sábado 31 de julio de 2021
10.9ºc Comodoro Rivadavia

Brugna: “La escuela abierta no promueve un brote epidémico”

lunes 03 de mayo de 2021
Brugna: “La escuela abierta no promueve un brote epidémico”

El experimentado médico infectólogo brindó una entrevista a Crónica y se refirió a algunos temas de importancia en materia epidemiológica para Comodoro Rivadavia y Chubut.

Algo crítico con la actual situación que enfrenta el país, el profesional de la salud advirtió que todavía la segunda ola de contagios no se hizo sentir de lleno en la provincia del sur argentino, pero dejó entrever que, tarde o temprano la cantidad de casos del virus se incrementará. Además, se refirió a la campaña de vacunación y la llamada “inmunidad de rebaño”, un objetivo sanitario que muchos países se propusieron con la llegada de las vacunas contra el covid.

En primer término, el doctor Jorge Brugna habló sobre las restricciones que implementó días atrás el presidente de la Nación, Alberto Fernández, en la provincia de Buenos Aires, que fueron recibidas con rechazo por distintos sectores que fueron perjudicados en lo económico durante la primera ola de contagios, en el 2020. “Me parece que las situaciones epidemiológicas de los distintos lugares del país son algo que va cambiando, y también cambian las estrategias para prevenir el aumento de los contagios. Claramente estamos en una situación parecida a la del año pasado, en el sentido de que todavía no nos llegó esta ola que arranca en los grandes centros urbanos. Nosotros, siempre que pensamos en estos grandes centros urbanos, pensamos de inmediato en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, lugares en donde hay un número muy importante de casos. En esos lugares se adoptaron las medidas que ya todos conocemos, discutibles o no”, expresó en primer término el reconocido médico infectólogo de la ciudad.

La escuela, un lugar seguro


Durante los últimos días, en Buenos Aires se generó un fuerte debate entre el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes discutieron fuertemente por la medida impulsada por el gobierno nacional de suspender las clases presenciales en los establecimientos escolares. A pesar de ser Buenos Aires una ciudad autónoma, la decisión también la abarcó. Los especialistas coinciden en que los colegios no son un ámbito en donde se generen contagios masivos, y el mismo razonamiento o planteo aplica para los establecimientos gastronómicos. El doctor Jorge Brugna se refirió a este tema y ratificó que las escuelas son un lugar seguro, tanto para adultos como para estudiantes.

“Estadísticamente, lo que demuestran la mayoría de los estudios, es que la escuela abierta no genera un número de casos que promueva la pandemia, que promueva el brote epidémico. En la provincia y en Comodoro han aumentado los casos, pero no tenemos un escenario como el de Capital Federal. En consecuencia, estoy de acuerdo con la decisión tomada por el ministro de Salud y la ministra de Educación, que se hayan puesto de acuerdo para que las clases sigan siendo presenciales. Por lo demás, sigo sosteniendo que la herramienta más valiosa que tenemos para disminuir el impacto de esta segunda ola que viene de los grandes centros urbanos es que nosotros podamos cumplir con las normas básicas que ya conocemos. Usar el barbijo adecuadamente, estar a dos metros de distancia y ventilar los ambientes. Yo diría que estas tres son las más importantes. Como cuarta cosa, lavarse las manos, usar el alcohol en gel o agua y jabón”, sostuvo Brugna respecto a la continuidad de las clases en Chubut y las recomendaciones dadas para mitigar el impacto de la pandemia.

Un experimento para demostrar la seguridad de los colegios


Paso siguiente, el director médico del Centro de Aplicaciones Bionucleares brindó detalles sobre un experimento llevado a cabo en Estados Unidos, con el cual se buscó reforzar el planteo de que las escuelas son un lugar seguro y la actividad allí desarrollada no promueve un brote de contagios. “Suelo comentar con frecuencia esta experiencia, porque demuestra esta cuestión de la eficacia de cumplir con las normas de prevención. Es una investigación que hicieron en un condado de Estado Unidos. Juntaron 17 colegios, nueve secundarios y ocho primarios. Esto representa un total de 5.000 chicos. Además, sumaron al estudio a 600 adultos, entre profesores y porteros. Los protocolos sanitarios se respetaron a rajatabla durante las seis horas que duraban las clases.

Durante tres meses, lo que hicieron fue analizar qué tasa de infección habían tenido los adultos, analizaron cuántas de esas personas, que antes tenían un análisis negativo de covid, se habían infectado. Esto lo compararon con la tasa de infección que había con el resto de los adultos de la comunidad que no iban al colegio. Encontraron que, sobre 5.000 chicos, analizando 17 colegios y 600 adultos, durante tres meses, esos adultos tuvieron un 37 por ciento menos de infección que los adultos de la comunidad”, comentó el infectólogo.

