martes 30 de noviembre de 2021
16.8ºc Comodoro Rivadavia

Desde el mate, el churrasco y el tango hasta los paisajes: cómo muestra Hollywood a la Argentina

Un recorrido por las series y películas que hablan de nosotros y en la mayoría de los casos cometiendo errores garrafales
jueves 28 de octubre de 2021
Desde el mate, el churrasco y el tango hasta los paisajes: cómo muestra Hollywood a la Argentina

Cada vez que aparece nuestro país mencionado en alguna película o serie, todos quedamos con una sensación difícil de explicar en la que se mezclan el orgullo y la sorpresa. Hay un sentido que está alerta a cualquier referencia de argentinidad, y por más que no estemos prestando demasiada atención, se activa ante la mínima referencia a la patria. Enseguida, nos damos cuenta cómo somos registrados por la meca de la industria del entretenimiento, con unos temas que suelen repetirse independientemente del género. Las referencias van desde el mate, el churrasco, el tango o por ser "una cuna de nazis".

Recientemente, una nueva mención se sumó a la lista. Ocurrió durante el primer episodio de la tercera temporada de Succession, la serie de HBOMax, donde nuevamente fuimos parte del argumento. Esto sucedió en el minuto 29 específicamente, cuando Logan Roy (Brian Cox), el jefe de la familia y del conglomerado de empresas, viaja en su avión privado rumbo a Sarajevo con miembros del directorio. Allí Frank Vernon (interpretado por Peter Friedman) conversa con Karl (David Rasche) acerca de los los conflictos y problemas que pasaron todos esos años y es ahí cuando dicen esta frase: “Casi explotamos por lo de Argentina”.

Pero no es la primera vez que la serie hace alguna referencia a esta parte del mundo. Durante la segunda temporada, Argentina ya había estado presente en el guion de Succession, en aquella oportunidad en una referencia a la extensión de nuestro territorio. En la escena, Roy recibe un email, observa su bandeja de entrada y entonces dice que su cuenta de correo electrónico es “del tamaño de Argentina”.

Pero no solo fuimos mencionados en esta serie. Todos recordamos aquella fatídica mención en X-Men First Class cuando el personaje del joven Magneto (interpretado por Michael Fassbender) llega a Villa Gesell para capturar al nazi que mató a sus padres y en vez de encontrar a esta locación con una playa bonaerense, vemos una montañas nevadas. Sí, montañas y nieve en plena Costa argentina, solo se consiguen en las películas.

Algo similar sucedió en la serie Mujer Maravilla, donde también tuvimos un protagonismo como país cuando la protagonista Lynda Carter alega estar en Buenos Aires con una playa y mar de fondo. La geografía de nuestro país parece ser materia pendiente en Hollywood.

Otra serie que tomó a Argentina como referencia fue Dexter (que próximamente volverá con una nueva temporada). En este caso el protagonista, interpretado por Michael C. Hall, y su novia (Yvonne Strahovski) deciden venir a Buenos Aires. Se suceden una tras otras escenas en la Avenida 9 de julio, incluso hay una escena en la que enfocan la mesa de un bar en la que se destacan dos mates. Lo vistoso acá es la frase que dicen: “Todos quieren una Argentina” haciendo alusión a comenzar desde cero.

En la serie amada por todos El Superagente 86, la inolvidable burla al Agente James Bond, también aparece nuestro país. Maxwell Smart (Don Adams) y su inseparable compañera la Agente 99 (Barbara Feldon) llegan sin darse cuenta a Buenos Aires y se comunican con el Jefe (Edward Platt) a través del entrañable zapatófono. “Jefe, estamos en la tierra del tango y el churrasco”, dice Max, en una inequívoca referencia cultural. Aquí al menos la mención es correcta con el territorio al que llegaron. Exigirle alguna referencia a los recorridos La Boca - Ezeiza o Liniers - Correo Central hubiera sido demasiado.

En How I met your mother la referencia a nuestro país es más que vistosa. Una de las protagonistas de esta ficción, Robin (Cobie Smulders) viene de vacaciones a la Argentina, y la confusión se hace nuevamente presente. Parece ser que las guías de turismo no llegaron a Hollywood y los errores son groseros.

La ambientación en el hotel que se aloja es de estilo caribeño (de hecho ella se hace unas trencitas clásicas de los all inclusive) y conoce a un apuesto joven argentino de nombre Gael interpretado por el cantante Enrique Iglesias. Lo del nombre de ficción, poco común por estas pampas, vaya y pase. Pero el gran bochorno sucede cuando escuchamos que el intérprete de “Experiencia religiosa” habla con su acento español, nada más lejano que la inconfundible tonada argentina.

Las referencias no terminan aquí, y en algunos casos no podemos hablar de errores sino de interpretaciones u opiniones. Está claro que si el asado nos une, a grieta cocido o jugoso suele atentar contra las buenas tertulias familiares. En la película The Kids are all right (Mi familia en Argentina), con Annette Bening, Julianne Moore y Mark Ruffalo, hacen referencia al tema en cuestión.

En una cena, Ruffalo hace mención a lo hermosa que es la ciudad de Buenos Aires y que las mejores carnes se comen en nuestro país: “Si en Argentina pedís un plato de carne crudo te traen a la vaca diciendo mu”, reflexiona el actor con mucho humor. Se sabe que en el país del norte, el rojo suele destacarse a la hora de servir los cortes en una barbacoa. Y no vamos a dejar que ellos nos expliquen cómo se hace un asado.

Si una comedia cosechó fanáticos en Argentina fue Friends, como en tantas otras partes del mundo. Y podemos contar ¿con orgullo? que nuestro país forma parte de la trama de una de las sitcoms por excelencia. La duda, es si el comentario tiene connotaciones positivas o negativas. La mención la realiza Phoebe (Lisa Kudrow) quien en una bella canción aseguraba que en Argentina podías comprar un órgano (un bazo) por unos pocos pesos.

Donde fueron mucho más lejos fue en la comedia romántica While You Were Sleeping (Mientras dormías), protagonizada por Sandra Bullock y Bill Pullman estrenada en el año 1994. El tema surge durante una cena navideña, en el que uno de los comensales afirma: “Argentina tiene buenas carnes. Carnes y Nazis”.

Ejemplos hay muchos y las referencias no siempre son las más felices. O al menos, las que queremos transmitirle al mundo. Algunas cosas nos enorgullecen y otras preferimos que no hubieran ocurrido. De nuestras virtudes y defectos, nos hacemos cargo. Por los errores en el guion, preguntar en Hollywood.

Por María Eugenia Capelo (INFOBAE).

Te puede interesar
Últimas noticias