domingo 4 de diciembre de 2022
11.8ºc Comodoro Rivadavia

Guillermo Roux y el arte para conocer el mundo

A 93 años de su nacimiento, recordamos y homenajeamos a uno de los grandes artistas plásticos del país.
lunes 26 de septiembre de 2022
Guillermo Roux y el arte para conocer el mundo

Hijo del uruguayo Raúl Roux, guionista y dibujante de historietas de vasta trayectoria en la Argentina, Guillermo Roux nació el 17 de septiembre de 1929 en Buenos Aires. De alguna manera, comenzó a seguir los pasos de su padre al ingresar, en 1944, en una editorial como dibujante. Decidió abandonar sus estudios secundarios para ingresar, luego, a la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, donde fue alumno de Lorenzo Gigli y Corinto Trezzini.
En 1953 realizó su primera exposición individual, en la Galería Peuser. Vivió tres años en Italia, restaurando frescos, mosaicos, y estudiando a los grandes maestros del Renacimiento, además de continuar con su producción propia. En 1960 regresó al país y se instaló por siete años en San Salvador de Jujuy, donde trabajó como maestro. Fue entonces que descubrió su interés por el arte contemporáneo y afianzó su oficio de pintor en la realización de pintura de paisajes.

En 1966, viajó a Nueva York y comenzó también a realizar trabajos publicitarios e ilustraciones de libros. Allí conoció la obra figurativa de Diebenkorn (1922-1993) y Hopper (1882-1967), en la que encontró una profunda afinidad estética por sus referencias poéticas a la alienación humana del siglo XX. Ya en los setenta, llevó adelante una serie de tintas que tituló “Muebles y personajes”, las cuales constituyeron el antecedente de sus grandes acuarelas: etapa que comenzaría en 1973. Con el tiempo, la acuarela se convertirá en su medio de expresión, que le permitirá lograr la síntesis de dibujo y color.

Otro de los ejercicios plásticos de Roux fueron los murales: entre ellos, Mujer y máscaras, expuesto en las Galerías Pacífico de la Ciudad de Buenos Aires; La Ronda, en la entrada del Palacio Duhau, y La Constitución guía al pueblo, su última obra monumental realizada para decorar el recinto de la legislatura de provincia de Santa Fe.
Toda aquella manera de mirar y entender el mundo, a través del arte, no solo le valió el reconocimiento nacional, sino también toda una proyección internacional. Ejemplo de ello se visibilizó en los premios y distinciones que recibió a lo largo de su vida. En 1979 le fue otorgado el Premio “Dr. Augusto Palanza” por la Academia Nacional de Bellas Artes; en los ochenta expuso en Nueva York y en la Bienal de Venecia (1982), y en 1990, fue designado Académico de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes.
Guillermo Roux murió en la Ciudad de Buenos Aires, el 28 de noviembre de 2021, a los 92 años.

Donación al Instituto Nacional Sanmartiniano

El retrato de San Martín señalando, de Guillermo Roux, ilustró la tapa de un suplemento especial del diario La Nación dedicado al Padre de la Patria, se publicó el 14 de agosto de 2000 en el 150° aniversario de su fallecimiento. En 2001, el propio autor entregó el cuadro original en donación al Instituto Nacional Sanmartiniano.
El retrato del Libertador, una acuarela de 76,5 por 58 cm, lo muestra de frente, con cierta seriedad tensa en la mirada, la mano izquierda en la bandera argentina que pende de sus hombros. En tanto, la derecha está levantada a la altura del pecho y con el índice apuntando hacia adelante.
“Con ese gesto de reconvención -explicó Roux-, quise interpretar un San Martín al que no le gustaría mucho este país, de modo que opté por desdeñar una estampa victoriosa o satisfecha. Pensé que un símbolo mayor de nuestra historia debía tener una imagen más activa, desde la cual nos dijera algo para estos tiempos. No lo podía representar en forma pasiva ni distante, en un altar donde nada lo roce. Preferí hacerlo mirándonos y señalándonos, como reclamándonos la parte que nos toca en la construcción de esta Argentina”, expresó el artista en esos tiempos.
“Pero, encima, no quise basarme en las figuras tradicionales. Pretendía un San Martín vivo, así que pedí urgente un modelo a una agencia. Vinieron unos cinco. El último me conformó. Un hombre medio desconfiado, más aún cuando le dije a quién iba a representar. Yo mismo lo vestí, lo maquillé y, por supuesto, le indiqué cómo debía posar”, agregó Roux.
En el suplemento del diario, el propio autor explicó el significado de su obra: “Desde el fondo de la historia, José de San Martín, a quien llamamos el Padre de la Patria, nos hace una ineludible pregunta: ‘¿hemos sabido construir esta Nación Argentina por la que él luchó?’ Está en cada uno de nosotros la respuesta”.

cultura.gob.ar

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022