sábado 27 de noviembre de 2021
16.8ºc Comodoro Rivadavia

Torneo Regional Amateur

Práctico y contundente: La C.A.I. le ganó a Huracán en el estadio

La Comisión de Actividades Infantiles superó por 3-1 a Huracán, en un juego correspondiente a la segunda fecha del Torneo Regional Amateur. Joaquín Abarzúa, Gastón Monserrat y Agustín Jara, anotaron para el "Azzurro"; descontó José Chacón, de penal, para el Globo. El domingo, Newbery-C.A.I.
jueves 25 de noviembre de 2021
Práctico y contundente: La C.A.I. le ganó a Huracán en el estadio
Joaquín Abarzúa empuja el esférico al gol, a pesar del esfuerzo de Juan Ivanoff. Fue el primer gol de partido.
Joaquín Abarzúa empuja el esférico al gol, a pesar del esfuerzo de Juan Ivanoff. Fue el primer gol de partido.

Bien terminante. Así fue la victoria de la C.A.I. ante Huracán. El "Azzurro" justificó el triunfo a partir de una superioridad que construyó desde el inicio. Fue compacto en el fondo, versátil en la mitad de la cancha y contundente en los últimos metros.

Es más, cuando el partido quedó 3-0, daba la sensación que el juego podría ampliar la diferencia. Sucedía que la firmeza del "Azzurro" era contraste a la indefinición de Huracán. Fue el momento en el que se acentuaron las diferencias entre un equipo que tenía estudiado el libreto y otro al que le costaba interpretar lo que debía hacer en el campo.

La velocidad en la transición del centro del campo también se hizo notar. El cambio de ritmo fue el necesario en la C.A.I. para diferenciarse de la monotonía que exponía Huracán.

Justo en el cuarto de hora, una combinación precisa por la banda derecha entre Germán Martínez y Nicolás Chávez, derivó en un centro del "Colo" que Santiago Vargas no pudo conectar en el primer vértice del área chica, pero en el segundo palo apareció Joaquín Abarzúa para abrir la cuenta.

El gol incidió verticalmente en lo anímico. La C.A.I. potenció lo que insinuaba desde el comienzo, mientras que a Huracán le empezó a pesar el desarrollo del juego.

Para el Globo los caminos hacia Darío Iturrioz parecían dinamitados. No encontraba la manera de hilvanar alguna combinación que lo arrime al empate. La última línea del "Azzurro" respondía con suficiencia, más allá que la poca exigencia del Globo, no reclamaba esfuerzos encomiables.

Jeremías Asencio intento maniobrar entre tres rivales. El atacante volvió al club de sus amores pero no gravito.

En el complemento, la necesidad de revertir la historia presagiaba un Huracán más revulsivo, con el ímpetu de quien sabe que no queda otra alternativa que desacomodar la prolija estantería del rival.

Pero la C.A.I. primereó y agudizó el presente del “Globo”. La jugada fue casi como un dejavu de la apertura. Desborde por la derecha de Agustín Jara, el primer centro lo intercepta Maximiliano Biasussi, pero la pelota le vuelve a quedar a Jara. Centro bajo, Joaquín Abarzúa que no logra definir en el primer palo, pero aparece por el segundo el olfato goleador de Gastón Monserrat para marcar el 2-0.

Apenas iban dos minutos y sobre los diez, llegó el tercer impacto. Monserrat le aplicó la experiencia a la indecisión de Juan Ivanoff para cerrar sobre el costado derecho. El delantero ganó con oficio y asistió a Agustín Jara por la calle central. El volante ofensivo definió, David Robles tapó, pero el rebote le quedó otra vez a Jara para establecer el 3-0.

De inmediato, Villarroel mandó a la cancha a Brian Vega y Víctor Cabello. La variante le otorgó un cambio sustancial al Globo. Porque los ingresados -especialmente Cabello- le agregaron actitud a la monotonía ofensiva del Globo. No había elaboración pulida, pero si una predisposición a cambiar lo que iba derecho a una derrota por más diferencias.

El contragolpe se convirtió en sistema para la C.A.I., mientras que Huracán apeló al carácter para remontar lo que se hacía una mochila cada vez más pesada.

Promediaba la segunda fracción y Víctor Cabello recibe sobre la izquierda. En el mano a mano con Fausto Viegas quiere enganchar hacia adentro ya en el área, la pelota rebota y da en el brazo izquierdo de Fausto Viegas. El penal lo ejecuta José Chacón para reducir la diferencia.

En ese lapso fue el mejor momento del Globo. Porque si bien se expuso al cachetazo de la contra, desarmó la estructura defensiva de la C.A.I. Pero no pudo ser preciso para elegir la mejor opción cuando cruzaba la cancha. Entonces, los intentos morían antes de convertirse en reales situaciones como para arrimarse al empate.

La C.A.I. se preocupó por cerrar los espacios y defendió el 3-1 con mucho compromiso. Por eso festejó bastante en el final del juego, porque le demandó bastante esfuerzo doblegar al Globo.

Y Huracán… Se cargó de nuevos interrogantes que se agregan a los que vivenció en el clásico del fin de semana. Le quedan dos partidos y un saldo negativo que limita sus posibilidades de acceder a la ronda siguiente.

Te puede interesar
Últimas noticias