sábado 25 de septiembre de 2021
12.9ºc Comodoro Rivadavia

ESPECIAL DÍA DE LA INDUSTRIA

Dulces y conservas Veroka, un emprendimiento con sello de calidad

jueves 02 de septiembre de 2021
Dulces y conservas Veroka, un emprendimiento con sello de calidad

En el 2020, Verónica López decidió comenzar a trabajar en un emprendimiento tras dar sus primeros pasos desde pequeña con su madre. Pasó el tiempo, se adentró en el mundo de los dulces y conservas y desde ese momento nunca paró. Crónica te cuenta la historia de una productora local, en el Día de la Industria. 

— ¿Cómo comenzó su carrera en los dulces y conservas?

— Todo comenzó desde chica con mi madre, ella fue quien me enseñó a hacer las mermeladas. Luego fueron pasando los años, realicé un curso en la vecinal del barrio Juan XXIII, donde me enseñaron a realizar el dulce de leche, que no salió bien. Entonces cuando llegué a mi casa comencé a buscar la receta correcta para que no se cristalice.  

Primero lo hice para mi familia y mis amigos, quienes me decían que era muy rico, que es sedoso, como un postre y nada que ver con el comprado, entonces me fui entusiasmando mucho más.

Uno va buscando su propia receta con los ingredientes correspondientes, así transcurrió el tiempo, encontré una receta que me gustaba y comenzó la elaboración. La Agencia Comodoro Conocimiento me abrió las puertas para que yo pueda ir a elaborar mi dulce ahí y poder hacerlo con más cantidad de leche.   

Todo esto lo hago en honor a mi mamá, una persona que ya no tengo. Es un homenaje a ella, quien me enseñó a hacer todo esto.

— ¿Proceso de producción del dulce de leche?

— El dulce de leche se hace con leche pasteurizada, azúcar y mucho amor, porque nos lleva muchísimo tiempo. Uno pone la leche y debe revolver hasta que se vaya evaporando y así formar el dulce. Hace unos días elaboré 24 litros de leche y estuve desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la noche. Es algo que te lleva muchísimo tiempo.

— ¿Sos la única que produce dulce de leche en Comodoro?

— Aparentemente soy la única que hoy en día produce dulce de leche en Comodoro Rivadavia. No conozco a otra persona y sé que en Sarmiento hay, pero acá habrá como yo empecé en la casa, pero que elabora en la planta de Comodoro Conocimiento soy la única. Ese es el máximo diferencial, además tuve que solicitar la autorización correspondiente porque es un derivado de animal y la Agencia comúnmente se utiliza para frutas y vegetales.

— ¿Cómo desarrollaste la marca, el logo y el nombre?

— Cuando era chica mi madre me decía Veroka, entonces decidimos colocarle ese nombre. Mi nombre es Verónica y fue elegido entre mis hijos y la familia. El logo también lo decidimos nosotros porque empecé en casa y para ir a las ferias o simplemente venderlos a mis amigos, tenía que hacerme una etiqueta y recuerdo que la primera fue diseñada por mi cuñada Mónica. Después y a medida que va pasando el tiempo fuimos retocándola y ahora tenemos una nueva.    

— ¿Quiénes son tus clientes?

— Tengo mis clientes en distintos puntos de Comodoro Rivadavia y la mayoría se comunican conmigo a través del teléfono. Además poseemos Instagram y Facebook, dos redes sociales que nos facilitan las ventas. Las ferias de la agricultura familiar también nos ayudan a hacernos conocidos.  

— ¿Dulce de leche y que más elaborás?

— Por el momento elaboro dulce de leche, dulce de frutos rojos, de estación hasta de banana. Hay una mermelada de cítricos y la mejor es que se llama americana, con pomelo, mandarina, naranja y limón. También hago mermeladas a pedido con bajas calorías porque hay muchas personas que no consumen azúcar y nuestros elaborados no poseen conservantes.

— ¿Publicidad?

— Nuestra mayor publicidad es el boca a boca. Mi hijo juega al rugby y mi hija hace lo propio en hockey y a través de un video les comentaron a sus amigos que yo estaba en un emprendimiento y se acercaron a comprarme. Les gustaron y no hay mejor que el boca a boca. Cuando a uno le gusta algo, sabe dónde comprar. Es así y más cuando es casero.  

— ¿Has tenido el apoyo del Municipio como emprendedora?

— Ahora me prestan la planta de elaboración y ellos no me cobran nada, sumado a los carnets sanitarios en regla. Voy a Comodoro Conocimiento, allí elaboro y sale con el sello de la planta. Eso es un respaldo importante y puedo vender en los negocios, algo que todavía no empecé. Calculo que también podré venderlos en los supermercados, pero primero debemos ver si no existe alguna otra Veroka que haga alimentos.

— ¿La pandemia te afectó en algo?

 — Gracias a Dios no. La pandemia a mí me ayudó porque comencé a hacer esto antes del Covid-19 y durante todo este proceso seguí vendiendo los dulces y conservas. Los esperamos en las ferias de Saavedra y agradezco a mi marido Esteban, mis hijos Francisco y María Sol que son los que me apoyan y me acompañan en todo, a la comunidad y a cada uno de mis clientes.  

 

Te puede interesar
Últimas noticias