano a esplendor. Las fabricaciones militares trabajaban tres turnos. SEGBA, Gas del Estado, YPF, Entel, no tocó nada de eso. Entonces, digamos las cosas como fueron, no tiene nada que ver Martínez de Hoz con Milei. A algunos de este gobierno les pareció divertido compararlos y, después, todo el coro repetía sin leer ni estudiar. Con lo cual se votó a un Milei que no es Milei, porque Milei es un anarco-capitalista.

Esto fue hasta dos jueves atrás, que empezó el Milei pragmático y eligió al peor del gobierno de Macri, que es Luis Caputo. Pero no es que decimos nosotros que fue el peor, Milei lo decía. Nosotros hacíamos un ranking de los peores funcionarios y siempre encabezaba Caputo, en el gobierno de Macri. El Fondo Monetario le dio la plata, que él mismo negoció, y a las pocas semanas Lagarde dijo: “sáquenlo, porque este es un desastre”. Caputo no viene de los bancos, viene de las cuevas. Es un timbero.

Si Milei es un revolucionario, es una revolución imposible. Por lo tanto, en tres, cuatro o cinco meses se deprime, porque imaginate que en un mundo que tiende al nacionalismo, que van a ordenar Putin, Trump, el Papa, no hay lugar para un anarquista. Entonces, es cuestión de esperar. Por eso se peleó con su amigo, Giacomini. Él le dijo que, si se iba a dedicar a la política, iba a estropear una hermosa idea como el anarcocapitalismo por apresurado. La sociedad no está preparada para el anarco-capitalismo. Tiene razón.

Resulta que Milei tuvo una inyección de realidad y lo eligió a Caputo. Es peor, porque Caputo, con su consultora, se queda con el Ministerio de Economía y el Banco Central. Una ridiculez, hay que cerrar la consultora porque no hay quien trabaje. Es un absurdo, nunca pasó eso. Segundo tema, empieza para resolver los problemas de sus amigos, que son las Leliq. Pero, las Leliq son un problema, pero no el más importante que tiene la Argentina, que es el acuerdo caído con el Fondo Monetario.

APU: ¿Y la falta de dólares?
GM: No, es el acuerdo caído con el FMI. Lo que firmó Guzmán y avaló Alberto, Cristina, Massa, está caído. Entonces, tenés que renegociar eso y tenés que renegociar con los bonistas porque no le podés pagar. Y tenés que pagar las importaciones impagas porque ya no te venden. Hay un límite para que a vos te fíen. Hay un límite para que el almacenero te fíe y un límite para que te fíen los proveedores extranjeros. Según la futura canciller, debemos 65.000 millones de dólares. Casi una vez y media el préstamo del fondo. Ya tenés tres prioridades: Fondo Monetario, bonistas, importaciones impagas, antes que las Leliq, que es una deuda en pesos, con los bancos. Y él quiere cambiar esa deuda en pesos por deuda en dólares. Pero es un absurdo. ¿Cómo vas a hacer una cosa así? Eso es lo que quiere hacer Caputo.

APU: ¿Pero en el gobierno de Mauricio Macri no pasó algo similar? ¿No terminaron defaulteando la deuda en pesos?
GM: Eso al final. Pero era en pesos, no la cambiaron por dólares. Al principio se endeudaron en dólares. Esto es peor, es cambiar deuda en pesos por dólares.

APU: Ahora Caputo se fue a Estados Unidos con Milei a pedir dólares. ¿Pensás que consiguió algo?
GM: No se lo dieron. Está muy verde. La cuestión es que Milei empezó mal y va a terminar peor. Supongamos que viene ahora el presidente de la Ford y te pregunta: “¿Qué hago? ¿Cierro la fábrica o la dejo? Porque si va a haber libre comercio tenemos que traer los autos de la India, que valen tres mil, cuatro mil dólares y yo no puedo fabricar”. Yo no le voy a decir que cierre, porque del otro lado tengo diez mil trabajadores en la industria automotriz. Le voy a decir que se quede tranquilo, que va a ser un gobierno breve. Dentro de la ley y el orden, pero va a ser un gobierno breve, porque no puedo quedarme sin industria automotriz, sin acero, sin aluminio, sin laboratorios medicinales, con Tierra del Fuego cerrando todas las industrias.

APU: ¿Pensás que puede haber privatización de las empresas del Estado?
GM: YPF, por ejemplo, no es del Estado. Es una empresa privada, una sociedad anónima. Tiene que hacer un lío bárbaro si vende las acciones ¿A qué precio vendés? ¿A precio del mercado? Pero al precio del mercado le tiene que hacer una oferta también a los privados, porque si no te pasa lo que te pasó cuando Cristina le compró sólo a Repsol y no le compró a Eskenazi, un error garrafal de Kicillof por falta de conocimiento, por ignorancia. Porque en cualquier empresa que cotiza en bolsa, cuando vos le comprás a uno le tenés que hacer una oferta al resto. Twitter, por ejemplo, cuando este pibe sudafricano la compró, le tuvo que comprar a todos.

Entonces, el que compre tiene que ofertarle al Estado, al Poder Ejecutivo y a los dueños del 49% restante. ¿Y a qué precio? Porque vos le tenés que dar un plus para que te venda. O sea que el que compra va a tener que poner una cantidad de plata importante. Ahora, ¿por qué a precio de mercado? ¿Vas a hacer una licitación? ¿O la vas a vender de a poco para que no te baje el precio? No es tan fácil. No hay que asustarse porque, si eso lo hace, iría en un camino que te quedas sin industria automotriz. ¿Qué va a hacer SMATA?
La política lo que tiene que hacer, al menos los peronistas, es organizarnos. Pero no hay que organizarse detrás de alguien que no es peronista. Cuidado con este pibe Kicillof. Porque no es peronista, yo lo conozco bien. Primero que se haga peronista.

APU: ¿Cómo pensás que tiene ser esta nueva etapa del peronismo?
GM: El peronismo se tiene que organizar con su doctrina. Para eso está la doctrina. Hay gobernadores jóvenes bien interesantes. Los compañeros hablan bien del gobernador que va asumir en Córdoba, Martín Llaryora. También del nuevo gobernador de Santa Cruz y el de Tucumán. En el norte no hay ninguna duda de Gildo, y en el sur hay algunos intendentes interesantes, también hay secretarios generales de gremios.
Me parece que es interesante que nos reorganicemos en algo que tenderá a ser el consejo superior del movimiento con muchos integrantes. ¿Cómo no va a estar Kicillof sentado ahí? ¿Cómo no va a estar Cristina? Pero en el consejo superior del movimiento, si es que les interesa. No sé si les interesa organizar el peronismo. Lo que se tiene que terminar, como dijo Insfrán, es señalar con el dedo, porque nos hizo mucho daño.

Entonces, el peronismo se organiza, y después encontrará su vocero, su secretario general, y que el tiempo vaya pasando. A Milei hay que dejarlo trabajar. Nada de resistencia, nada de esas pavadas. Obviamente, si quiere cerrar la industria automotriz, no es el peronismo, van a ser los trabajadores, van a ser los empresarios y los propios gerentes. Nosotros nos tenemos que organizar.

Yo a mis clientes, y a quienes están escuchando, les digo que estén tranquilos con tomar decisiones estructurales muy rápidas, porque esto puede ser un gobierno breve. Constitucional, legítimo, pero breve.

Te puede interesar
Últimas noticias