sábado 25 de septiembre de 2021
19.9ºc Comodoro Rivadavia

27 de julio: Día Mundial del cáncer de cabeza y cuello

martes 27 de julio de 2021
27 de julio: Día Mundial del cáncer de cabeza y cuello

En el año 2014, los 51 países que conforman la Federación Internacional de Sociedades Oncológicas vinculadas a este tipo de cáncer, determinaron que el 27 de julio se conmemore el Día Mundial sobre la concientización del cáncer de cabeza y cuello.

En Argentina, todas las instituciones de referencia en el tema, como la Asociación Argentina de Cáncer de Cabeza y Cuello alientan a los diferentes Centros de Atención de esa patología a concientizar a la población general y a los grupos de riesgo en particular.

Desde el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, los diferentes profesionales que abordan estas patologías (médicos, otorrinolaringólogos, cirujanos de cabeza y cuello, odontólogos, estomatólogos, oncólogos) pretenden llevar un mensaje a la población destinado a la prevención y al tratamiento precoz de estas afecciones.

El cáncer de cabeza y cuello ocupaba un lugar destacado siendo el 7º en importancia de toda la economía del cuerpo, pero según las últimas estadísticas correspondientes al año 2020 Globocam (de la Organización Mundial de la Salud, OMS), estimó que el cáncer bucal ascendió en el ranking al puesto 16º, por su parte, el cáncer de orofaringe y rinofaringe ascendió 10 puestos en el ranking de incidencia durante los últimos 10 años subiendo varias posiciones en relación al resto de los tumores malignos que aquejan al ser humano.

Representa del 10 al 15 por ciento de toda la patología maligna

De manera particular se refieren al cáncer de la cavidad oral, faringe, laringe, glándulas salivales y senos paranasales. De características disímiles y únicas cada una de estas estructuras anatómicas, da como resultante de la patología en sí misma, y de su tratamiento una amplia gama (en forma y en grado) de secuelas, muchas veces invalidantes.

Los sitios más comunes en los que ocurre el cáncer de cabeza y cuello son la boca (44 por ciento), la laringe (33 por ciento) y la faringe (23 por ciento). Son tumores casi dos veces más frecuentes en hombres que en mujeres y suelen aparecer a partir de los 40 años. Hace 20 años atrás, se hablaba de la sexta década de vida como de incidencia máxima, pero con los cambios de hábitos, la patología se volvió más joven y más femenina.

Entre sus causas más importantes y prevenibles se destacan el consumo de tabaco y alcohol, elementos que cuando van asociados potencian su acción cancerígena. El tercer factor de riesgo el virus del HPV (virus del papiloma humano), este último se transmite sexualmente y sobre todo favorece el cáncer en la región de la orofaringe. Otros factores que pueden causar estas enfermedades son el mal estado dentario, el traumatismo repetido en la cavidad oral, dieta inadecuada y algunas otras virosis como el virus de Epstein Barr.

Manifestaciones tempranas más comunes

La presencia de lesiones en la cavidad oral que no curan en un lapso menor a 15 días, manchas rojas o blancas en la mucosa oral y faríngea, sangrados espontáneos, cambios en la voz, disfonías prolongadas en el tiempo, dolor de garganta que no desaparece al cabo de tres semanas y pese al tratamiento, dolor de oídos persistente que empeora al tragar y no desaparece al cabo de tres semanas y pese al tratamiento, dificultad para tragar, dolor al tragar, ronquera no relacionada con otra afección y que no desaparece al cabo de tres semanas, presencia de algún tipo de inflamación (aumento de volumen) en la cara o en el cuello, dificultad para cicatrizar en zonas donde se desarrolló una intervención odontológica.

Formas de prevenir la enfermedad

Desterrar el consumo de tabaco, disminuir al máximo el consumo de alcohol, controlar la higiene bucal, aplicar las vacunas contra HPV en edad temprana, cuidarse al momento de las relaciones sexuales (sexo oral) y consultar rápidamente con un profesional de la salud al notar cualquiera de los síntomas y signos descriptos.

El cáncer de cabeza y cuello tratado en estadios tempranos tiene muy buen pronóstico. La acción combinada de la cirugía y otros tratamientos oncológicos logra éxitos de hasta el 90 por ciento. No ocurre lo mismo con el cáncer avanzado en el cual la sobrevida a los 5 años es pobrísima. (AACCC, 2016).

Una persona que fuma 20 cigarrillos por día durante 20 años presenta 20 veces más riesgo de padecer este cáncer que un no fumador y al asociarlo al alcohol, las chances se cuadruplican.

El virus del papiloma humano se ha convertido en el tercer factor de riesgo, ocasionando alrededor del 25 por ciento de los casos, y está vinculado a prácticas de sexo oral sin protección. Eso es en América Latina, aunque en Norteamérica y algunos países europeos son responsables en más del 70 por ciento de las veces.

Lo ideal, es que el paciente consulte en forma temprana, se realice una detección precoz y derivación profesional oportuna, de esta manera se logrará un mínimo de secuelas invalidantes en los pacientes que presenten dicha enfermedad y el cáncer más letal es aquel que no se trata a tiempo.

Te puede interesar
Últimas noticias