lunes 5 de diciembre de 2022
19.9ºc Comodoro Rivadavia

Mini guía para viajar con tu gato en avión

domingo 19 de junio de 2022
Mini guía para viajar con tu gato en avión

Las mascotas pueden volar en cabina o en bodega. Nosotros decidimos que nuestro gato viajara en cabina para poder verlo todo el tiempo y que no sea una experiencia tan estresante. Y cuando decimos estresante, es para él y para nosotros. Por eso compartimos un resumen de nuestra experiencia y recomendaciones.

Antes de viajar
Aerolínea. Averiguar si la aerolínea permite viajar con mascotas a bordo y reservar cuanto antes. Hay que tener un pasaje ya emitido para poder anexar el servicio de mascotas y existe un límite en la cantidad permitida por vuelo. También tiene un costo adicional y es necesario cumplir con todos los requisitos. Por el momento viajamos con Aerolíneas Argentinas, LATAM y Air Canadá y todas ofrecen este servicio.
Documentación o requisitos. Para viajar dentro del país, es necesario contar con el Certificado de Vacunación Antirrábica vigente, para mascotas mayores de 3 meses y de renovación anual, y un Certificado de Salud para el traslado por vía aérea emitido por tu veterinaria/o dentro de los 10 días previos al vuelo. Consultar siempre los requisitos y documentación que pueden variar de acuerdo a la compañía aérea.
Bolso o mochila transportadora. Tiene que ser cómodo, resistente, ventilado y con fondo impermeable. Debe cumplir con las medidas que indica la aerolínea para que entre debajo del asiento delantero del pasajero, y con el peso máximo que varía, generalmente entre los 7 a 10 kilos con contenedor incluido.

El día del viaje
Tratamos de mantener una rutina similar a la de todos los días. Le retiramos la comida 4 horas antes del vuelo. Hay quienes sacan el agua también porque en el tiempo que dure el vuelo no va a poder usar sus piedritas. La veterinaria prefirió no usar tranquilizantes, a lo sumo feromonas, pero si va en cabina nada mejor que saber que estás ahí, verte y olerte para sentirse más tranquilo. Al llevar un gato que es considerado “equipaje especial” no pudimos hacer el check in online. Nos presentamos en el mostrador, donde nos pidieron la documentación y comprobaron que cumpliera los requisitos de peso y del transportador.
El momento que más nos preocupaba era el escáner de rayos x, donde sacamos al gato del transportador para pasar la mochila por la máquina y nosotros con él a upa por el arco de seguridad. Teníamos miedo de que saliera corriendo o no quisiera regresar a su mochila, pero fue todo lo contrario. Se agarró fuerte a nosotros y volvió a entrar al bolso lo más rápido que pudo. El aeropuerto tiene ruidos y olores desconocidos, mientras que su mochila es un lugar seguro. Durante el vuelo y en las terminales aéreas no está permitido que salga del transportador, darle agua ni comida. Es muy importante tenerlo en cuenta para prever sus necesidades.

Resumen de la experiencia
En general fue más sencillo de lo que esperábamos, nos sorprendió que no maullara ni se quejara en el avión ni en los aeropuertos. También la amabilidad de la gente cuando descubría que estábamos viajando con un gato, desde pedirnos si lo podían acariciar, saludarlo, sonreírle, hasta que nos dejaran subir primero al avión.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022