miércoles 28 de febrero de 2024
16.9ºc Comodoro Rivadavia

La Asociación Portuguesa cumple 100 años de historia 

jueves 23 de febrero de 2023
La Asociación Portuguesa cumple 100 años de historia 
Sede de la Asociación Portuguesa, ubicada en calle Belgrano 752.
Sede de la Asociación Portuguesa, ubicada en calle Belgrano 752.

En su año centenario, la Asociación Portuguesa de Comodoro Rivadavia organiza una nutrida agenda de actividades destinadas a toda la comunidad. “Queremos hacer honor a nuestros pioneros”, indicaron Carlos Madeira y Daniel Amado, miembros de la institución.

Un 7 de octubre de 1923 se formaba la Asociación Portuguesa de la mano de aquellos pioneros que arribaron a nuestras tierras. “Es un momento oportuno para homenajear a los fundadores y a la innumerable cantidad de portugueses que son los que han forjado esta institución” dijo a Crónica el presidente de la Asociación, Carlos Madeira.

La primera actividad tuvo lugar en el mes de enero con el concurso del logo para usarlo en el presente año. “Participaron cerca de 16 postulantes y hemos definido el logo que nos va a representar a lo largo de todas las actividades tenemos previstas para este año” agregó el dirigente.

En este sentido, se prevé actividades mensuales para este 2023. En el marco del 122 Aniversario de Comodoro Rivadavia, hoy 23 de febrero en la Asociación ubicada en Belgrano 752 a las 17:30 se realizará una muestra de flora autóctona patagónica “De la estepa patagónica al barrocal algarvio” a cargo de Carlos Madeira y Dra. Maria Elena Arce. 

Carlos Madeira y Daniel Amado, miembros de la institución. 

“Aprovechamos este día teniendo en cuenta que la comunidad portuguesa es pionera desde el nacimiento de la ciudad, donde ya había portugueses y sentimos, junto a comunidades hermanas que somos partícipes del desarrollo y crecimiento de Comodoro” señaló.

Asimismo, se inaugurará una muestra pictórica de acuarelas de la luso descendiente Lidia de la Cruz y sus alumnas del Taller Acuarela del Sur. “También habrá una actividad lúdica para nuestros chicos y algunos grandes que se atrevan” añadió. 

Continuando con la agenda de actividades, Daniel Amado explicó que en el mes de marzo tendrá lugar una muestra de fotografías en el marco del Día Internacional de la Mujer. “En realidad todos los años venimos haciendo algo al respecto, pero este año por tratarse del centenario de la Asociación, vamos a hacer referencia al rol de las mujeres que se desempeñaron en la institución” dijo y agregó “vamos a referirnos a las acciones que aportaron ya que es muy importante el rol de ellas, cómo ha transcurrido a través del tiempo y cómo ha ido cambiando” expresó. 

Entre las actividades mensuales, habrá diversas muestras tanto de fotografía como de literatura, “que es algo que acostumbramos a hacer”. Luego, el 10 de junio se celebra el Día de Portugal, “que seguramente a diferencia de otros años, va a ser un poquito más amplia quizás, estamos trabajando en eso”.

También, desde la Asociación ya están planificando actividades para uno de sus grandes festejos, el 5 de octubre, Día de la República de Portugal, donde harán referencia a una gran cantante representante de la cultura de la música del país lusitano, Amalia Rodrígues. “Siempre nos referimos a ella sobre todo porque trascendió en el mundo y debido a eso, el mundo conoció Portugal entonces es una figura muy popular, muy allegada, muy querida” dijo Amado.

Trajes típicos en el Museo del Inmigrante Portugués, ubicado en la sede de la Asociación. 

Cuando los portugueses comenzaron a emigrar para Argentina, Amalia representaba la cercanía a su tierra natal, “por eso los inmigrantes le recuerdan, porque en ese entonces se traían los discos de Amalia en la valija”. 

