lunes 5 de diciembre de 2022
23.9ºc Comodoro Rivadavia

Crimen de Jorge Joel López

Romero habría intentado huir de la ciudad cuando fue detenido y le dictaron dos meses de preventiva

viernes 25 de noviembre de 2022
Romero habría intentado huir de la ciudad cuando fue detenido y le dictaron dos meses de preventiva

Ayer se llevó adelante la audiencia de control de detención de Ángel Gabriel Romero, sindicado como autor del crimen de Jorge Joel López, quien fue asesinado el pasado martes en horas de la madrugada en la zona conocida como “El Cerrito” en el límite entre los barrios San Cayetano y Máximo Abásolo.

La audiencia estuvo presidida por el juez penal Miguel Ángel Caviglia; por la fiscalía estuvo presente el fiscal general Juan Carlos Caperochipi y la funcionaria de fiscalía, Ailén Picollo; por la defensa del imputado actuó la abogada de la Defensa Pública, María de los Ángeles Garro.

De acuerdo al relato de la fiscalía, el 22 de noviembre aproximadamente a las 2:30, Jorge Joel López se dirigía a su vivienda en la zona de la extensión del barrio San Cayetano cuando en inmediaciones de las calles Garcés y Balbín fue sorprendido por Gabriel Romero, más conocido como “el malabarista”, con quien había tenido un altercado días antes, y este último valiéndose de un elemento punzocortante le asestó varias puñaladas, dos de ellas en la zona del cuello, con clara intención de darle muerte. Malherido, López caminó unos 60 metros hasta la vivienda de unos conocidos y pidió auxilio a gritos, siendo hallado por ellos en el portón de ingreso.

Según lo indicado por el médico forense, una de las heridas penetró hasta afectar el esófago causándole la muerte.

Un testigo menor de edad fue quien indicó que mientras estaba durmiendo en su domicilio escuchó los gritos de la víctima, salió y al asistirlo, López afirmó que Romero era la persona que lo había atacado, calificando el hecho como homicidio simple en calidad de autor para Romero.

Con los elementos colectados, se apeló a la aplicación del artículo 217 del Código Procesal Penal, al informar personal policial que habían ubicado a Romero a la vera de la Ruta Nº 3, en la zona del Barrio Industrial con un bolso, presuntamente intentando huir y teniendo en cuenta que no contaba con domicilio fijo y solía pernoctar en la zona de la ex proveeduría y otros sitios, se ordenó su aprehensión al existir el peligro en la demora.

Además, la fiscalía remarcó que uno o dos días antes del crimen López y Romero habían tenido un inconveniente y discusión grande en la vivienda de la víctima, que hizo que este último lo echara.

A partir de ello, se solicitó que se declare legal la detención, el plazo de investigación de seis meses y la prisión preventiva de Romero por el término de tres meses, entendiendo que existían los peligros de fuga y entorpecimiento, por la gravedad del hecho dado que en caso de recaer en condena la pena mínima sería de 8 años de cumplimiento efectivo y que el imputado cuenta con una condena por robo agravado en poblado y en banda de 2018 ya cumplida y dos legajos de investigación en 2022, además de rebeldías, por lo que intuyeron que no se sometería a proceso además de carecer de domicilio fijo y estar en situación de calle.

Por su parte, la defensa pidió que se declare ilegal la detención ya que el hombre no fue apresado en flagrancia o cuasi flagrancia así como no se efectuó la aprehensión con orden de un juez, entendiendo que no aplica el artículo 217.

Cuestionó la apertura de investigación, mencionando que el legajo de prueba es débil contando con un único testigo menor de edad que indica la autoría sobre su defendido, y basándose solo en entrevistas, así como analizó que no se explicó la teoría del caso y sostuvo que no deberían considerarse conductas anteriores de su defendido, dado que en las causas fue sobreseído, no siendo argumentos suficientes para dictar la prisión preventiva sino que pueden sustituirse con presentaciones ante la oficina judicial.

Finalmente, el juez entendió que la detención fue legal dándose en un marco necesario y de peligro en la demora donde existían probabilidades de que el imputado se fugara, y determinó formalizar por el delito de homicidio simple en calidad de autor, dictando un plazo de seis meses de investigación. Asimismo, dictó la prisión preventiva por dos meses ante los elementos de convicción suficientes para tenerlo como probable autor, el peligro de fuga y el comportamiento del imputado, además de la falta de arraigo y domicilio fijo.

Determinando además el secuestro de la mochila, prendas de vestir y zapatillas con las que ingresó detenido.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022