En esta línea de análisis, Jorge Brugna reforzó su idea de que las escuelas son un lugar seguro en base al estudio hecho en Estados Unidos y consideró: “uno podría decir, entonces, que de alguna manera, ir al colegio protege del covid. Ir al colegio o a cualquier otro lugar en el que se cumplan estrictamente las normas de prevención. Es muy interesante esto, no solo porque demuestra que si se hacen las cosas bien, la escuela no es una amenaza, sino también porque, se refuerza esto de que si uno hace las cosas bien, en el resto de los ámbitos en los que nos movemos, sociales o laborales, la chance de infectarnos es muy baja”.

El avance tecnológico fue algo fundamental para lograr la vacuna


Para dar cierre a la entrevista con Crónica, Jorge Brugna se refirió a la rapidez que hubo en todo el mundo para encontrar una vacuna efectiva contra el coronavirus. Muchos destacan que esto fue algo histórico, una experiencia maratónica para el mundo de la medicina. El infectólogo de Comodoro resaltó en este sentido los avances tecnológicos, algo de lo que los distintos laboratorios del mundo se valieron para crear la tan ansiada vacuna.

“Es verdad que el hecho de haber encontrado la vacuna en tan poco tiempo fue algo atípico, pero hay algo muy importante que hay que destacar, el grado de avance tecnológico. Fue algo evidentemente necesario, que nosotros teníamos para buscar esta vacuna. Además, hay que tener en cuenta que se buscó con tanta rapidez por el impacto impensado que tuvo el virus en la salud y la economía de todo el mundo, algo nunca visto”, señaló.

El profesional médico comparó el actual escenario con el de la gripe española, que a comienzos del siglo veinte mató cerca de cincuenta millones de personas: “seguramente, allá por el 1918, hubieran querido tener la tecnología que tenemos ahora, porque la situación lo ameritaba, pero no estaban dadas las condiciones. Ahora, por suerte esto se pudo hacer en un año, y además hay que destacar el desarrollo de plataformas de vacunas muy novedosas, como es la de ARN, que va a dar lugar a una explosión de nuevas alternativas de tratamientos para enfermedades que hasta ahora no tenían tratamiento”.

La cura para el cáncer, ¿algo posible?


Ozlem Tureci, la científica que ideó la vacuna de Pfizer contra el coronavirus, afirmó recientemente que el próximo gran paso en el mundo de la medicina es crear una cura para el cáncer, algo que sin dudas sería recibido con mucho entusiasmo y alegría no solo en el mundo médico, sino a nivel general en la población, teniendo en cuenta la gravedad de esta patología y los miles de muertos que genera anualmente en todo el planeta. El doctor Jorge Brugna fue consultado por este tema y brindó su opinión.

“Hablando puntualmente del cáncer, hay que decir que, si lo tomamos estadísticamente, el cincuenta por ciento de los cánceres se curan, y del otro cincuenta, más de la mitad se controla. Lo que quiero decir es que, cada vez hay medicamentos más novedosos, en cuanto a la forma de tratamiento, es decir, no hablamos de la típica quimioterapia, que destruye células, y entonces también destruye a la persona. Hablamos de medicación que tiene mucha menor toxicidad y daño para las células y mucha mayor eficacia”, sostuvo el entrevistado.

Las vacunas ARN, un avance muy notable para la ciencia médica


El director médico del CABIN se refirió a las vacunas ARN, algo novedoso en el mundo de la medicina. Según Brugna, darán un abanico más grande de posibilidades para prevenir enfermedades que históricamente fueron consideradas graves. “Es algo increíble. Una vacuna en donde yo soy capaz de escribir un mensaje en el laboratorio e inyectárselo a una persona, logrando que ese mensaje llegue a una célula en especial, generando un cambio dentro de esa célula, que hace que se generen anticuerpos que me van a defender contra un virus que todavía no le llegó a la persona. Si lo pensamos así, esto es algo extraordinario. Si podemos hacer esto con una vacuna, entonces también podríamos hacerlo para modificar una serie de pasos químicos que se alteran y dan lugar a enfermedades degenerativas, es decir, se abre la puerta en cuanto a posibilidades terapéuticas para prevenir enfermedades que nos aquejan, que generan dolor, sufrimiento y muerte. Ahora, por ejemplo, vienen nuevas variantes del virus, que mutaron y cambiaron un poco su aspecto, y esto hace que las vacunas no sean tan eficaces como con el virus original. La vacuna ARN, lo que permite es cambiar esto, cambiar el mensaje, escribirlo de nuevo y tener en cuenta estas mutaciones para prevenir la enfermedad”, dijo por último el infectólogo.

Te puede interesar
Últimas noticias