martes 6 de diciembre de 2022
20.9ºc Comodoro Rivadavia

“El comodorazo”

martes 23 de agosto de 2022
“El comodorazo”
Cuatro mil personas se manifiestan contra el aumento de impuestos. Foto: Archivo de Crónica
Cuatro mil personas se manifiestan contra el aumento de impuestos. Foto: Archivo de Crónica

El 15 de septiembre de 1995, se produce en Comodoro Rivadavia una de las manifestaciones populares más importantes de su historia, ya que 4.000 personas marchan por las calles céntricas en repudio al aumento de los impuestos Inmobiliario y Automotor, votado por los concejales justicialistas a instancias del Poder Ejecutivo Municipal.

El polémico proyecto de aumento de las alícuotas había comenzado en diciembre de 1994, impulsado por el entonces secretario de Hacienda, contador Luis Tarrío. Sin embargo, éste no consigue su propósito a lo largo del año siguiente, hasta que se aleja del cargo en septiembre de 1995. Diez días después, los concejales justicialistas, divididos en tres bloques, aprueban el proyecto, que prevé hasta un 100 por ciento de incremento en la alícuota del impuesto Inmobiliario y hasta un 25 por ciento en el Automotor.

Los concejales Héctor Carmelino, Nelly Lagoria, González Pedroso, Gabriel Alvarez y Olga Deforel, quien hace un mea culpa y reconoce que los ediles debieron haber estudiado con anterioridad los aumentos, votan afirmativamente el proyecto remitido por el intendente José Pierángeli.

Los manifestantes rompen la persiana del Concejo de Representantes. Foto: Archivo de Crónica

Desde la oposición, los concejales Roberto Risso, José Gaspar, Elsa Zarcos y César Herrera tratan de refutar los argumentos del oficialismo, mientras que Risso acusa quien asumirá la Intendencia a fines de ese año, Marcelo Guinle, por propiciar la iniciativa.

Al momento de votar, los radicales se retiran, excepto Teresa Ruiz, que ha formado bloque propio y también se opone al aumento, pero permanece en el recinto.

 

Leer también: De homenaje a Pietrobelli a Mercado Regional

 

La respuesta de la ciudadanía no se hace esperar: dos días después de la sesión en que se aprobó el aumento, muchos sectores salen a la calle a manifestarse en repudio a la ordenanza, en una interminable columna que desfilará por las calles céntricas.

“Si Comodoro se hubiera movido así cuando nos privatizaron Y.P.F...”, reflexionan algunos ese día, sabiendo que es tarde para lamentos. De todos modos, ese día al menos se logra el objetivo: el intendente Pierángeli debe vetar el proyecto, quedando así sin efecto el aumento de impuestos. En la segunda mitad de la década, habrá otras movilizaciones en repudio a la desocupación, pero el “comodorazo” será referencia insoslayable de un pueblo que aprendió, un día, que a veces puede hacer oír su voz.

Extraído del libro "Crónicas del Centenario" editado por Diario Crónica en 2001

Te puede interesar
Últimas noticias
Videos con toda la info de Qatar 2022