viernes 7 de octubre de 2022
9.9ºc Comodoro Rivadavia

Pueyrredón

Violento robo en carnicería Junior’s: se trató de un hecho planificado y con inteligencia previa

martes 20 de septiembre de 2022
Violento robo en carnicería Junior’s: se trató de un hecho planificado y con inteligencia previa

En un tiempo de entre 10 y 15 minutos los delincuentes ingresaron armados y encapuchados, golpearon y maniataron a los empleados y se alzaron con 3 millones de pesos. Autoridades policiales sostienen que no fue un hecho “al voleo” sino que hubo planificación previa y hasta podría haber un entregador.

Un violento hecho de robo tuvo lugar el día de ayer cuando en horas de la mañana cuatro delincuentes, encapuchados, y al menos uno de ellos portando un arma de fuego, irrumpieron en la distribuidora de carnes “Junior`s” ubicada en avenida Chile 1575 del barrio Pueyrredón y una vez que golpearon y maniataron a los dos empleados que estaban en el lugar, se apoderaron de una suma aproximada de 3 millones de pesos y escaparon. Cuando uno de ellos pudo liberarse llamó a la policía para que intervinieran.

Todo ocurrió cerca de las 6:10 horas, cuando solo dos de los empleados del local estaban en la distribuidora, en la zona de baños cambiándose pero al oír el timbre, uno de ellos fue hacia el portón de ingreso y abrió el mismo, pensando que era otro de sus compañeros, pero se encontró con cuatro sujetos encapuchados quienes lo amenazaron -uno de ellos con un arma de fuego tipo revólver, de acuerdo a los datos brindados- y lo golpearon, atándolo de pies y manos con alambre, dejándolo en la zona del garaje. En tanto, mientras uno de los malvivientes se quedó vigilándolo, los restantes fueron en busca del otro empleado quien también fue golpeado y luego trasladado al mismo lugar donde también fue maniatado.

Así tres de los delincuentes subieron al segundo piso del local, a la zona de oficinas, entrando una vez que barretearon las puertas, y en una de ellas encontraron una especie de caja fuerte con doble cerradura, robando la suma aproximada de 3 millones de pesos de la recaudación del fin de semana, también se apoderaron del teléfono celular de uno de los empleados, escapando del lugar.

Si bien las víctimas no pudieron dar precisiones respecto al rodado en el que se movilizarían los malvivientes, se presume que un quinto cómplice estaría esperándolos en el exterior.

Los delincuentes habrían tardado entre 10 y 15 minutos en cometer el ilícito, de acuerdo precisaron los empleados en las entrevistas, dado que inmediatamente cuando uno de ellos pudo liberarse, se comunicó con el Centro de Monitoreo y en contados minutos la Seccional Quinta de Policía llegó al lugar.

Los dos empleados fueron asistidos por personal de Emec, contando con heridas leves producto de los golpes.

En tanto Criminalística secuestro dos mochilas, una barreta y un destornillador y levantó presuntos rastros papilares.

Inmediatamente se comunicó la novedad al Ministerio Público Fiscal y a la División Policial de Investigaciones, comenzando el relevamiento de cámaras de seguridad en el sector. La distribuidora cuenta con cámaras pero también otros comercios de las cercanías, según se informó.

No fue “al voleo”

Desde la Comisaría Quinta, el jefe de la dependencia comisario Alexis Gutiérrez, en diálogo con Crónica señaló que “en avenida Chile siempre hay patrullaje y recorridas, este hecho no fue por inseguridad, fue planeado y hubo inteligencia previa. Tenían conocimiento de los movimientos de la gente” y señaló que el gerente del local no estaba al tanto de que en la distribuidora hubiera dinero ni tampoco que estaba en una caja en una de las oficinas, tuvieron que llamar al dueño para precisar la suma que había de manera que una de las líneas investigativas apunta en esta dirección, quienes tenían conocimiento del dinero que estaba guardado en el local.

Así, consultado al respecto, no descartó que algún empleado pudiera estar involucrado en el robo o que pudiera haber brindado información a los malvivientes que terminaron cometiendo el ilícito, porque solamente fueron al sector de oficinas llevándose el dinero y un teléfono de un empleado, no sustrajeron otros elementos.

También llama la atención que actuaron rápidamente y lograron escapar antes de la llegada de más empleados, teniendo en cuenta que en una hora eran casi unas 30 personas las que ya estaban en el lugar para comenzar sus labores.

 

Te puede interesar
Últimas noticias