sábado 10 de diciembre de 2022
14.9ºc Comodoro Rivadavia

Codepro: Un barrio de obreros y empleados

martes 20 de septiembre de 2022
Codepro: Un barrio de obreros y empleados
Colocación piedra fundamental del barrio Codepro (hoy Juan XXIII). Foto: familia Rossi
Colocación piedra fundamental del barrio Codepro (hoy Juan XXIII). Foto: familia Rossi

Marta tiene ganas de hacer obras para su gente, resolver el problema de la vivienda tan acuciante para los trabajadores de su gremio. Ella es la secretaria general del Sindicato de Trabajadores Textiles.

Gremio que oficia de mediador, en todo el país, entre la Dirección General de Préstamos y sus afiliados, para la construcción de viviendas para los trabajadores.

Marta Brunaltti trabaja con ahínco para lograr los convenios con la empresa constructora y, antes, con la municipalidad para contar con los terrenos, “nadie nos dio nada, el barrio surgió por el esfuerzo del sindicato, la municipalidad nos vendió los terrenos y sólo se comprometió a preparar el terreno, después el agua, la luz y el gas se logró con la gestión de los vecinos, todo hubo que traer de lejos porque entre el barrio Cooperativa de Y.P.F. y nosotros no había nada, salvo los despedidos de Astra, pero ellos también estaban aislados. Todos éramos obreros y empleados”, recordará la vecina del barrio Alicia Wallash casi treinta años después.

La piedra fundamental que marca el inicio de las obras fue colocada el 21 de setiembre de 1968 “en la zona denominada Barrio Pueyrredón”, según la publicación de la revista del gremio.

Se planifican 100 viviendas individuales en medio la nada, sólo matas, zanjones y lomadas, ubicación por la que desisten algunos textiles permitiendo el ingreso a trabajadores del correo e ypefianos después, “para mí era la casa soñada, un día la traje a mi esposa para que vea, vinimos en el colectivo que llegaba a lo que después fue avenida Roca y Canadá... desde ahí caminando, cuando ella vio dónde era me dijo: ¿ésta es la casa soñada y aquí?, me quería matar, pero yo insistí”(1).

 

Te puede interesar: Luis Mora y Matias Albornoz: Aquellas batallas por el récord mundial de permanencia en el agua

 

Las diez primeras casas se entregan el 24 de mayo de 1969, ahí se instalan Mansilla, Trocki, Roldán, Campos, Olmos... “ellos fueron a vivir con la casa terminada pero sin ningún servicio. Las únicas sendas marcadas eran de los camiones de la empresa constructora, a lo lejos estaba el Liceo Militar, el Barrio Cooperativa de Y.P.F. y los despedidos de Astra”(2).

A las 100 viviendas se suman otros emprendimientos colectivos y el grupo general recibirá durante muchos años la denominación de ‘barrio codepro’, aunque lo hayan bautizado con el nombre de ‘Juan XXIII’.

El progreso tapará un zanjón de evacuación natural del agua y el subsuelo acumulará tanto salitre que pudrirá los árboles desde la raíz, la sal trepará como siniestra y blanca enredadera para consumir revoques y paredes. Muchos años estarán los vecinos con este problema hasta que, en 1999, una gran obra subterránea canaliza el agua con salitre que circula por el subsuelo.

 

Leer también: Los chilenos en Comodoro Rivadavia

 

Extraído del libro "Crónicas del Centenario" editado por Diario Crónica en 2001

Referencias en la nota

(1) Crónica. Abril de 2000.

(2) Alicia Wallash. Entrevista de Crónica, enero de 2001.

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022