Finalmente, el 7 de octubre se celebrará el aniversario de la Asociación Portuguesa, en la que se presentará el libro centenario de la institución.  “En la comunidad lo tenemos al Dr. en Historia, Daniel Márquez, que es luso descendiente y conoce muy bien la actividad porque el padre y el abuelo fueron inmigrantes peluqueros. Él se encargará de hacer una recopilación de toda la actividad de la Asociación Portuguesa a lo largo de esos 100 años” dijo Madeira.

Los inicios de la comunidad portuguesa en Comodoro

A principios del siglo pasado, los portugueses salieron a surcar los mares del mundo, con el objetivo de encontrar un futuro mejor. Si bien los registros indican que desde 1902 llegaron los primeros portugueses a estas lejanas tierras de la Patagonia, recién en 1920 comenzaron a instalarse en Comodoro Rivadavia. “Yo me pongo en el lugar de aquellos portugueses que llegaron acá en la década del 20, lejos de su tierra sin conocer las costumbres, sin tener amigos, las comidas, adaptarse a otro idioma, debió ser muy difícil”, dijo Carlos Madeira.  

En aquellos tiempos colmaron estas tierras inmigrantes de múltiples países, que debían aprender el idioma local, conocer la cultura, conseguir un trabajo, en definitiva rearmar un estilo de vida. “El interés era que se pudieran juntar en algún lado para resolver algunos problemas” explicó Amado. 

Primera sede de la Asociación Portuguesa en la calle Belgrano.

Fue así que un 7 de octubre de 1923, nació la Asociación Portuguesa, constituida por aquellos primeros inmigrantes del país lusitano, con el objetivo de brindar una ayuda a los compatriotas a través de la asistencia médica y medicinas y mantener las propias costumbres mediante el festejo de las fechas históricas portuguesas, principalmente el 5 de octubre, Día de la República de Portugal.  

En Comodoro encontraron un lugar donde poder afianzarse y desarrollarse. Vinieron con diversos oficios entre ellos, el tintero, peluquero, zapatero y los relacionados con la pesca. 

Amado, resaltó el hecho de que siempre tuvieron el interés de integrarse a la comunidad comodorense, aportando su granito de arena para el bien común. “El primer portugués que vino fue Sebastián Peral, quien se involucró mucho en la política de la ciudad. Con el tiempo, pudo hacerse de algunos terrenos y propiedades para luego tener su taller de carros, el transporte que se usaba en aquel entonces para transportar la lana” dijo, y destacó: “él estaba muy integrado al desarrollo de la comunidad en general, no sólo de los portugueses. Entonces ese valor fue transmitido a través del tiempo y a través de las generaciones y es así como nosotros tenemos mucho vínculo actualmente con la ciudad”. 

Salón Luso

Por su parte, Madeira también recordó los múltiples encuentros de los portugueses en asados y quintas para recordar las raíces de su Portugal natal. “Me acuerdo que estaba la quinta de Manantiales Behr, donde se juntaban hacían asados, eran encuentros multitudinarios. Nosotros tenemos registro fotográfico del año 34 o 35; tengo una prima que nació en 1928 y ya estaba en esa imagen con 7 u 8 años. Se hacían los famosos picnics. Recuerdo que iban de corbata y sombrero que se usaban en la época. Uno recorriendo las imágenes siempre encuentra un padre, un tío o un primo”.

Según los registros, entre 4.000 y 5.000 portugueses emigraron a Comodoro hasta la década del 60, aunque “es difícil saber el número con exactitud porque no todos se registraron”. 


 El Salón Luso, un ícono de la ciudad 

Ante la cantidad de portugueses que llegaban a estas tierras, los espacios para encontrarse, realizar los festejos y “mitigar saudades” eran realmente acotados. Por lo tanto, en 1946 la Asociación compró el salón de fiestas, que sería el célebre Salón Luso y que marcó rumbos en las fiestas de carnaval en la historia de Comodoro Rivadavia, constituyéndose en el lugar preferido de la ciudad por muchos años. 

