martes 27 de septiembre de 2022
10.9ºc Comodoro Rivadavia

El lado oscuro del Turismo

domingo 07 de agosto de 2022
El lado oscuro del Turismo

Desde Auschwitz hasta Chernobyl, desde la Plaza Dealey, donde fue asesinado Kennedy, hasta el memorial al atentado del World Trade Center o Torres Gemelas de Nueva York. Los “narcotours” de Colombia, siguiendo los pasos de Pablo Escobar, o Aokigahara, “el bosque de los suicidios” en Japón.

Estos lugares son visitados por millones de personas al año, aunque para muchos parezca una locura.

El turismo negro, oscuro o de dolor, es en el que se visitan lugares donde sucedieron hechos oscuros de la historia, generalmente asociados a muertes y tragedias. También se lo denomina Tanatoturismo. Tánatos en la mitología griega representa a la muerte.

Las motivaciones para realizar este tipo de viaje o actividad, son muy diversas. A muchas personas les parece interesante y son movidos principalmente por la curiosidad. También hay quienes buscan aprender o tratar de comprender los hechos más oscuros de la humanidad, va más por el lado del conocimiento histórico. Otros consideran que simplemente son atraídos por el morbo. Cualquiera sea el motivo, no podemos decir que el turismo negro es un fenómeno novedoso. De acuerdo a estudios realizados sobre el tema, sus orígenes podrían remontarse a eventos como la Batalla de Waterloo, los espectáculos sangrientos que se desarrollaban en el Coliseo Romano o las ejecuciones públicas en Londres durante el siglo XVI.

Como suele suceder, la televisión, las series y las redes sociales también tienen influencia en dar a conocer estos sitios y motivar a las personas a realizar viajes de este tipo. La serie de Netflix Dark Tourist sintetiza algunas de las principales actividades y lugares relacionados al turismo oscuro y los motivos por los cuales son visitados. Chernobyl, la serie, atrajo la atención de una nueva generación de turistas al área donde sucedió esta tragedia nuclear, a pesar de conocer sus peligros. En nuestro país, algunos lugares vinculados al turismo negro pueden ser Villa Epecuén, un pueblo bonaerense que en 1985 quedó sumergido bajo el agua, y La Perla, el principal centro clandestino de detención de Córdoba durante la dictadura. Hoy posee un Espacio para la Memoria gestionado por organizaciones de Derechos Humanos.

Si hay algo que está claro es que el turismo negro no es para todos, dependiendo de la sensibilidad y la relación de cada uno con estos sucesos, puede resultar chocante y generar angustia. Si decidimos llevar a cabo una actividad de este tipo, es importante hacerlo de manera respetuosa. Los académicos que estudian y están familiarizados con este tipo de turismo no lo condenan, interpretan que puede tener un significado muy poderoso para los visitantes, para comprender el pasado y presente, y ser más conscientes acerca del futuro. En el caso de lugares donde sucedieron asesinatos, genocidios y accidentes, que no tienen relación con las fuerzas de la naturaleza, evidencian de qué es capaz la maldad humana para condenar estos hechos y que no se vuelvan a repetir.

Te puede interesar
Últimas noticias