domingo 25 de febrero de 2024
16.9ºc Comodoro Rivadavia

El olímpico Joaquín Arbe se consagró tricampeón de la Corrida Internacional Diario Crónica

El atleta olímpico de Esquel, récord argentino de maratón, el chubutense Joaquín Arbe, logró ganar la 58º Corrida Internacional Aniversario Diario Crónica marcando un tiempo de 00:50:37. Logró sacarle una marcada diferencia al segundo, el mendocino Ignacio Erario (00:51:04), mientras que el último escalón del podio fue para el atleta chileno Hugo Catrileo quien remontó en los kilómetros finales y consiguió un tiempo de 00:52:02.
domingo 29 de enero de 2023
El olímpico Joaquín Arbe se consagró tricampeón de la Corrida Internacional Diario Crónica
Los Top 5 de la Corrida de ayer.
Los Top 5 de la Corrida de ayer.

Con 31º centígrados se corrió la 58º Corrida Diario Crónica, al inicio de la competencia por Avenida Ducós comenzó a mostrarse como protagonista el esquelense Joaquín Arbe, en un pelotón donde también estaba Eulalio “Coco” Muñoz, Martín Ñancucheo, el chileno Hugo Catrileo y el brasilero Gilmar Silvestre Lopes bicampeón de esta corrida. Y en un costado del pelotón compacto estaba el marplatense Diego Lacamoire.

A la altura del registro civil de Comodoro, a metros de la Avenida Rivadavia, Hugo Catrileo, también se mostraba adelante junto a Erario, Ñancucheo, Arbe y Lacamoire, mientras Gilmar Silvestre Lopes comenzaba a perder terreno, corriendo los atletas punta con un parcial de 3’ 30” el km.

El grupo élite pronto se desprendió del resto de los competidores, marcando la diferencia cuando pisaron la Avenida Rivadavia. Fue en ese instante donde el debutante Ignacio Erario, quien había recorrido el circuito previamente en auto, pensó que podía hacer una diferencia e intentó trepar fuerte, desestimando el desgaste.

Erario le puso ritmo y comenzó a trepar primero en un lugar donde más se escuchaba el aplauso de la gente que parecía llevarlo en el intento, atrás se prendía, Ñancucheo, “Coco” Muñoz, y Arbe seguía sólido controlando su ritmo. Pero pronto la Rivadavia comenzaba a cobrarse las primeras víctimas, y el campeón 2018-2022, Joaquín Arbe comenzaba a ejecutar la fundación de su victoria.

Al bajar por Avenida Alem el líder Ignacio Erario lo comenzaba a mirar al chubutense Arbe que se le había pegado a metro y medio de distancia, pasando los 5K en 17’ 43”.

En calle 13 de Diciembre corrían Erario y Arbe solos, juntos a la par, porque “Coco” Muñoz de Gualjaina y Ñancucheo no podían seguirle el ritmo, mucho menos Lacamoire y Silvestre Lopes que había fundido las naves, en una despedida poco ilustre para la talla de un múltiple campeón.

En Estados Unidos tanto Erario como Arbe buscaron hidratarse ya que el calor era sofocante, el cielo estaba despejado sin una nube que diera un poco de respiro. El duelo entre los dos estaba planteado y muy claro para el esquelense que comenzaba a jugar una estrategia de inquietar a su rival.

Arbe por momentos se ponía detrás de Erario, después lo dejaba ir y se metía por la derecha, luego lo dejaba puntero y cambiaba a la izquierda, ante la inquietante mirada del mendocino que giraba la cabeza, parecían jugarse alguna broma que solo ellos dos entendían en el despliegue de tanta performance.

Luego de cara al mar cuando bajaron por Avenida Polonia, corrían juntos, de igual forma pasando por calle Nación, pero era Erario quien a solo un metro estaba adelante, y hasta ese momento el bicampeón de Crónica venía entero, intacto, luego de bajar de Cachi (Salta), había llegado con gran aire, con un resto físico envidiable.

Y en los primeros metros de Avenida Chile, cuando la gente en las calles alentaba con alegría y saludaba, Joaquín Arbe cambió el ritmo, lo superó a Erario con una asombrosa facilidad. Y pasaron los 10K en 32’ 53”, estaba claro que no iban por ningún récord pero sí por una definición con resultado hasta ese momento incierto.

Arbe parecía tener alas en los pies porque en cada tranco su figura pequeña se alejaba de Erario que comenzaba a pagar caro su osadía de trepar a todo dar la Avenida Rivadavia, un lugar donde incluso fundió físicamente hasta atletas de Kenia y de otros países de Latinoamérica.

En Avenida Kennedy, Arbe corría como en los primeros metros sin una muestra de cansancio, para luego dejarlo a Erario unos 100 metros detrás de su figura. Y allá, a unos 300 metros, sabe Dios quién venía, algunos dicen que los chubutenses Ñancucheo y “Coco” Muñoz, pero también que el chileno Hugo Catrileo venía metiendo piernas fuerte como en un repecho en un intento por superarlos.

Festejan los mejores comodorenses.

Luego comenzó a subir Arbe por Kennedy, no había tanta gente como en otros años, era de entender por el exceso de calor que golpeaba sin cesar, pero los aplausos nunca faltaron en todo el recorrido de la prueba. Los bomberos voluntarios como todos los años le pusieron la sirena saludando al grupo élite, en este caso al atleta esquelense, el olímpico Joaquín Emanuel Arbe, quien en la Maratón de Valencia lograra el nuevo récord argentino de la distancia con 2 horas, 9 minutos y 36 segundos en el año 2021, mejorando el tiempo de Antonio Silio, -una leyenda viviente radicado en España-, quien 27 años antes había conseguido una marca de 2 horas, 9 minutos y 57 segundos.

Arbe, trepó Avenida Rivadavia bajo la admiración, la mirada y aplausos del público que se dio cita para reconocer su magnífica figura. Luego, hizo el último descenso en solitario pero metiendo su sprint acostumbrado también como velocista natural. Cruzó la meta solo, sin rivales a la vista, coronado por los aplausos y gritos de la gente, porque mucho más atrás venían el mendocino Ignacio Erario y el de Puerto Saavedra (Chile) Hugo Catrileo, también de gran carrera.

Cruza la meta con Erick Mateo.
Te puede interesar
Últimas noticias