miércoles 24 de abril de 2024
7.9ºc Comodoro Rivadavia

Se cumplen tres meses de la consagración de la Selección argentina en el Mundial de Qatar 2022

Se cumplen tres meses del triunfo de la Scaloneta en una final contra Francia que no fue apta para cardíacos.
sábado 18 de marzo de 2023
Se cumplen tres meses de la consagración de la Selección argentina en el Mundial de Qatar 2022

Este sábado 18 de marzo se cumplen tres meses de la histórica consagración de la Selección argentina en el Mundial de Qatar 2022, luego de superar 4-2 en los penales a Francia.

La atajada del Dibu Martínez, los goles de Messi, el golazo de Di María, la exhibición de fútbol de la Selección hasta el primer gol de Francia y el hat-trick de Mbappé fueron los principales condimentos que tuvo uno de los partidos más apasionantes en la historia del fútbol.

Aquel 18 de diciembre que quedará en la memoria de todos los argentinos, Lionel Scaloni paró el siguiente equipo: Dibu Martínez; Nicolás Tagliafico, Cuti Romero, Nicolás Otamendi, Nahuel Molina; Enzo Fernández, Alexis Mac Allister, Rodrigo De Paul; Lionel Messi, Ángel di María y Julián Álvarez.

Por su parte, el técnico galo Didier Deschamps hizo lo propio con el siguiente 11 inicial: Hugo Lloris; Theo Hernández, Dayot Upamecano, Raphael Varane, Jules Koundé; Adrien Rabiot, Aurélien Tchouaméni, Antoine Griezmann; Kylian Mbappé, Ousmane Dembélé y Olivier Giroud.

El baile argentino

Desde el primer minuto, la Selección se mostró mucho mejor parada, recuperando la pelota con mucha facilidad, dominando y generando peligro constantamente, principalmente por las individuales de Ángel Di María por la banda izquierda.

Fue así como a los 23 minutos llegó el primer gol de Lionel Messi, quien ejecutó un penal de manera exquisita.

Unos minutos después, a los 36, llegó el 2-0 con una contra impresionante que tuvo como involucrados a Messi, Mac Allister y Julián Álvarez, mientras que Di María fue el encargado de definir la jugada.

Francia saca chapa de campeón

Cuando parecía que todo se definía a favor de los dirigidos por Scaloni, un penal de Otamendi sobre Kolo Muani hizo que Mbappé convirtiera el primero en su cuenta personal. Solo un minuto después, la estrella del PSG convirtió el 2-2.

Pese al envión anímico de Francia que puso contra las cuerdas a los dirigidos por Scaloni, el 2-2 se mantuvo hasta el final y el partido tuvo que ir a la prórroga.

El tiempo extra, los goles de Mbappé y Messi y la atajada del Dibu

Luego de un primer tiempo suplementario en el que los dos mejores equipos del Mundial no se pudieron sacar ventajas, Messi convirtió el 3-2 que parecía definitivo a los 108 minutos.

Pero cuando mejor se encontraba la Selección en defensa, un remate de Mbappé dio en el brazo de Gonzalo Montiel, quien había ingresado hacía unos minutos. Así fue como el joven francés convirtió el tercero en su cuenta personal para estampar el 3-3 a los 117 minutos.

Los últimos minutos fueron de lo más dramático. A los 123 minutos, cuando parecía que todo se iba a los penales, un pelotazo de Konaté dejó a Kolo Muani mano a mano con el Dibu Martínez, quien realizó la atajada más importante en la historia, al menos, del fútbol argentino. En la contra de esa misma jugada, Lautaro Martínez tuvo el 4-3, pero cabeceó de manera incorrecta.

Luego se dio otra jugada límite para la Argentina. Tras comenzar una jugada en el costado del área, Mbappé eludió a un par de jugadores de la Selección pero todo terminó en un despeje milagroso de Paulo Dybala.

Los penales, el show del Dibu y la tercera para casa

Finalmente, un partido que parecía controlado para la Argentina debió definirse en los penales. Era la tercera vez en la historia de los Mundiales que ocurría esto en una final. ¿Las anteriores? La de Estados Unidos 1994 entre Brasil e Italia (ganaron los sudamericanos) y la de Alemania 2006 entre Francia e Italia (ganó la Azzurra).

El primero en patear fue Mbappé, quien definió cruzado y anotó pese a que el Dibu llegó a rozar el disparo. Pero Messi logró la igualdad con una suave ejecución al palo derecho de Lloris.

En la segunda ejecución de Francia, la balanza comenzó a inclinarse para la Selección ya que el Dibu le atajó el remate a Kingsley Coman. Dybala consiguió el 2-1 parcial para la Scaloneta y Martínez hizo sus juegos mentales para provocar que Tchouaméni tire su disparo afuera.

Inmediatamente, Leandro Paredes anotó el 3-1 que parecía sentenciar el partido.

El cuarto remate estuvo en los pies de Kolo Muani, quien fue obligado a meter su penal y lo hizo con una potente definición al medio.

Todo estaba en los pies de Montiel. Con los 36 años de espera sobre los hombros, respiró hondo, comenzó una corrida decidida y remató cruzado para conseguir la tercera estrella en la historia de la Selección argentina. (NA)

 

Te puede interesar
Últimas noticias