sábado 18 de mayo de 2024
13.9ºc Comodoro Rivadavia

El trágico 15 de febrero de 1953

Se cumplieron 70 años del accidente ferroviario del Coche 52 correspondiente al ramal Comodoro - Rada Tilly

jueves 23 de febrero de 2023
Se cumplieron 70 años del accidente ferroviario del Coche 52 correspondiente al ramal Comodoro - Rada Tilly

El domingo 15 de febrero de 1953 fue un día de notable calor veraniego. Una gran cantidad de familias se dispusieron a celebrar este día de descanso, próximo a los carnavales, visitando las playas que se encuentran en los alrededores de lo que actualmente es Rada Tilly. Para ello, el tren era el medio de transporte que permitía llegar al lugar. La ruta de la línea unía la terminal de Punta Piedras con la estación de Comodoro, donde se podía combinar con otras líneas como Astra, Diadema o Km 5.

El Ferrocarril de Comodoro Rivadavia había inaugurado en 1952 el ramal que unía Comodoro Rivadavia y Rada Tilly con fines turísticos. En un principio, los vagones del tren eran utilizados para el transporte de materiales de construcción, específicamente, piedras que eran trasladadas hasta el puerto, pero debido a la gran circulación de pasajeros se habían habilitado dos coches motor para la movilización de personas; estos coches habían sido refaccionados en Puerto Madryn y traídos en una embarcación hasta esta ciudad.

En esa tarde calurosa, el Coche 52 se desbarrancó llegando a Playa 99 -actualmente barrio Stella Maris- debido -según señala la historia- a la imprudencia del conductor, quien tomó la pronunciada curva a gran velocidad, sin considerar que el móvil sobrepasaba el límite de pasajeros llegando al doble de su capacidad: el coche disponía espacio para 48 pasajeros y en ese viaje, debido a la gran circulación de las familias en las playas, habían abordado aproximadamente 100 personas. Esto, sumado al tamaño angosto de las vías y teniendo en cuenta las pendientes notorias que eran parte de la ruta ferroviaria que trazaba este ramal, dieron lugar a este tremendo accidente que causó el fallecimiento de 36 personas y dejó 65 heridos.

Según los sobrevivientes del accidente y la repercusión mediática de la tragedia, se pudo constatar que 23 de las víctimas fallecieron por el impacto al salirse de las vías, mientras que el resto de las muertes se produjeron en el operativo de rescate, ya que la grúa que debía levantar los restos del coche se desprendió por el peso y la gravedad causada por la pendiente del barranco. Como se puede ver en los registros fotográficos históricos del accidente, las vías se encontraban sobre un acantilado de entre 4 y 5 metros de altura.

También se pudo verificar que el conductor se encontraba alcoholizado y contaba con antecedentes de conducir a alta velocidad; en este sentido, el responsable fue encarcelado y juzgado por los hechos.

Sin saberlo, el 15 de febrero de 1953, con el accidente del Coche 52 comenzó la historia del cierre del ferrocarril en Comodoro Rivadavia y alrededores, ya que se inició el debate sobre su funcionalidad y seguridad. Finalmente, se cerró completamente la línea y en 1858, durante la presidencia de Arturo Frondizi, en busca de disminuir el déficit ferroviario producido por el desarrollo automotriz, se levantaron las vías del ramal Comodoro- Punta Piedras (Rada Tilly).

Años posteriores, el 12 de julio de 1960 se acrecentó la situación debido a otro accidente en el que hubo 3 fallecidos. Esta vez, el hecho involucró a dos trenes que chocaron de frente, uno de ellos retornaba desde Sarmiento, y debido a un imperfecto con los frenos impactó contra un coche que recientemente había emprendido su viaje desde Comodoro hacia Astra.

Actualmente, en el lugar del hecho, hay una señalización en homenaje a las víctimas fatales.
Concluyendo la historia ferroviaria comodorense, en 1977 se deshabilitó la línea de larga distancia a Estación Sarmiento y en 1978 se cerraron las líneas del servicio suburbano.

La tragedia del Coche 52 es recordada en gran parte gracias a los sobrevivientes, con sus historias personales, y a lo que se ha registrado en los medios de comunicación de la época. Los restos del tren, a pesar de haber sido sumamente importantes para el patrimonio histórico comodorense, fueron vendidos como chatarra en 1999, dejando que la memoria sea la principal herramienta para el recuerdo de este hecho.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias