viernes 26 de noviembre de 2021
14.9ºc Comodoro Rivadavia

En Argentina, la inflación interanual supera el 50 por ciento

“Para llegar a los $ 80.000 mensuales, necesariamente los dos adultos de una familia deben trabajar”, dijo Gil

miércoles 24 de noviembre de 2021
“Para llegar a los $ 80.000 mensuales, necesariamente los dos adultos de una familia deben trabajar”, dijo Gil
Jorge Gil, contador público local y ex rector de la UNPSJB
Jorge Gil, contador público local y ex rector de la UNPSJB

El contador y docente universitario Jorge Gil, otra voz autorizada en materia de economía, en diálogo con Crónica se refirió a lo que puede llegar a pasar con la canasta básica a futuro y a las proyecciones económicas que hay para esta ciudad. El profesional señaló que en los próximos meses se notará un congelamiento en el precio de segundas marcas (hablando de la canasta básica alimentaria), pero advirtió que las primeras marcas sufrirán incrementos. “La posibilidad de que una familia integrada por dos personas en relación laboral llegue a los 80.000 pesos, es un promedio evidentemente alto”, planteó.

“La canasta básica, en esencia, es un promedio de un promedio. Hay un promedio de comercios en los cuales se realiza la compulsa de los precios y también hay un promedio de estructuras de consumo de cada familia. Se entiende a la canasta básica como números estadísticos, que no tienen que ver con la canasta real de cada uno de nosotros. Los consumos, las estructuras familiares y los lugares donde accedemos a los productos son distintos. Esto tiene importancia, porque permite distinguir lo que es inflación sentida de lo que es inflación estadística”, sostuvo Gil. En esta línea, el ex rector de la UNPSJB explicó que para la formación de la canasta de consumo básico o total, el proceso de formación de precios es algo que incide mucho.

Según dijo, en Argentina el proceso de formación de precios está muy concentrado, hay pocas empresas del lado de la oferta, y la población se concentra en el lado de la demanda, entonces, las posibilidades de manejo de precios están del lado de la oferta, que es fijada por encima de lo que deberían ser las expectativas racionales de actividad de ganancias o beneficios. “En esa estructura de canasta de bienes hay un sobreprecio. Esto es algo que desvirtúa los números en cuanto a su análisis. Si analizamos desde el punto de vista microeconómico, la posibilidad de que una familia integrada por dos personas en relación laboral llegue a los 80.000 pesos, es un promedio evidentemente alto, que exigiría que los dos adultos tengan actividad laboral.

El padre y la madre deberían trabajar y acceder a una remuneración que llegue a esa canasta, y esto a su vez trae necesidades adicionales, como ser el cuidado de los niños, algo que también incide en la estructura de costo familiar”, señaló Gil sobre el costo de la canasta básica total en Comodoro Rivadavia. A continuación, el economista trazó una comparación de precios con el gobierno nacional anterior al actual: “Durante el gobierno de (Mauricio) Macri, la estructura de precios se diluyó mucho, hay estudios que demuestran que el violento crecimiento de los servicios públicos como agua, luz y gas, han ganado un peso considerable dentro de esta canasta familiar. Ahora, al gobierno le cuesta mucho mantener esos valores, que están sobredimensionados. Hay un grave problema que tiene que ver con la liberación que hubo de los mercados en el gobierno anterior, y esto no pudo regularizarse durante la pandemia. Entonces, hoy se recurre a medidas de control de precios como única variante alternativa para morigerar el impacto de los formadores de precios en la canasta de bienes y servicios”.

El congelamiento de precios y una gran distorsión en cuanto a la adquisición de productos y servicios

Por otra parte, Jorge Gil se refirió a las proyecciones que existen para Comodoro Rivadavia y fue categórico al afirmar que si no se realizan estudios en la ciudad para ampliar el espectro en la explotación petrolera, el futuro no será muy próspero. Además, fue crítico al afirmar que en la ciudad existe un gran desfasaje con los precios, teniendo en cuenta que en muchos lugares, los precios son muy altos, proyectados para un trabajador de la industria petrolera, algo que no se corresponde con la economía de las demás familias.

Gil se refirió a la medida de control de precios del gobierno nacional, mediante la cual se estableció el congelamiento de más de 1.400 productos, y al respecto dijo que “va a haber algún tipo de congelamiento en los consumos que se llaman básicos. Los precios de los productos del programa de Nación se van a mantener congelados, el tema es que en todo este estudio, si analizamos la familia promedio sobre la cual se hace el índice de precios, también tenemos que hablar de calidades diferenciadas. Una familia puede consumir una margarina de baja calidad, mientras que otra puede consumir una manteca de mejor calidad. La manteca de mejor calidad va a aumentar de precio, mientras que la margarina de baja calidad va a tener su precio congelado, es decir, lo que solemos llamar segundas marcas. En este escenario, un posible efecto es que las familias medias dejen de consumir precios de mayor calidad y pasen a consumir de menor calidad, para de esa forma generar algún tipo de ahorro”, sostuvo el contador público. Un problema ligado a la sustentabilidad Más adelante el ex rector de la UNPSJB se refirió a las proyecciones económicas que hay para Comodoro Rivadavia, y fue algo crítico al afirmar que “nuestra ciudad, estructuralmente hablando, tiene un problema muy grave en cuanto a su sustentabilidad futura.

Comodoro es una ciudad que se basa en un recurso natural no renovable, que está siendo eliminado de las pautas de consumo. Las posibilidades de pervivencia en el tiempo, por lo menos con la dinámica que tiene la ciudad, hoy se ven comprometidas, excepto que haya algún tipo de análisis de inversión que se vincule a la economía del conocimiento”. Ingresos desiguales, el eterno problema de Comodoro Para concluir la entrevista con este diario, el economista local habló sobre lo que deparará el futuro próximo para las distintas economías familiares de Comodoro Rivadavia, una de las ciudades más caras del país.

Jorge Gil hizo hincapié en una cuestión que muchos notan en esta ciudad: muchas veces, los precios en los distintos rubros están enfocados a un solo sector, un sector que tiene ingresos por encima de la media, el petrolero. Esto representa un gran inconveniente para las personas que no trabajan en este rubro, ya que los ingresos son muy diferentes. “El gran problema de Comodoro es que la estructura de costo de las familias se fija en base a las pautas de mayor ingreso. La actividad petrolera tiene ingresos muy superiores al promedio, y la estructura de precios de los comerciantes, y principalmente de las grandes cadenas, se basa en ese ingreso superior al promedio. Quienes están debajo de ese promedio, que son muchos servidores públicos, empleados de comercio y otros rubros, sufren el tener que pagar precios petroleros con ingresos muy inferiores. Esto genera distorsiones muy significativas. Las familias, poco pueden hacer ante esto, sus salarios están sometidos a un sistema de negociación post-inflación, cuando en realidad los aumentos deberían ser previos a una inflación proyectada”, concluyó.

Te puede interesar
Últimas noticias