“Ese salón es muy conocido en la ciudad porque se hacían bailes de carnaval y todo tipo de carmeses. De todo se hacía, era muy usado. Nosotros festejamos allí nuestras grandes fiestas, sobre todo el 5 de octubre y alguna que otra fiesta”, indicó Amado.

 En la década del 60 la institución tenía la necesidad económica de alquilar el salón para sostener y remodelar el resto de las instalaciones. Durante décadas albergó fiestas de gala, bailes populares, actos culturales, los famosos bailes de Carnaval, romerías, conciertos, actos y ceremonias públicas, noches de teatro, veladas cinematográficas. Actualmente continúan trabajando en las remodelaciones del mítico salón que dejó una huella en la fiesta de Comodoro.  

Por muchos años, el Salón Luso reflejó el alma de las fiestas populares en Comodoro, carnavales, noches de teatro y más. 


La Asociación hoy

El objetivo de la institución actualmente está abocado a mantener las raíces y costumbres de Portugal, siempre manteniendo una estrecha relación con la comunidad comodorense para difundir el patrimonio histórico y cultural. 
“Hemos trabajado en muchos proyectos en conjunto con la Universidad como en concursos literarios, como así también con el curso Uni Verano. Con la Municipalidad hemos trabajado mucho con Turismo para dar a conocer nuestro patrimonio. Ahora estamos desarrollando el proyecto de Punto Lusitano para tratar de recobrar el patrimonio de los portugueses pero fundamentalmente de los habitantes comodorenses en lugares, donde han vivido o han tenido su taller de trabajo o su comercio”.

En este sentido, aquellos edificios de la ciudad están distinguidos con una placa, sumado a un QR donde se puede acceder a más información.“Hicimos la primera etapa con 10 edificios o construcciones y la idea es seguir con distintas etapas reconociendo esos lugares como parte del patrimonio. Algunos de ellos son la Tienda Lisboa, la fábrica de carros y carretas -lugar donde está actualmente el banco Macro-, la peluquería de Márquez, entre otros”.
A su vez, continúan con sus diversos proyectos como su programa radial “Música de Portugal”, que ya lleva más de 30 años en ejecución y que después de la pandemia se transmite por internet; la revista periódica, visitas al Museo de Inmigrante Portugués y diversas actividades abiertas a la comunidad.

 Pero sin duda, uno de los grandes proyectos más valorados de la Asociación Portuguesa es el que nació en 1995 centrado en los viajes a su país querido. “Este programa inició para incentivar a los jóvenes a que tomen contacto más fuerte con el país de sus bisabuelos, abuelos o padres y la verdad que ese incentivo ha dado muy buenos resultados porque es la manera de seguir manteniendo a los jóvenes activos en la Asociación”, dijo Amado.

Detrás de cada viaje, hay un gran esfuerzo por parte de los jóvenes para poder recaudar el dinero y así comprar los pasajes y el vestuario para sus presentaciones. En ese sentido, empiezan con los ensayos en las instalaciones de la Asociación tanto de las danzas portuguesas como también el folclore argentino y el tango para realizar presentaciones en Portugal; realizan comida típica para vender, etc.”.

Tal es el impacto de estos viajes culturales en el país lusitano, que en la ciudad de Loulé, región de Algarve (lugar donde provienen la mayor parte de inmigrantes) inauguraron una plazoleta que lleva el nombre de Comodoro Rivadavia, y en la localidad de Almancil, miembros de la Asociación y el cuerpo de baile fueron partícipes de la colocación del busto de San Martín.

“Estos vínculos no hay que perderlos, por eso aprovecho el medio para convocar a toda la comunidad portuguesa de la ciudad y fundamentalmente a los jóvenes en general que se sumen porque esta institución hoy centenaria, tiene continuidad si los jóvenes nos acompañan, es la única manera de que sobrevivan estas instituciones”, finalizó el presidente de la Asociación.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias