sábado 25 de septiembre de 2021
19.9ºc Comodoro Rivadavia

El imputado tiene otras condenas

María Ojeda Corbett murió por asfixia posicional

viernes 30 de julio de 2021
María Ojeda Corbett murió por asfixia posicional

Imputaron por homicidio en ocasión de robo al detenido por el homicidio de María Ojeda Corbett y dictaron su prisión preventiva por el término de seis meses. La mujer falleció el sábado en su domicilio de barrio Máximo Abásolo por asfixia posicional luego de ser atada y amordazada.

En los tribunales judiciales de barrio Roca, ayer se realizó la audiencia de control de detención de Leonardo Sebastián Rodríguez (30) y apertura de investigación por el delito de homicidio en ocasión de robo que tuvo como víctima a María Ojeda Corbett (81) quien fue hallada sin vida en su domicilio del barrio Máximo Abásolo el último 24 de julio a las 10:30.

La audiencia estuvo presidida por el juez penal Miguel Ángel Caviglia de manera remota; por la fiscalía estuvieron presentes el fiscal general Cristian Olazábal y el funcionario de fiscalía Maximiliano Morsucci, y el imputado estuvo representado por Lucía Pettinari y Vanesa Vera, ambas defensoras públicas.

En primera instancia la fiscalía relató que el 23 de julio siendo las 19:05 aproximadamente, Rodríguez trepó el paredón del domicilio sito en calle Huergo al 4.580, ingresando sin llaves a la vivienda de sus primos ubicada en la parte trasera donde no había ocupantes y tomó unos cordones negros, después se dirigió al frente y golpeó la puerta del domicilio allí ubicado donde fue atendido por la víctima a quien redujo y le ató ambas manos detrás de la espalda con los cordones negros, colocó una media azul en su boca con tanta fuerza que le provocó la pérdida de una pieza dentaria y realizó un torniquete hecho con un trozo de un chaleco y la dejó boca abajo sobre el suelo impedida de poder movilizarse y respirar.

Posteriormente -continúa el relato fiscal- revolvió los cajones, carteras y elementos del interior sustrayendo entre 5 y 10 mil pesos dejando a la mujer atada y escapó por calle Cafrune; a raíz de ello la mujer muere por asfixia posicional y fue encontrada sin vida el 24 de julio por una vecina.

Así calificó el hecho provisoriamente como homicidio en ocasión de robo, solicitando el plazo de investigación de seis meses.

Respecto a las circunstancias de aprehensión indicaron que la División Policial de Investigaciones revisó pesquisas para dar con el paradero de Rodríguez estableciendo que amigos residían en la zona alta de barrio Pietrobelli, disponiendo una consigna y el 27 observaron salir a las dos personas propietarias y un tercero con las características del sindicado como autor quien escapó hacia el cerro, disponiendo operativo cerrojo pero finalmente fue encontrado escondido en un zanjón procediendo a su detención.

De igual forma, precisaron que una cámara de seguridad juntamente está direccionada hacia la vivienda donde tuvo lugar el crimen donde se constató que cerca de las 19 el imputado ingresó al domicilio de la mujer quien lo dejó entrar ya que lo conocía, permanece por 23 minutos hasta que se da a la fuga. Incluso previo al hecho Rodríguez concurrió hacia la terminal de colectivos donde su primo subió a una unidad para concurrir a barrio Saavedra tal como previamente lo había hecho su hermano pero de acuerdo al relato de testigos Rodríguez indicó que iría al centro en línea 1 pero finalmente no lo hizo y volvió a la vivienda donde cometió el ilícito.

Entre los datos informáticos mencionaron que recuperaron mensajes del imputado a su tía mencionando que se quería ir pero que tenía 10 mil pesos y el pasaje costaba 13 mil, así como le solicitaba zapatillas, una remera y campera de abrigo ya que los había quemado.

Consultado sobre el hecho dijo que ya estaba “jugado” que no podía caer en cana, que no la había golpeado a la víctima y que confiaba que Dios lo iba a ayudar a salir de esta situación.

Además, tres días antes del crimen la Comisaría Séptima tomó intervención por ruidos molestos dado que la víctima se quejó que sus inquilinos estaban con música alta y consumiendo bebidas siendo allí identificados el imputado y sus primos. Rodríguez es oriundo de Mendoza y estaba en situación de calle, hace unos cuatro días estaba conviviendo con sus primos, por ello la víctima lo conocía.

Teniendo en cuenta que era reincidente y contaba con condenas cumplidas en Mendoza y la Pampa, así como la falta de arraigo solicitaron seis meses de prisión preventiva. Indicando que fue un hecho planificado y el accionar contra la mujer fue innecesario por su contextura física.

Por su parte desde la defensa no objetaron la construcción del hecho ni calificación escogida pero sí peticionaron que sea trasladado a Mendoza ya que no cuenta con familiares en la ciudad que pudieran asistirlo en caso de necesitar elementos, incluso desde la propia defensa le brindaron elementos de higiene.

Ante todo lo expuesto, el juez formalizó la apertura de investigación por el hecho planteado desde la defensa dictando un plazo de investigación por seis meses e igual plazo de prisión preventiva para el imputado.

Te puede interesar
Últimas noticias