viernes 1 de julio de 2022
0.9ºc Comodoro Rivadavia

Contrabando de langostinos: entre la validez de las pruebas y “operaciones de prensa”

miércoles 22 de junio de 2022
Contrabando de langostinos: entre la validez de las pruebas y “operaciones de prensa”

Ya en la etapa final del debate en juicio oral y público por el traslado ilegal de casi quince toneladas de langostinos que tiene a un funcionario de la Secretaría de Pesca en el banquillo de los acusados, el fiscal general Fernando Rivarola pidió nuevamente al Tribunal que declare culpable a Martín Pala por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y uso de documentos públicos falsos. Por su parte, el defensor del imputado Juan Lagos insistió en solicitar el sobreseimiento para su cliente. La sentencia se conocerá el próximo martes a las 12.

En la audiencia de alegatos finales, antes de conocerse la sentencia, Rivarola profundizó sus argumentaciones respecto de la “necesaria validez de las pruebas” y el defensor Lagos, entre otros aspectos, dijo que a su cliente le hicieron “una cama”, además de referirse a lo que llamó “operaciones de prensa”.

“Invalidez” de una prueba

Tras haberse escuchado a los testigos, Rivarola destacó el testimonio de algunos de ellos. Se refirió a dos informes técnicos de testigos del debate. El primero es un informe técnico realizado en un video al que consideró “una prueba inválida”. El otro relacionado con los movimientos, llamadas recibidas y realizadas por el imputado, desde que el camión con la carga salió de Rawson, hasta que fue interceptado dos veces (en Trelew y Arroyo Verde) y luego liberado. Así con documentación de tránsito falsificada, arribó a la provincia de Misiones, donde finalmente la carga fue secuestrada por la Gendarmería Nacional.

Para Rivarola es una prueba inválida un video que fue aceptado a último momento en pleno juicio por los jueces Marcelo Orlando, César Zaratiegui y Karina Breckle. Se trata de una prueba que introdujo el defensor Juan Lagos. “Estoy comprometido con la búsqueda de la verdad. Pero no de cualquier manera, de esta forma. Por eso le pido a Tribunal la correcta evaluación de esa prueba” pidió el fiscal general.

Los videos fueron obtenidos subrepticiamente con reloj por el imputado Pala, consideró Rivarola. Allí, de manera separada conversa Guillermo Meoqui y Lucas Lema, dos empleados también de esa Secretaría de Pesca que intervinieron también en la interceptación del camión. “No sabemos con qué dispositivo se capturaron los videos, no coinciden las fechas, las duraciones, las fuentes. Además desde el llano se advierten cortes y ediciones. El mismo testigo Lucas Lema al reconocerse en una de las filmaciones, de manera espontánea hasta se puso de pie en esta sala, al darse cuenta que el video estaba editado”, dijo el fiscal.

La introducción del video como prueba

Además cuestionó la forma en que el video se introdujo como prueba en el debate. En su momento el defensor Juan Lagos había manifestado que el pendrive con las filmaciones le había llegado “de manera anónima”, el pasado 25 de mayo cuando ya el debate estaba avanzado. Rivarola contradijo este relato. Dijo que “esos videos siempre estuvieron en poder del imputado, pudo haberlos presentado en la audiencia de apertura de la investigación, en la audiencia preliminar al Juicio. Pero no lo hizo. Se presentó a último momento, y además con modificaciones realizadas el mismo día en que supuestamente apareció, tal como lo determinó en sus pericias el perito informático (Luis) Raqueblave.

“Los relatos que no son verdad, luego necesitan mucho esfuerzo para acomodarse”, dijo en alusión a la teoría del caso del defensor Lagos. Agregó: el imputado puede mentir, pero los jueces también analizan esas mentiras”.

Testimonios

Rivarola también destacó el testimonio del inspector de pesca que por segunda vez detuvo al camión en el puesto de control de Arroyo Verde. Lo consideró como un testigo “confiable” que dio cuenta en detalle acerca de la insistencia de Pala para que el camión continúe su marcha hacia el norte del País. “Ese inspector de la misma Secretaría de Pesca se negó a que el camión siga circulando y hasta puso a disposición de Pala su renuncia”, destacó Rivarola.

El camión regresó supuestamente a Puerto Madryn, hasta que nuevamente horas después siguió viaje hacia el norte por la ruta nacional 3. “Pala fue el único que fue hasta Arroyo Verde. Lo marcan las comunicaciones y los movimientos de su teléfono celular que registraron las antenas de las empresas de telefonía móvil”, dijo Rivarola

Destacó también como muy importante en el debate las declaraciones de Guillermo Meoqui y Adrián Awstin.

“Si Meoqui estaba interesado en que el camión siga hacia el norte, no se entiende por qué lo siguió desde Rawson con su chofer Lema, por la ruta 7 desde su salida en el barrio Parque Gregorio Mayo. Es ilógico y no sería coherente”, dijo Rivarola en alusión a la teoría del caso del defensor Lagos.

“Una cama”

Antes de los alegatos el mismo Pala habló ante los jueces y se auto referenció como “el inspector de Pesca que más toneladas secuestró”. Consideró como “paradójico” estar en esa situación judicial luego de haber capacitado en aspectos de control y fiscalización a personal de Gendarmería, Policía Aeroportuaria, Agencia Provincial de Seguridad Vial, de la Dirección General de Rentas, entre otros.

Para el defensor Lagos se trató de una “cama” que por razones laborales le hicieron a Pala. Antes había destacado la importancia, en cantidad de toneladas de productos de pesca secuestrados por su cliente en cumplimiento de su “compromiso con la Secretaría de Pesca” por las tareas de fiscalización y control.

Siguiendo esta línea argumental, en su alegato el defensor dio cuenta de operativos de prensa “a cambio de pautas publicitarias en los medios”, huelgas que le hicieron a Pala los inspectores de pesca, la enemistad con uno de ellos específicamente, cuya firma adulterada figuraba en parte de la documentación falsificada con la que circulaba el camión.

“Dos veces Awstin lo quiso echar”, dijo Lagos en alusión a quien cumplía las funciones de secretario de Pesca de la Provincia al momento de los hechos y denunciante además del caso. “Algo raro hay. Pero esto no alcanza para imputar a una persona”, agregó en otra parte de su alegato.

Destacó que “Pala fue un perejil, al que necesitaban sacar del cargo, por eso le inventaron esto y también lo de las amenazas con las balas, causa en la que fue sobreseído”, expresó.

También destacó en su exposición que “existieron influencias políticas sobre la Justicia” y que “hubo una activa participación de los medios. Si no fuera por ello, lo ocurrido no hubiese llegado a los estrados judiciales. Repercutió tanto en los medios, que entonces algo había que hacer”, manifestó. Fuente: MPF Of. Rawson

Te puede interesar
Últimas noticias