viernes 20 de mayo de 2022
1.9ºc Comodoro Rivadavia

Landrú, un imprescindible de la cultura argentina

A 99 años del nacimiento de Juan Carlos Colombres, conocido popularmente como Landrú, recordamos al dibujante y guionista argentino.
domingo 23 de enero de 2022
Landrú, un imprescindible de la cultura argentina

El 19 de enero de 1923 nació en la ciudad de Buenos Aires Juan Carlos Colombres, pionero del humor gráfico argentino quien en 1947 comenzó a firmar sus trabajos con el seudónimo de Landrú.

El dibujante adoptó el seudónimo por su parecido físico al criminal francés Henri Désiré Landru -ejecutado el mismo día de su nacimiento- para eludir la censura y por recomendación de su colega Jorge Palacio, conocido como Faruk.

El amor por el dibujo lo descubrió a temprana edad, cuando creó su primera historieta al comenzar la escuela primaria. Pasión que siguió desarrollando en su adolescencia, ilustrando la biblia apócrifa Génesis Novísimo con solo 16 años. Allí recreó su propia visión sobre la formación de la Tierra y el origen de la humanidad en un simple cuaderno espiralado.

En 1943 Landrú inició la carrera de Arquitectura, abandonando los estudios dos años más tarde tras ingresar a la revista Don Fulgencio. Al año siguiente se sumaron otras colaboraciones como dibujante humorístico en las revistas Cascabel, Rico Tipo, Vea y Lea y El Hogar. Y también contrajo matrimonio con Margarita Michel Frías.

En 1957 Landrú se convierte en el primer libretista del cómico político Tato Bores, además de fundar la célebre revista Tía Vicenta con una tirada de 50 mil ejemplares. La redacción de este semanario reunió el talento de Quino, Garaycochea, Basurto, Faruk y César Bruto, entre otros. La publicación estuvo en la mira del dictador Juan Carlos Onganía, quien la clausuró en 1966. Tiempo después fue reeditada con el nombre de María Belén y luego como suplemento del diario El Mundo que por ello aumentó sus ventas en 100 mil ejemplares. Y en 1977 reapareció fugazmente otra vez como Tía Vicenta.

Además Landrú formó parte del grupo musical Jacinto W y los Tururú Serenaders junto a Santos Lipesker, y en 1959 conoció a Walt Disney al ser invitado a viajar a Estados Unidos por el Departamento de Estado de ese país.

 

“En 1957 Landrú se convierte en el primer libretista del cómico político Tato Bores, además de fundar la célebre revista Tía Vicenta con una tirada de 50 mil ejemplares”.

 

Como guionista participó de los programas televisivos El profesor Gagliostro; Buenos días mediodías; Tía Vicenta, Los caballeros de la junta redonda, y de los ciclos radiales La cabalgata del disparate; El señor Porcel; María Belén y su discoteca y Horóscopo serio. En 1968 abre la revista Tío Landrú, y años más tarde colabora en las revistas semanales de los diarios La Nación y Clarín hasta el año 2007.

Entre tantos reconocimientos que tuvo en vida, Landrú recibió en tres oportunidades la Medalla de Oro de la Asociación Argentina de Dibujantes (1948, 1954 y 1971); el premio Argentores (1963); el premio Konex en la categoría humor gráfico (1982); fue nombrado miembro de número en la Academia Nacional de Periodismo (1992) y Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires (2003); y en 2015 se inauguró la estatua de Tía Vicenta en el Paseo de la Historieta.

A su vez publicó los libros Landrú se fue a la guerra (1964); Las clases magistrales de Landrú (1972); La razón de mi tía (1988); El humor privatizado (1990); Landrú por Landrú (1993) y Landrú, el que no se ríe es un maleducado (2014).

Landrú falleció el 6 de julio de 2017 a los 94 años de edad y tres años antes de su partida sus familiares inauguraron la Fundación Landrú para rescatar, recrear y difundir su obra, imprescindible para nuestra cultura.

Te puede interesar
Últimas noticias