jueves 23 de mayo de 2024
2.9ºc Comodoro Rivadavia

ARICCAME, la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal

La Red de Cannabis de Uso Medicinal e Industrial (RACME) del CONICET celebra la creación de ARICCAME por su importancia en la regulación de esta industria que impulsará la economía nacional. Valeria Rudoy y Marcelo Morante, integrantes de la RACME, serán parte del directorio del organismo.
miércoles 01 de febrero de 2023
ARICCAME, la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal

El decreto 30/2023, publicado recientemente en el Boletín Oficial de la República Argentina, y mediante el artículo 4° de la Ley N°27.669 concreta la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME) cuya misión será regular toda la actividad económica de la cadena productiva del cáñamo y cannabis para uso medicinal e industrial: importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición de semillas de las plantas y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales. Y también designa a sus autoridades.

El organismo funcionará de manera descentralizada en la órbita de la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo del Ministerio de Economía y tendrá competencia para controlar y emitir las autorizaciones administrativas con respecto al uso de la planta de semillas del cannabis y de sus productos derivados incluyendo las líneas genéticas de cáñamo con fines industriales.

“Desde hace un tiempo estábamos aguardando esta noticia. Sin dudas resultará en una importante contribución a la investigación, cultivo y producción de cannabis en nuestro país”, afirma Silvia Kochen, coordinadora de la Red de Cannabis de Uso Medicinal e Industrial (RACME) del CONICET. Y continúa: “Desde la asunción de las nuevas autoridades, con Ana Franchi como Presidenta del CONICET, y Daniel Filmus como Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, se generaron políticas públicas que contribuyeron al desarrollo de la investigación en cannabis expresadas en la creación de la RACME. Por otra parte, se abrieron líneas de financiamiento específicas desde el Ministerio de Ciencia”.

Entre los objetivos principales de la RACME fue constituir una red de expertos y expertas en Cannabis de Uso Medicinal e Industrial dentro del sector científico – tecnológico junto a actores de la sociedad civil, el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo. La generación de conocimiento, desarrollo y transferencia de tecnologías. Satisfacer la demanda de servicios requeridos por el sector público y privado, así como a hacer llegar la información y desarrollos de interés para los diferentes objetivos generales y específicos de los actores con los que se vincula. La Red también trabaja en la elaboración y modificación de leyes, reglamentaciones y normativas vigentes y por desarrollar. Y también resultó la base de la reciente creación de la Empresa de Base Tecnológica Cannabis CONICET.

Valeria Rudoy, integrante de la RACME, formará parte del Directorio de ARICCAME en representación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

“Como integrante de RACME del CONICET puedo dar certeza de que venimos trabajando estos últimos años muy intensamente hacia el desarrollo del cultivo de cannabis con el fin de garantizar ciencia de calidad en este cultivo tan particular, productos de calidad, medicina de calidad, con fines más equitativos ya que es una industria enorme que puede favorecer a muchos actores de la industria de nuestro país”, afirma Rudoy, licenciada en Ciencias Biológicas por la UBA, con estudios de posgrado en el Instituto de Botánica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Neuchatel, en Suiza, y con experiencia de trabajo en el área de la biotecnología vegetal aplicada desde 1993.

Marcelo Morante, coordinador del Programa Nacional de los usos medicinales del Cannabis, del Ministerio de Salud de la Nación y miembro de la RACME también integrará el directorio de ARICCAME.

“La puesta en marcha de ARICCAME es de gran relevancia, porque entre muchas otras cosas, se regulará toda la cadena de valor de los productos que se deriven de la industria del cannabis y del cáñamo en el país y eso asegura una certificación de calidad de los mismos, tanto para aquellos de uso medicinal como otros destinados a múltiples fines”, afirma Morante.

La creación de ARICCAME refleja los resultados de fuertes políticas públicas que promueven la articulación interinstitucional entre la ciencia, organismos del Estado, el sector industrial, pequeñas empresas, cooperativas, organizaciones sociales y otros actores para resolver necesidades sociales e impulsar el crecimiento económico del país.

Conicet.gov.ar

Apostar al futuro

“Aunque en Argentina se legaliza una nueva manera de producir, no es una nueva industria. Celebramos por eso, pero también sabemos que faltan muchos compañeros y compañeras que siguen siendo perseguidos y estigmatizados” señaló Leandro Ayala, Fundador de Industria Cannabis, presidente de la Confederación Cannabica Argentina y emprendedor cannábico.

