martes 3 de agosto de 2021
8.9ºc Comodoro Rivadavia

"Gonzalito", una enciclopedia del periodismo deportivo y creador de "El Globito Comodorense"

miércoles 26 de mayo de 2021
"Gonzalito", una enciclopedia del periodismo deportivo y creador de "El Globito Comodorense"

"Quería que se refleje la representación que tenía Comodoro en el deporte y por dos años se convirtió en un clásico de la ciudad", dijo Juan Alberto González.



En 1975 salió a la luz "El Globito Comodorense", una revista que reflejaba no sólo la actualidad del Club Atlético Huracán, sino que además reflejaba buena parte de los acontecimientos deportivos en la ciudad y la región. Su creador fue Juan Alberto González, quien fue bautizado "Gonzalito" para diferenciarse de un nombre decididamente frecuente.

"Quería que se refleje la representación que tenía Comodoro en el deporte y por dos años se convirtió en un clásico de la ciudad", dijo el periodista deportivo.

Nació hace 82 años en La Tranquera, un barrio de Diadema Argentina. Por eso se autoproclama decididamente bien comodorense y se nota mucho cuando se expresa, porque lo hace en forma visceral, denotando un sentido de pertenencia muy particular.

Va hilvanando historias, relatos, anécdotas…, repasa nombres de la vieja guardia del periodismo deportivo. De las proezas para llevar un relato desde cualquier punto del país hasta la audiencia comodorense, sacar fotos que luego se reflejarían en la revista mensual, tomar imágenes para Canal 9, la única señal televisiva de aquellos tiempos setentosos. La odisea en los momentos de pasar información para los diarios de los ’70.

Maneja los tiempos de la charla, y cuando se instala en un recuerdo, quiere mencionarlo con detalles, como para que el receptor asimile bien lo que quiere transmitir. Gesticula y muchas veces reafirma sus conceptos con la mirada. A veces se le humedecen los ojos, se emociona, palpita sus vivencias, agradece haberlas disfrutado y las atesora.

"Me gustaría acordarme de todos, pero a veces la memoria me traiciona. La verdad que viví momentos muy lindos a través del periodismo deportivo. Me hizo conocer lugares que de otra manera no hubiera podido. El deporte me llevó a provincias del norte, a Buenos Aires, al sur, a todos lados. ¿Cómo no voy a querer al periodismo deportivo?. Me acompañó en muchos de los mejores años de mi vida", dice "Gonzalito".

La distinción de su apelativo se la otorga a Mario José Bladilo, el timón de Excelsior, aquella agencia de publicidad, pionera en la ciudad. "Una vez me dijo, tu nombre es muy común, Juan González hay un montón. Mejor te decimos Gonzalito y finalmente, así quedó. Ese hombre fue un visionario en muchas cosas, especialmente en lo radial. Uno de los maestros de toda una generación de trabajadores radiales. A mí, no sólo me enseñó a expresarme como correspondía, sino también a manejarme en el medio", señaló.

"Nombres como el de Carlos Omar, José Andrés Chicha, Juan Carlos Negri, Ricardo Astete, Dick Almonacid, Dante Lazarini, Alfredo Sadhi, Alberto Sedán, son los que marcaron un camino en el periodismo radial y televisivo. Como también lo hicieron Lalo Alvarez, Ramón Rosa Saldaño, Braulio Ruiz, en los inicios de los diarios Crónica y El Patagónico. También en el Diario El Chubut, que se editó poco más de un año en Comodoro", recordó.

“Yo considero que el auténtico diario de la ciudad siempre fue Crónica. Se hizo por y para el pueblo. Era la voz de la gente. Muy visionarios tanto Beroiza como Zamit y un gran recuerdo para un grande como Don Braulio Ruiz. También pasó con LU4 que era la única radio y Canal 9, la única señal de TV. Todo estaba muy concentrado y para ser parte de ese mundo había que hacer mucho mérito. Por eso siempre trataba de aprender algo más cada día”, recordó.



El nacimiento de “El Globito Comodoronse” fue una inquietud que se basó en el momento que pasaba el futbol de Comodoro con la participación de Huracán en varios torneos Regionales y especialmente en aquel Nacional de 1976. “Fue un momento muy especial para el deporte de Comodoro y particularmente para el futbol. La gente tuvo la posibilidad de ver a equipos de la Primera División del futbol argentino y llenaba la cancha de Huracán”.

