sábado 21 de mayo de 2022
11.8ºc Comodoro Rivadavia

Consejos para superar el miedo a volar

martes 10 de mayo de 2022
Consejos para superar el miedo a volar

Cuando era chica por algún motivo tenía pánico de viajar en avión. Los ruidos eran extraños, las turbulencias me daban miedo y lo único que me calmaba era agarrar fuerte la mano de mi mamá. La primera vez que viajé sola tuve que enfrentarlo y desde ese momento fui ganando confianza. Aunque confieso que a veces todavía me cuesta un poco…

En base a la experiencia propia y a un poco de investigación, ¿Cuáles son mis consejos?

Información. Es el mejor remedio. Aunque parezca lo contrario, es el medio de transporte más seguro. Hay más accidentes de auto que de avión. Es importante saber que las turbulencias no son un peligro, y que tanto los pilotos como las aeronaves son controladas regularmente para garantizar su seguridad. La información acerca de su funcionamiento y protocolos puede ayudar a reducir la ansiedad ante lo desconocido.

Planificar bien el viaje. Priorizar los vuelos sin escalas para que sean menos horas de viaje, menos despegues y aterrizajes. Se pueden elegir vuelos nocturnos y tratar de llegar cansado al avión para dormir, y que pase el tiempo sin que nos demos cuenta.

Elegir tu asiento. Otra recomendación es volar en aviones de gran tamaño y al momento de hacer el check in, priorizar los asientos que se encuentran sobre las alas, que es la zona de mayor estabilidad. Evitar la cola del avión, los últimos asientos, donde se siente más cualquier temblor. Además, es conveniente elegir asientos en salida de emergencia o primera fila donde hay más espacio para las piernas, para no tener sensación de encierro o falta de movilidad. Y mucho mejor si es en el pasillo, en vez de en la ventanilla. Si no te gusta volar es probable que tampoco disfrutes ver en primera fila todos los movimientos del avión.

Evitar sumar estrés adicional al viaje. El día del vuelo tratar de tomarlo con calma, no ir a las apuradas al aeropuerto y evitar las situaciones que puedan sumar tensión.

Usar la imaginación. El avión se mueve, sí, pero otros medios de transporte también. Podemos cerrar los ojos e imaginar que estamos en un colectivo y que los ocasionales saltos son los típicos baches de la ruta. Otra alternativa es visualizar el lugar de destino y el objetivo del viaje para concentrarnos en pensamientos positivos.

Entretenimiento. El tiempo pasa más rápido cuando no estamos pendientes del reloj. Si el avión cuenta con entretenimiento a bordo podemos aprovechar las películas, series, música o juegos. Si no, podemos llevar algo para ver en el celular o tablet o un libro.

Buscar ayuda. Si sentís que es algo que no podés controlar ni superar, podés buscar ayuda médica y profesional. Hay personas que solo consiguen viajar en avión tomando alguna medicación. También existen cursos para perder el miedo a volar, como el de www.perdiendoelmiedoavolar.com, impartido en colaboración con Air Europa desde 2009. De acuerdo a sus estadísticas, el 98% de las personas que lo realiza supera su miedo.

Te puede interesar
Últimas noticias