martes 27 de septiembre de 2022
8.9ºc Comodoro Rivadavia

“Estoy rota, pero de pie” dijo la viuda de ‘Tino’ John, el ruralista de Las Golondrinas asesinado por un efectivo policial del GEOP

La mujer dialogó con Crónica y habló de “una cadena de errores y omisiones bastante elocuente y grave”, entre otras cosas
domingo 07 de agosto de 2022
“Estoy rota, pero de pie” dijo la viuda de ‘Tino’ John, el ruralista de Las Golondrinas asesinado por un efectivo policial del GEOP
Foto de archivo
Foto de archivo

Trelew (Agencia) Hace más de un año que el caso “Tino” John está ´cajoneado´ y pese a que muchas organizaciones de Derechos Humanos del país piden que se investigue qué fue lo que pasó, los fiscales que dependen del procurador Jorge Miquelarena hacen oídos sordos. ¿Por qué la causa penal no se ha abierto todavía, qué se está encubriendo, qué se protege?

La viuda de Alejandro ´Tino´ John cree que en el crimen de su marido cometido por un policía del GEOP en el paraje Las Golondrinas de la comarca andina chubutense “hay una cadena de errores y omisiones muy grave”. Y el sentido común le da la razón a la mujer, porque por algo el fiscal a un año y dos meses de ocurrida la muerte no se expide sobre si se trató de un caso de “gatillo fácil” o no, y se resiste a pedir que se abra una causa penal.
Los entendidos especulan que si se habilitara una investigación judicial, no solo el policía que mató a John de un tiro en la cabeza en un confuso operativo tendría que estar sentado en “el banquillo de los acusados”, sino que también debería estar con él el ministro de Seguridad que estaba en ese entonces (Federico Massoni) y que sin realizar una investigación interna defendió el accionar del GEOP, destacándolo inclusive, y los miembros de la Jefatura de Policía que en esos días se dedicaron a darle a la prensa versiones del hecho que después se comprobaron que habían sido mentirosas, falaces; haciéndola a la víctima responsable de su propia muerte.
En estos días, según la viuda del productor asesinado, el jefe de todos los fiscales de la provincia Jorge Miquelarena ha recibido una nota en mano de las organizaciones de Derechos Humanos de provincia y Nación en la que le exigirían que se investigue el caso John y que la muerte de este hombre no quede impune.
A Tino John –que padecía un problema psiquiátrico- lo mataron el 27 de mayo del año pasado en su propio domicilio. Estaba armado con un rifle y se le introdujeron veinte efectivos del GEOP que deberían haber tenido la misión de desarmarlo y trasladarlo con vida a un hospital, pero hicieron todo lo contrario: uno de ellos abrió fuego y de un certero disparo en el medio de la frente lo asesino.
La única testigo de ese hecho fue la mujer de la víctima –a quien en vez de pedirle que colaborara en el procedimiento la ataron con precintos para evitar que se interpusiera en lo que terminó en un crimen.
¿Fue un caso de gatillo fácil? Todavía, un año después, el fiscal que tiene la misión de investigarlo no lo sabe.
Claudia Costa Bass, la viuda de “Tino” John, habló con Crónica en las últimas horas y al asegurar que no descansará hasta que la muerte de su marido tenga al responsable tras las rejas confesó: “Estoy rota, pero de pie”.
A continuación los pasajes más sobresalientes de ese diálogo.
-Llama la atención que teniendo individualizada a la persona que le disparó a su marido y al arma que utilizó, haya pasado más de un año y todavía no se haya hecho la audiencia para abrir la investigación judicial, con la que se debería establecer si el procedimiento estuvo bien o mal hecho.
-Yo contraté a un perito privado, el licenciado Enrique Prueger y en octubre (del año pasado) presentó la pericia. Lo contacté el día 29 de mayo, a Tino lo habían asesinado el 27… Sin palabras ¿no? Pero a mí ni a mi abogado nos ha comunicado el por qué teniendo todo eso la fiscalía está estudiando todavía si el asesinato de Tino merece ser investigado o no. Esto es gravísimo, para mí, pero es la posición que tienen.

-No son pocos los que creen que acá, más allá de un asesinato lo que hay que investigar es si ha sido un caso de ´gatillo fácil´.
-Yo creo que sí. Y muchas otras cosas. Pero por lo que entiendo, y no soy abogada, es que la Fiscalía tiene que abrir la investigación…

-Y no lo ha hecho todavía. ¿Ustedes no están en condiciones de pedir el apartamiento del fiscal y de ir ante un juez a pedirle que abra él la investigación?
-El pedido de que se aparte el fiscal y todos los que intervinieron ahí, y que el caso sea investigado por otra fuerza se hizo el 31 de mayo con un grupo bastante grande de vecinos en El Hoyo y se envió al Consejo de la Magistratura, al gobernador (Mariano) Arcioni, y al Superior Tribunal de Justicia y hasta el momento “0”; nada. Nada.
Yo le escribí a todo el mundo, me faltó el Papa. Le aseguro: a todo el mundo, y reaccionaron solo dos senadores, Ignacio Torres y Edith Terenzi. A ellos les interesó y prepararon un proyecto para que el Senado me reciba en la Comisión de Derechos Humanos; eso se ingresó el 29 de diciembre y recién se pudo presentar en el recinto en febrero, pero la Comisión de Derechos Humanos recién se conformó hace poco.

“Vivo en un gueto que se llama Chubut”

-La Secretaria de Derechos Humanos a través de la Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional, también está acompañando todo y creo que van a hacer el pedido para que la causa se abra. Y también tengo el acompañamiento de las Organizaciones de Derechos Humanos que le han entregado en mano a (Jorge) Miquelarena (procurador General, jefe de los fiscales) la petición de que se abra el caso, las Organizaciones de Derechos Humanos de la provincia y la nacional se van a presentar como querellantes y está todo el mundo pidiendo, desde el lugar que pueden, (que se abra la causa).

-Y ante esta realidad que usted describe, ¿no estarían en condiciones de denunciar un caso de privación de Justicia? ¿Lo ha charlado con su abogado?
-No lo he hablado todavía (...) Mientras tanto, el policía sigue trabajando como si nada hubiera pasado y todos los efectivos que formaron parte del procedimiento también. Yo siempre comento que el dolor irreparable me da a veces cuando hablo metáforas muy especiales o irónicas también, y pido disculpas por eso pero es mi forma de expresarme, tratando de no herir a nadie. Cuando estuve en Diputados en mayo, había tristemente muchísimos familiares de víctimas en el lugar en donde nos reunieron por el Día de la Violencia Institucional y cuando conté el caso de Tino dije: ´Yo vivo en un gueto que se llama Chubut, en donde los del poder político, judicial y policial son uno. Crucé el Muro de Berlín para venir a pedirle ayuda a ustedes´
Esa es mi mirada y creo que tengo fundamentos para decirlo; con todo este vía crucis que ya lleva un año y dos meses en el que todo se sabe y todo se encubre (…) Acá hay una cadena de errores y omisiones bastante elocuente y grave.
Según Claudia Costa Bass, el fiscal del caso, el que debería darle respuestas a ella, a su familia y a toda la ciudadanía sobre lo que pasó cuando mataron a Tino John, cada vez que lo van a ver para que los reciba “o está de vacaciones o se encuentra ocupado”. Parece que las presiones que recibe son para que archive el expediente en un hecho que originaría otro interrogante: ¿a quién o quiénes se está protegiendo?

Te puede interesar
Últimas noticias