Habla de su creación como si fuera un hijo más, “la verdad que amaba esa revista. Fue algo que me movilizó mucho, hasta hacíamos fiestas cuando se cumplía un aniversario y eran invitados deportistas, dirigentes, colegas y autoridades de la ciudad. Amo esa creación porque fue hecha a pulmón, a veces poniendo plata del bolsillo para que pudiera salir cada mes, pero una alegría cuando la veía plasmada en el papel”.

“Sé que muchos recuerdan esas publicaciones que fueron 36 números y que lamentablemente no me quedó una colección completa. Tenía hasta encuadernadas que iba regalando a colegas y amigos, pero una última que tenía, se fue en algún préstamo y no volvió más. Es un desafío para mí, poder completar esa colección. Voy a intentarlo”, prometió.

“En esas páginas está gran parte de la vida de mi familia, porque le dediqué mucho tiempo, junto a mi esposa, para que saliera adelante. Hoy veo los números discontinuos que me quedaron y cuando voy repasando, siempre cae alguna lágrima en sus páginas”, concluyó.

“Mi esposa, sustento de todo”


_ “Incide muchísimo la compañera que uno tiene en la vida, para poder hacer lo que después se convierte en vocación. Mi señora, Rosa, fue y es el sustento de todo. Tuvimos cinco hijos que se formaron con los valores que ella fue inculcando”.

_ “Recuerdo lo que ella se esforzaba para que “El Globito” salga cada mes. Me ayudaba con ir a buscar las fotos y todo lo que hiciera falta en ese momento. Me sostenía en los tiempos que la revista no tenía rédito alguno. Siempre entendió que se trataba de mi pasión por hacer algo así. Fue como darle respaldo a otro hijo más. Eternamente agradecido con mi compañera de la vida”.

_ “Nos esforzamos mucho en esta vida para tratar de progresar. Tuvimos buenas épocas y otras muy malas. Siempre tratando de salir adelante. Hoy, la verdad, me duele mucho mi país. La corrupción nos atrapó en todos los sentidos. Se demuestra en esta pandemia, en la que la vacuna llega a gente que tiene vinculación con el poder, antes de asistir a la gente que realmente la necesita”.

“Amé mi primer auto, un Citroen 2CV”


_ “En aquellos tiempos todo era muy a pulmón, andaba por las canchas en mi Citroen 2CV a todos lados. Me llevaba kilómetros y kilómetros con 2 mangos. De otra manera no podía manejarme por diferentes lugares. Lo fundí dos veces”.

_ “Recuerdo que me grababa con un pequeño aparatito que me ayudaron a comprar. Después, en mi casa, me escuchaba y me quería matar. Notaba un montón de errores para expresarme y así fue corrigiendo poco a poco”.

_ “Hoy veo que la tecnología es diferente. Con un teléfono podés hacer de todo. Antes, me acuerdo, para hacer una transmisión tenías que tirar metros y metros de cables y más de una vez, pasó de tomar corriente de una casa que estaba cerca de una cancha, sólo tirando un montón de cables”.

Cinco hijos, doce nietos


Juan Alberto González junto a Rosa Pfoh tuvieron cinco hijos, Adriana, quien hoy está radicada en España; Alejandro, Silvia (falleció hace un año), Natalia y Darío.

La familia se prolonga con doce nietos, Paula y Emiliano (hijos de Adriana), Melina y Franco (de Silvia), Federico, Matías y Bruno (de Alejandro), Francisco, Nazarena, Sandino y León (de Natalia) y Benjamín (de Darío)

_ “Mucho orgullo de mis hijos e hijas. Nos afectó mucho a mi señora y a mí, el maldito cáncer que se llevó a Silvia y también que nuestra hija mayor y su familia se tuviera que ir a España para buscar un mejor porvenir”.

_ “Mis dos hijos son arqueros y Natalia también tiene su desarrollo profesional en la parte educativa. Y mis nietos…, mis nietos son mi vida”.

El día que Diego enfrentó a Huracán


_ “Con sólo 16 años, el pibito de rulos hizo desastres cuando entró en el segundo tiempo. No había manera de pararlo, parecía que volaba adentro de la cancha. Nosotros transmitimos el partido y recuerdo que se metía por todos lados, siempre con la pelota pegada a la zurda”.

_ “Había un número 11 que lo acompañaba (Morel) y entre los dos le ganaron el partido a Huracán cuando jugaron en Buenos Aires. Un fenómeno que se distinguía apenas tocaba la pelota”.

_ “Messi lo veo, es un fenómeno, pero no tiene ese ángel que Maradona ya mostraba con poquita edad. Una lástima la manera que terminó el mejor jugador de la historia”.

Te puede interesar
Últimas noticias