jueves 18 de abril de 2024
21.9ºc Comodoro Rivadavia

Ferias y ventas callejeras convertidas en sinónimo de la lucha contra la inflación

Los compradores buscan mejores precios para cubrir algunas de sus necesidades, en el intento de “estirar la moneda”.
martes 02 de abril de 2024
Ferias y ventas callejeras convertidas en sinónimo de la lucha contra la inflación

Quizás acostumbrados a los difíciles momentos, los vecinos comodorenses -como sucede en gran parte del país- buscan diferentes maneras de paliar la situación económica actual y en el “rebusque”, vuelven a habilitarse las ferias en recintos cerrados o las ventas callejeras en diferentes sectores de la ciudad donde -a pesar de las inclemencias del tiempo- se ofrecen diferentes mercaderías y se espera, estoicamente, la llegada de los compradores.

Precisamente, los compradores son otros vecinos que buscan los mejores precios para cubrir algunas de sus necesidades, en el intento de “estirar la moneda” y que, lo poco que cobra, dure el mayor tiempo posible o alcance para comprar lo que le hace falta.

Como ocurre en diferentes salones de uniones vecinales o de escuelas -donde se arman algunos stands- al igual que en la vereda misma donde se instalan los “manteros”, los vendedores de ropa -nueva y de segunda mano-, de cosméticos, bolsos y carteras, frutas y verduras o hasta de cubiertas para autos, buscan la manera de ganar un peso para reforzar la economía familiar.

La situación difícil hace que, además del ingenio para ofrecer los más variados productos, se apele a la “rotación familiar” para atender sus pequeños comercios al aire libre -como ocurre en la feria de Rivadavia y Pensamientos- tratando de que el frío, el viento o hasta alguna llovizna, se note lo menos posible y no llegue a afectar la salud de los vendedores.

Mientras este comercio informal sigue creciendo y ya con algunas jornadas de intercambio de mercancías realizadas, el “trueque” también viene avanzando en la “lucha popular contra la inflación” como una manera legal y sacrificada de pelearle a los altos valores de mercado de los artículos imprescindibles, los que cada vez faltan más en las mesas comodorenses.

Te puede interesar
Últimas noticias