“Desde la Confederación Cannábica Argentina siempre estuvimos apoyando a quienes de alguna manera perdieron su libertad o son encausados judicialmente. No los olvidemos.

Somos una de las primeras entidades cannábicas del país que viene enarbolando las banderas de la cultura de trabajo; estamos dispuestos a formar y conformar las mesas para la construcción de esa reglamentación. Son bienvenidas las empresas internacionales que tienen ganas de invertir en nuestro país, pero que tengan en cuenta la realidad de la Argentina y a nuestros trabajadores y trabajadoras, que son la fuerza más poderosa de nuestra matriz productiva. Por todo esto, un objetivo que debe plantearse desde la óptica laboral en el país, es la generación de empleos directos e indirectos desde la nueva economía del cannabis. Según proyecciones del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, en el año 2025 esta industria proveerá la creación de unos 10.000 puestos de trabajo en el país, un mercado interno de ventas por un monto de 500 millones de dólares anuales y se prevén ventas al exterior por unos 50 millones de dólares al año” agregó.

Ayala comunicó que otro aspecto a destacar es que no solo se generarán empleos directos en la producción, sino también en la fabricación de una muy amplia gama de productos y servicios que se creen o se impulsen desde la nueva economía del cannabis. Además que se debe puntuar la creación de empleos de calidad: se estima que el 20% de los empleos que se generan en esta industria están dedicados a la investigación y desarrollo (I+D), control de calidad e ingeniería de procesos.

“El reto para lograr estas cifras se encuentra en la habilidad y disposición que tenga el Estado para la implementación de la normativa local que logre incentivar la producción de cannabis y cáñamo con fines industriales”, sostuvo ArgenCann.

Para finalizar, el Fundador de Industria Cannabis, manifestó: “Nosotros, desde la Confederación Cannábica Argentina conformada por más de 200 Pymes, Emprendedores y Emprendedoras que ya somos parte de la industria del cannabis, vamos a impulsar el desarrollo del sector con soberanía porque nuestra nación lo necesita y merece”.

¿Qué es el CBG y en qué se diferencia del CBD?

Dado que el CBG (cannabigerol) es uno de los componentes menos estudiados del cannabis, muchas personas suelen confundirlo con el CBD. Esto se debe principalmente a que su concentración en la planta es de tan solo 1% y por ende su procesamiento botánico es algo complicado. Sin embargo, es muy importante que se conozca en que se diferencia el CBG del CBD así como también sus beneficios particulares.
La diferencia entre estos dos compuestos radica en su estructura química y presencia en la planta de cannabis. Mientras que el CBG deriva de la descarboxilación del CBGA, el CBD se produce cuando se descarboxila el CBDA (cannabidiol). Además, la presencia del CBG en la planta se da cuando la misma está en estado prematura mientras que el CBD abunda en el cannabis cuando ya está madura, concentrándose sobre todo en las flores de la misma.
Un detalle a destacar es que el CBD resulta ser mucho más potente (terapéuticamente hablando) cuando se combina con otros compuestos, como el CBG, por ejemplo. Cuando se combina el cannabidiol con otros cannabinoides se genera una acción de sinergia, la cual también es mejor conocida como “efecto séquito”.
Fuente: Industria Cannabis

¿Cuáles son los beneficios del CBG?

A pesar de que se ha estudiado poco sobre este componente, los investigadores han sugerido que el cannabigerol tiene la capacidad de actuar sobre los receptores CB1 y CB2 del cerebro. Esto podría resultar muy útil para tratar varias condiciones como:
• Minimizar los dolores de cabeza
• Reducir las consecuencias de un glaucoma
• Mitigar ciertos trastornos neurológicos como el Parkinson y esclerosis múltiple
• Controlar las inflamaciones
• Mejora el estado de ánimo y reduce los episodios de ansiedad
• Potencial antibacteriano y neuroprotector
• Reducir las náuseas
• Sí se combina con el THC, actúa como un antagonista y amortigua la psicoactividad que produce dicho compuesto.
• Posee varias propiedades anticancerígenas
• Estimula el apetito por lo que puede resultar muy útil como complemento alimenticio
Fuente: Industra Cannabis.

Te puede interesar
Últimas noticias