jueves 18 de abril de 2024
20.9ºc Comodoro Rivadavia

Ucrania aseguró haber atacado una gran planta siderúrgica rusa en el aniversario de la invasión

sábado 24 de febrero de 2024
Ucrania aseguró haber atacado una gran planta siderúrgica rusa en el aniversario de la invasión

Londres, 24 febrero (Reuters) -- Aviones no tripulados ucranianos atacaron una importante fábrica de acero rusa durante la noche, provocando un gran incendio, informó una fuente de Kiev el sábado, en el segundo aniversario de la invasión a gran escala a Ucrania por parte de Rusia.

El gobernador de la región rusa de Lípetsk identificó la planta como una de la ciudad de Lípetsk, a unos 400 kilómetros al norte de la frontera ucraniana, que es responsable de alrededor del 18% de la producción rusa de acero.

Dijo que un incendio aparentemente causado por un ataque de un avión no tripulado había sido extinguido en la planta, operada por la siderúrgica rusa Novolipetsk (NLMK), y no había habido víctimas.

La fuente ucraniana dijo a Reuters que el ataque, una operación conjunta de la inteligencia militar GUR y el servicio de seguridad SBU, había causado un gran incendio y el personal había sido evacuado.

"Las materias primas de esta empresa se utilizan para fabricar misiles rusos, artillería, aviones no tripulados. Por lo tanto, es un objetivo legítimo para Ucrania", dijo la fuente, sin especificar la ubicación de la planta.

NLMK dijo en octubre de 2022 que sus operaciones rusas no eran capaces de producir aceros pesados de grado militar y que no suministraba bienes a los militares, sino sólo acero laminado en banda para uso civil general.

Un video publicado en redes sociales, supuestamente procedente de Lípetsk, mostraba una explosión, con llamas naranjas iluminando el cielo nocturno.

NLMK dijo en redes sociales que el incendio se había declarado a la 1:40 de la madrugada hora local (2240 GMT del viernes). La empresa no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

La producción de la planta fue suspendida mientras un equipo de investigación trabaja en el lugar, dijo una fuente familiarizada con el asunto. Los daños visibles no eran significativos, añadió la fuente.

La planta de Lípetsk está especializada en acero plano y fabrica el 80% de los productos siderúrgicos de NLMK.

Los ataques de drones ucranianos contra objetivos militares e industriales rusos se han hecho cada vez más frecuentes en los últimos meses, sobre todo contra instalaciones petrolíferas que, según Kiev, son vitales para el esfuerzo bélico ruso, pero fuentes ucranianas no habían reivindicado hasta ahora la autoría de un ataque contra una planta siderúrgica.

Las autoridades rusas declararon que durante la noche se habían derribado aviones no tripulados ucranianos sobre las regiones de Lípetsk, Kursk y Tula.

Líderes europeos ratificaron respaldo a Kiev

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, prometió que Europa apoyará a Ucrania hasta que sea "finalmente libre", al llegar a Kiev junto con otros tres líderes occidentales para mostrar su solidaridad en el segundo aniversario de la invasión rusa a gran escala.

La visita de Von der Leyen y de los primeros ministros de Italia, Canadá y Bélgica -Giorgia Meloni, Justin Trudeau y Alexander De Croo- fue una muestra de apoyo en un momento en que Ucrania sufre una escasez de suministros militares que la perjudica en el campo de batalla mientras Moscú va ganando territorio.

"Más que nunca, apoyamos firmemente a Ucrania. Financiera, económica, militar y moralmente. Hasta que el país sea finalmente libre", escribió en la red social X Von der Leyen, que llegó con los demás en un tren nocturno desde la vecina Polonia.

Los líderes visitaron el aeropuerto de Hostomel, escenario de una feroz batalla al comienzo de la invasión, cuando Rusia intentó enviar paracaidistas para tomar la capital, Kiev, situada a pocos kilómetros.

"Hoy estamos aquí para dar las gracias a estos hombres y mujeres que el 24 de febrero de hace dos años no huyeron, sino que lucharon", dijo Meloni. "Este lugar es un símbolo de los fracasos de Moscú, un símbolo del orgullo ucraniano".

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, abrazó a los líderes occidentales y pronunció un discurso televisado con un telón de fondo de aviones destrozados.

"Hace dos años nos enfrentamos aquí a las tropas enemigas con fuego, y dos años después, nos reunimos aquí con nuestros amigos, nuestros socios", dijo. "Cualquier persona normal quiere que la guerra termine. Pero ninguno de nosotros permitirá que termine nuestra Ucrania", añadió. "La palabra 'independiente' siempre estará junto a la palabra 'Ucrania' en la historia futura".
Fuera de Kiev, la guerra continuó sin tregua.

Drones rusos atacaron el puerto de Odesa por segunda noche consecutiva, alcanzando un edificio residencial, matando a una persona, dijo el gobernador regional. En Dnipro, un dron ruso alcanzó un edificio de apartamentos y una operación de rescate dejó dos muertos.

Mientras, una fuente en Kiev dijo que drones ucranianos habían causado un incendio en una planta siderúrgica rusa, que un funcionario ruso identificó como una en Lipetsk, a unos 400 kilómetros de Ucrania, que es responsable de alrededor del 18% de la producción rusa.

Se esperaba que Meloni y Trudeau firmaran pactos de seguridad con Zelenski durante su breve estancia, en línea con los acuerdos alcanzados recientemente con Francia y Alemania por valor de miles de millones de dólares.

La ayuda de Estados Unidos sigue bloqueada

Sin embargo, la ayuda de 61.000 millones de dólares prometida por el presidente estadounidense, Joe Biden, sigue bloqueada por los republicanos en el Congreso, lo que ensombrece las esperanzas de Kiev de hacer retroceder al ejército ruso, mucho más numeroso y mejor abastecido.

Biden tenía previsto participar el sábado en una videoconferencia con otros líderes de las principales democracias del Grupo de los Siete (G7), a la que estaba invitado Zelenski.

Occidente considera la invasión un acto de agresión injustificado que debe ser repelido, e Italia, actual presidente del G7, dijo que era vital desafiar las percepciones de que se estaba cansando del conflicto y que Rusia estaba ganando.

Cuando los tanques y la infantería rusos cruzaron la frontera antes del amanecer del 24 de febrero de 2022, los 40 millones de ucranianos desafiaron las expectativas ralentizando y deteniendo su avance.

Pero a medida que la guerra entra en su tercer año, los reveses en el este han dejado al ejército ucraniano en una situación vulnerable.

Zelenski ha advertido de que el presidente ruso, Vladimir Putin, podría no detenerse en las fronteras de Ucrania si sale victorioso. Putin rechaza tales afirmaciones y presenta la guerra como una lucha más amplia con Estados Unidos, que según él pretende desmantelar Rusia.

Posición de Ucrania se vuelve más precaria

La posición de Ucrania es cada vez más precaria. Aldeas, pueblos y ciudades han sido arrasados, las tropas están agotadas y los misiles rusos y los ataques de aviones no tripulados llueven casi a diario.

Rusia registró este mes su mayor victoria en nueve meses, capturando la ciudad oriental de Avdiivka y poniendo fin a meses de mortíferos combates urbanos. Sin embargo, Zelenski sigue desafiante.

"Estoy convencido de que nos espera la victoria", dijo a los diplomáticos en Kiev esta semana en un emotivo discurso. "En particular, gracias a la unidad y a vuestro apoyo".

Según un reciente estudio del Banco Mundial, la reconstrucción de la economía ucraniana podría costar casi 500.000 millones de dólares. Dos millones de viviendas han sido dañadas o destruidas, y casi 6 millones de personas permanecen en el extranjero tras huir de la invasión.

Te puede interesar
Últimas noticias